Meteora y los toques

Así reacciona una italiana ante uno de los pasatiempos más mexicanos, en la Plaza de Garibaldi

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

La plaza Garibaldi es un bullicio de música y mariachis. La energía está por todos lados y yo me siento emocionada por lo que me espera. Una nueva experiencia: los toques.

Mi entrada al Tenampa, una cantina tradicional mexicana, no pasa desapercibida. Imagino que se debe al gran moño que llevo en la cabeza. Una señora se acerca rápidamente y me pide una foto, el camarero viene corriendo muy amable y más de una decena de mariachis cantan en el lugar. Yo ya estoy electrizada y todavía no he recibido ni el primer toque.

La decoración de la cantina y su gente me fascina, todo se mueve muy rápido y, de repente, me encuentro rodeada de un grupo de mariachis que me seducen cantándome canciones de amor. ¿Por qué me haces llorar y te burlas de mí? me susurran al oído. Me siento una reina.

En pleno jaleo aparece un hombre con una cajita roja con negro ofreciéndome dos tubos que agarro con las manos y que rápidamente suelto al tiempo que salto en el aire. Esto es un toque, una descarga eléctrica por la que te llegan a cobrar entre 50 y 80 pesos.

Un poco trastocada subo a la segunda planta del lugar donde me encuentro con un grupo de amigos listos para recibir los toques. No pierdo la oportunidad de tener una nueva experiencia, pero esta vez compartiendo la energía con un grupo.

La emoción del momento depende de que todo el mundo aguante la descarga al máximo: todos nos tomamos de la mano y tienes la responsabilidad de no ser la primera persona en soltarte, ya que arruinas la diversión de los demás. Así que intento aguantar al máximo esta vez. La descarga es muy fuerte y siento cómo la electricidad sube desde mi mano a todo el brazo. La chica que está a mi lado me agarra fuerte y no quiere soltarme ¡Yo no puedo más!

Después de mis dos experiencias con los toques decido tomar aire en la plaza Garibaldi. La explanada está repleta de gente y alegría y, enfrente del Museo del Tequila y el Mezcal, me muevo y bailo entre unos mariachis y otras personas intentando recobrar mi equilibrio energético.

Una mujer aparece con una maquina de toques y quiero probar otra vez. Cuando la señora aprieta el botón para subir la energía eléctrica de la máquina pego un grito, salto otra vez y suelto el aparato. Todo mi cuerpo tiembla, este ha sido realmente el toque más fuerte.

Sonriendo, la señora me dice: “Señorita necesita usted tomar mucho tequila para aguantar los toques”. Y yo que no tomo nada. Ahora entiendo por qué los toques no son para mí.

¿Quién es Meteora?

Meteora llegó a Ciudad de México desde Barcelona hace seis meses. Es italiana y medio española. Primero la vimos comer picante hasta las lágrimas en este vídeo. En esta serie, descubrirá (y probará) algunas de las tradiciones más mexicanas para contarnos lo que siente, en primera persona. Puedes ver todos sus videos de su serie aquí. También puedes seguir a Meteora en Facebook.


Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne