Los momentos que nos han hecho #reírmuyfuerte en 10 años de Twitter

¿Quién no se acuerda de las lecciones de turismo de Bisbal o del venado de Pérez-Reverte?

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
¿Hay alguna forma de superar el impacto internacional online que consiguió España con el 'Ecce Homo'? Probablemente no
¿Hay alguna forma de superar el impacto internacional online que consiguió España con el 'Ecce Homo'? Probablemente no

Venid, niños, sentaos alrededor del fuego, que os contaré una historia. Hubo un tiempo en que en lugar de indignarnos en Twitter cada día con una cosa diferente, hacíamos chistes. Eso ocurrió antes de que nos cegaran los retuits y los favs, y mucho antes de que las cuentas de Twitter de los partidos políticos discutieran con gifs. Estos son algunos momentos en los que acabamos llorando de la risa.

1. O el venado, o el puto Twitter (con perdón)

Un clásico de Twitter son las diatribas del escritor Arturo Pérez-Reverte. Los domingos por la tarde, en cuanto abre el (ficticio) bar de Lola, el escritor se apoya en la barra y suelta una charla sobre algún tema de actualidad para después contestar a un buen puñado de menciones.

Antes de centrar su actividad los domingos, el sábado 23 de octubre de 2010, Pérez-Reverte criticó a Miguel Ángel Moratinos por llorar tras dejar el Ministerio de Exteriores. También dedicó elogios a Trinidad Jiménez.

La filípica terminó con lo que Delia Rodríguez, en ese momento a cargo del blog de EL PAÍS Trending Topics, calificó como “uno de los mejores tweets de la historia”, dedicado a su cena.

Pérez-Reverte siguió con el tema la misma noche, probablemente animado por su propia ocurrencia, aunque un par de tuits más tarde el adjetivo puto (perdón) ya catalogaba al venado y no a Twitter:

Los huevos de Moratinos y el puto (perdón) venado acabaron dando lugar a los #perezrevertefacts, que a imitación de los Chuck Norris Facts se reían de las excesivas muestras de testosterona de Pérez-Reverte. Fueron 3.700 tuits en un par de días, que en 2010 era un dato bastante alto. Eso sí, el autor tuvo los huevos (perdón) de unirse a la broma, consciente de que ante una ofensiva de este tipo lo peor que puedes hacer es tomártelo a mal.

El propio Pérez-Reverte rescató el asunto del puto venado (perdón) en más ocasiones. Cosa que comprendemos y agradecemos.

 

2. Bisbal y las (poco transitadas) pirámides

Está muy bien que un famoso se solidarice con una causa, ya que puede ayudar a que sea más visible. Pero es conveniente que lo haga informado y con un poco -al menos un poco- de sentido común.

El que quizás le faltó un poco al cantante David Bisbal cuando publicó este mensaje la noche del 31 de enero de 2011, en medio de las revueltas en las calles de Egipto, con miles de manifestantes reclamando un cambio de gobierno.

El cantante borró tanto este tuit como los dos siguientes, en los que acusaba a los tuiteros de no tener nada mejor de hacer: “A ver si se acaba el paro en España y dejáis de tener tanto tiempo libre #turismobisbal”.

Ese hashtag no es casualidad: fue el usado por cientos de tuiteros y, según explicaba Delia Rodríguez en Trending Topic, se convirtió en la etiqueta más popular en todo el mundo durante esa noche y la mañana siguiente. Todo por bromas como estas a costa de su solidaridad con los turistas:

Este episodio es uno de los favoritos de muchos tuiteros de la vieja escuela. Aún se recuerda de tanto en cuando, entre lágrimas de emoción.

 

3. El amigo de Piqué

"El de los cuadros" fue quizás el primer gran meme visual de Twitter. Todo comenzó con una foto que Gerard Piqué colgó en su Facebook y que enlazó en un tuit.

La foto confirmaba la relación entre Piqué y Shakira. Cosa que no le importó a nadie porque todo el mundo se fijó en el tipo de la camisa a cuadros. Lo normal. Ya te cae bien, ¿verdad? Podría ser tu amigo Carlos, el que cada sábado viste la misma camisa (su camisa de salir) y siempre pone la misma pose cuando le hacen una foto.

#eldeloscuadros fue tendencia el 7 de febrero de 2011, casi sin darnos tiempo a recuperarnos de las pirámides de Bisbal.

Por cierto, el de los cuadros es Pipo, un amigo de Piqué con restaurante propio. Sí, lo sé, en tu grupo de amigos también hay un Pipo (o un Pepo, o un Pitu, da lo mismo). Por cierto, Piqué incluso montó un concurso en Twitter para participar en un partido de fútbol con sus amiguetes, incluido, claro, el de los cuadros. Cuatro años más tarde, aún conservaba el hashtag.

 

4. El día que cayó la SGAE (un rato)

El 1 de julio de 2011 los tuiteros se abrazaron entre lágrimas. Como escribía Delia Rodríguez, el sentimiento mayoritario fue de FELICIDAD. Ese día se arrestó a Teddy Bautista y a dos directivos de la SGAE por apropiación indebida y administración fraudulenta. Quedarían en libertad con cargos dos días más tarde.

No se trataba de una simple burla a costa del mal ajeno: la SGAE es una de las instituciones privadas que más odio genera en internet, debido a un ánimo recaudador que la llevó a grabar bodas a escondidas, a pelearse con peluqueros, a quedarse con derechos de canciones anónimas y a cobrar un canon que la Unión Europea declaró ilegal (entre otras grandes hazañas).

 

5. El mensaje de Sergio Ramos al universo

¿Podemos escoger un solo momento de gloria de Sergio Ramos en Twitter? Resulta dificilísimo, así que comenzaremos por un percance deportivo y luego recordaremos algunos de sus mejores tuits.

En abril de 2012, Ramos falló un penalti en la semifinal de la Liga de Campeones frente al Bayern de Munich. Decidió chutar fuerte (muy fuerte) y el balón se fue lejos (muy lejos). Tanto que el cañardazo protagonizó tuits con un hashtag (admitámoslo) nada trabajado: #sergioramos.

No era la primera noche gloriosa del defensa. En 2011 se le cayó la Copa del Rey al suelo, para que después fuera arrollada por el autobús del Real Madrid, y se popularizaron los #sergioramosfacts.

El 26 agosto de 2013, Ramos felicitó a la selección femenina de waterpolo después de ver el partido en Teledeporte. La emisión era en diferido y el partido se había celebrado el 2 de agosto. Al menos la final terminó con el mismo resultado las dos veces que se emitió.

Pero mi tuit favorito de Ramos es este del 8 de agosto de 2012. El futbolista saluda a sus seguidores desde Nueva York. Lo que sucedió después no te sorprenderá, conociendo al campeón del mundo, pero aun así es muy gracioso.

 

6. Nuestro meme más internacional

El Ecce Homo de Borja tiene entrada en la enciclopedia de memes Know Your Meme, donde se nos explica que también se conoce como el “Potato Jesus”. En la página de la Wikipedia en inglés se puede leer que la restauración fallida a cargo de Cecilia Giménez trajo la visita de 40.000 turistas en un año.

Todo comenzó con un artículo publicado en El Heraldo de Aragón el 21 de agosto de 2012, en el que se hablaba de “chapuza” que además compartió en Twitter Álex de la Iglesia. A partir de entonces comenzaron los chistes y montajes en Twitter, muchos de ellos con la etiqueta #eccemono.

Pero la broma no quedó en España: el caso apareció en un hilo de Reddit, se publicaron parodias en el Twitter anglófono y se abrieron cuentas de Tumblr dedicadas a estos montajes. Un blog de Le Monde tituló su entrada dedicada al asunto con un “HOLY SHIT” en mayúsculas que se podría traducir, rebajando un poco el tono, por “madre del amor hermoso”. La obra de Giménez incluso ha inspirado una ópera humorística que busca financiación para estrenarse este año en Estados Unidos.

Las bromas siguen hoy en día: por ejemplo, un grafitero le dedicó en febrero uno de sus murales a David Bowie y volvió a compararse con la obra de Borja. En Inglaterra.

Así que podemos decir, en nombre de todos los españoles, "de nada, internet".

 

7. ¿Kieres salami?

Paula Vázquez quiso compartir con sus seguidores una pequeña mala experiencia: había sufrido un accidente y publicó una fotografía del parte médico. Sin darse cuenta de que en la imagen aparecía su número de teléfono.

Aunque borró el mensaje enseguida, para entonces ya estaba recibiendo llamadas y mensajes de medio Twitter. Mención especial merece el hecho de que apagara el móvil y olvidara que su mensaje del buzón de voz decía: “Hola, soy Paula. No he podido atender el teléfono, así que te dejo otro número...". La presentadora tuvo que dar de baja las dos líneas.

Como explicaba en un tuit, había recibido casi 3.700 llamadas, más de 1.600 sms, 258 mensajes de voz y unos 6.400 mensajes de Whatsapp. Pero lo cierto es que se lo acabó tomando muy bien. Esa misma tarde ya bromeaba con lo que había crecido su número de seguidores y pocos días después siguió con el tema en el programa que presentaba entonces, El número 1. En otro tuit simuló haberse despistado otra vez, pero en realidad había publicado el número de un teléfono que se colocó en el plató y que no dejó de sonar.

 

8. Aguirre a la fuga

El 4 de abril de 2014 tuvo lugar un incidente de circulación que parecía diseñado especialmente para Twitter. Es posible que aún recordemos cuántos centímetros cayó nuestra mandíbula cuando leímos este titular: “Esperanza Aguirre se da a la fuga cuando iba a ser multada en el centro de Madrid”.

Con una gramática que parece obra de alguien que aún seguía asustado por haber estado al borde de la muerte, el parte decía: “Poniéndose la conductora muy nerviosa y bastante alterada, momento en el cual se sube al vehículo y, sin darle la documentación, arranca el mismo y golpea la moto [del otro agente] que se encontraba delante del vehículo, tirándola al suelo”.

Aguirre hizo caso omiso a la patrulla que le ordenó que se detuviera y que salió detrás de ella. Los agentes se pusieron a la altura de su coche y le dieron instrucciones para que se parara. Cosa que la política del PP hizo, pero ya “en el garaje de su casa”. El caso llegó a los juzgados, pero acabó archivándose en enero de 2015. Los tuits de aquella tarde también se archivaron, pero en nuestros corazones.

 

9. El león come gamba

Lo del “león come gamba” nos pilló tan de sorpresa que llamamos a su autor, Alberto Sempere, un joven de 18 años que concursaba en la tercera edición de MasterChef y que preparó el plato con este nombre. "Yo iba a hacer una musaka, pero cuando [Jordi Cruz] me preguntó mi horóscopo, le dije que era leo y me contestó que quería ver un león reflejado en mi cocina, pensé que podía tallarlo en una patata", contó Sempere a nuestra compañera Ana Marcos. "El problema es que más que un león me quedó un gato".

Su creación culinaria fue trending topic durante toda la noche del 14 de abril de 2015 y gran parte de la mañana. El propio Sempere se unió a la broma: "La gente se está portando muy bien, me está sirviendo para sobrellevarlo". Una de las cosas que le hizo más gracia fue que Risto Mejide se cambiara el avatar y se pusiera la patata-león como foto de perfil. Y sí: este plato se comparó con el Ecce Homo.

 

10. No te lo perdonaré jamás, Cayetana Álvarez de Toledo. Jamás

Ahora que han pasado unos meses, seamos sinceros: a nadie le importó la cabalgata de Reyes de Madrid. A nadie que viva más allá de la M-30 y a casi nadie de dentro. Con muy contadas excepciones. Como esta señora, que lo pasó fatal. Menudo sofoco.

Se trata de Cayetana Álvarez de Toledo, exdiputada del Partido Popular y directora del Área Internacional de FAES. Según contábamos en Verne, acusaba directamente a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de haber arruinado la fiesta a su hija de seis años. Carmena le contestó, pero la verdadera respuesta vino en forma de tuits que ironizaban con la exagerada puesta en escena de Álvarez de Toledo, digna del monólogo “a Dios pongo por testigo” en Lo que el viento se llevó.

Álvarez de Toledo se enfadó un poco. Como Bisbal. Pero en lugar de borrar su tuit, escribió un artículo en El Mundo titulado “Jamás, jamás, jamás”. En él relató cómo se tuvo que enfrentar a las “hordas tuiteras” y a los “comandos organizados que alimentan los circuitos del odio sin descanso”. Concluyó con “una de las verdades de nuestro tiempo: Twitter es un vertedero, la tumba de la inteligencia”. A lo mejor tiene razón. Pero debería recordar las sabias palabras de Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria y youtuber:

 

11. “Ser malos colegas” (sic): los tuits de Pedro Sánchez antes de ser el candidato Pedro Sánchez

Antes de que se pusiera de moda rebuscar entre los tuits antiguos de políticos en busca de algún chiste inapropiado que echarles en cara, muchos tuiteros se dedicaron a rescatar mensajes de cuando estos cargos públicos usaban la red social como si fueran, no sé, personas. Recogimos algunos de ellos en noviembre de 2014: ahí leímos a Esperanza Aguirre quejarse del frío y a Pablo Iglesias ejercer de runner, por ejemplo.

Pero la estrella en esta tendencia ha sido Pedro Sánchez. En 2010 y 2011, cuando aún ni se imaginaba que podría ser candidato a la presidencia, Sánchez publicó los que quizás sean los tuits más anodinos de la historia: problemas con los taxistas, pizzas estupendas y juegos con sus hijos.

Estos mensajes se han convertido en un chiste recurrente en Twitter a lo largo de los últimos meses y se han rescatado durante la campaña, en los debates, tras las elecciones y también durante las negociaciones para la investidura. Muchos se han sorprendido por el hecho de que no los haya borrado, pero en Verne no estamos de acuerdo: estos tuits irrelevantes, con alguna que otra falta de ortografía, demuestran que los políticos también son (un poco y a veces) humanos.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne