Cocinamos la pizza sin horno que se ha visto más de un millón de veces

Spoiler: está muy buena

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Antes de que los vídeos de comida de Facebook coparan los tops de reproducciones en internet, YouTube era el lugar predilecto para que los cocinillas subieran sus vídeos de recetas. Superar el millón de reproducciones cocinando en esta plataforma no es sencillo (a menos que ElRubius haga un Kit Kat gigante). Una de las recetas que lo ha logrado es la pizza sin horno súper crujiente del canal Qué Cositas DIY. Y vamos a probarla.

Capítulo 1: Los ingredientes

Incluso una persona como yo, que lo más complejo que elabora en la cocina es un café con leche, tenía en casa todo lo necesario para preparar la masa de la pizza: harina, azúcar, sal, aceite, agua y levadura –podéis leer las cantidades en la descripción de la receta. Para poner sobre la masa, decidí ignorar a Neus (la youtuber tras Qué Cositas DIY) y decantarme por mozzarella fresca, tomate, queso y olivas negras. ¿Queso de cabra? ¿Qué es esto? ¿Una ensalada de 2012?

Capítulo 2: La masa

Neus explica a la perfección los pasos para elaborar la masa, y solo he encontrado una piedra en el camino: la levadura. Según la receta, se necesitan 7 gramos, pero a nadie en Royal se le ha ocurrido poner cuántos gramos de levadura lleva uno de sus sobres*. ¡Neus es más específica que una marca de levadura! Sin embargo, sí ofrecen una equivalencia muy de receta de abuela: que una cucharada lleva 10 gramos. Lleno una cuchara sopera a exactamente 7/10 partes de su capacidad y problema resuelto. 

Hubo otra piedra en el camino, aunque poco tiene que ver con la receta: retransmitimos su preparación vía Snapchat (si te das prisa, todavía puedes verlos. Somos vernesnap, ¡buscanos!) y amasar una cosa pringosa al tiempo que se manipula el móvil no es buena idea. Hubo momentos en los que había tanta masa en el móvil como en la encimera de mi cocina. Supe que la cosa no pintaba bien cuando me llegó el siguiente mensaje a Snapchat: "Muchacho no te comas eso". Vaya que no.

Capítulo 3: La espera

Lista la masa, hay que dejarla reposar 30 minutos. Lejos de ser un tiempo muerto, a la receta le sienta de maravilla: es el momento de cortar los ingredientes y meterle mano a la pila de cacharros sucios que empiezan a acumularse. Y es que, al igual que en la mayoría de vídeos de recetas, en esta vemos el resultado sobre el plato, pero no en el fregadero. Para esta receta, se manchan:

-Un bol
-La encimera
-Dos vasos
-Dos cucharas
-Un tenedor o unas varillas
-Un cuchillo
-Una sartén
-La tapa de la sartén
-Un plato
-Unas tijeras o cortapizzas

Sí, algo más que en una pizza de horno, pero en esos 30 minutos da tiempo de solucionarlo casi todo.

Capítulo 4: Montar la pizza

Uno de los momentos más bonitos es cuando todo empieza a cobrar forma. Ya no tienes un pegote de masa blanca que alguien por Snapchat te ha pedido que no te comas, sino una señora pizza, montada sobre la sartén, con su tomate, su queso, su bacon, sus olivas... Y surgen dudas: ¿Y si me la cargo al cocinarla? ¿Y si me la como así? ¿Soy al único que le encantan las masas crudas? Ya salimos del armario potitero, es hora de dar el siguiente paso: ¡crudimasistas, uníos!

Capítulo 5: Fuegote

Cuando preparas una tortilla llega un momento en el que le das la vuelta y sabes perfectamente en qué punto está. A las pizzas no hay que darles la vuelta. Llega el momento más delicado: hay que confiar ciegamente en Que cositas DIY, en que en esos 15 minutos sobre el hornillo los ingredientes de arriba se van a cocinar pero la base no se va a quemar. Y la mía huele a quemado. Se masca la tragedia, no puedo pensar en otra cosa que no sea la pizza demigrante de Forocoches.

Capítulo 6: El desenlace

Si Neus mide gramo a gramo la levadura, ¿cómo no va a tener el tiempo de cocción de la pizza perfectamente calculado? Con los 15 minutos a fuego suave, la pizza queda perfecta. Y muy rica. Tiene fallos, pero son todos culpa mía: al utilizar mozzarella fresca, que suelta algo de agua al cocinarse, los bordes se han mojado y no quedan tan crujientes como el resto de la masa, que recuerda mucho a las pizzas congeladas del Dr. Oetker. Y si las hace un doctor, no puede estar mal.

Tampoco pondría el bacon crudo ni cualquier otro ingrediente del estilo sin cocinar previamente, porque en los 15 minutos no da tiempo a cocinarse del todo. Ahora entiendo por qué en Qué Cositas DIY utilizan bacon crujiente. ¿Lo mejor de los fallos? Que ya tengo excusa para repetir. Para algo me he guardado la mitad la masa.

A continuación puedes ver paso a paso el proceso de preparar la pizza a la sartén, parte del vídeo publicado en nuestro canal de Snapchat (vernesnap):

*Tras leer algunos comentarios (¡gracias, Jesús Quirce!) he podido comprobar que en la caja de la levadura Royal sí pone la cantidad de los sobres: 16 gramos. Lo pone en la parte inferior, justo la que arranqué para abrir la levadura.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne