Por qué los modelos no sonríen en la pasarela

"Lo que quieren es mostrar la ropa y no nuestras caras", explican los profesionales del sector

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Una modelo desfila en París en el show de Masha Ma y no, no sonríe
Una modelo desfila en París en el show de Masha Ma y no, no sonríe.

Es una pregunta que solemos hacernos cuando ojeamos un catálogo de moda o vemos un desfile en televisión. ¿Por qué los modelos posan con gesto serio y lánguido? Con motivo de la celebración de la semana de la moda de París, varios profesionales han explicado a la agencia de noticias AFP la razón: lo hacen para pasar inadvertidos y que la atención se centre únicamente en las prendas que lucen.

"He posado para todos, y nunca me pidieron que sonriera", cuenta el modelo de origen nigeriano Ty Ogunkoya. "Sinceramente, me sentiría raro si tuviera que hacerlo". Algo en lo que coincide su colega de profesión Matthieu Villot: "Lo que quieren es mostrar la ropa y no nuestras caras", señala.  "Si sonreímos, la atención se focaliza en nuestros rostros y no en la ropa". Para meterse en el papel algunos de estos profesionales tratan de visualizar episodios negativos: "Cuando camino, pienso en algo triste, como cuando murió mi gato", relata a AFP una joven modelo eslovaca de 18 años.

Sin embargo, según la historiadora y teórica de la moda Lydia Kamitsis, la seriedad de los modelos no ha estado siempre presente en las pasarelas. Es una tendencia relativamente reciente: "En los 60, cuando las colecciones comenzaron a ser presentadas en los desfiles, las modelos sonrían a menudo, reían e incluso bailaban al son de la música".

Cindy Crawford en un desfile de Chanel celebrado en París en 1993. Getty Images

Los rostros inexpresivos llegarían tras el éxito de las supermodelos de los 90 como Cindy Crawford y Elle Macpherson. "Tenían un personalidad propia", recuerda Kamitsis, "y fue una reacción contra eso."

Leyla Neri, directora del departamento de Diseño de Moda en la prestigiosa escuela Parsons de París, explica también que con "la emancipación de la mujer y la llegada de diseñadores como Yves Saint Laurent, apareció un look más andrógino". En la actualidad, según relata Neri, los diseñadores "ya no ven a los modelos como un ideal de belleza", buscan simplemente mostrar sus prendas sobre la pasarela y reclaman "los rostros y cuerpos lo más neutros posibles".

En 2015 la bloguera española Alicia Santiago trató este asunto al analizar el aspecto deprimido con el que aparecían las modelos en el catálogo de la tienda online de Zara. "¿Por qué están todas tristes?, ¿Por qué tienen todas una pose de resignación como si las llevaran al matadero?", se preguntaba la joven en un post que tuvo una gran repercusión.

Captura del cátalogo de Zara.com objeto de la polémica

En la misma línea iban los resultados del proyecto Niños vs Moda que lanzó en julio de ese mismo año la artista visual Yolanda Domínguez. Un experimiento en el que pedía a un grupo de escolares que describiesen los editoriales de moda que observaban en pantalla. Los niños y niñas de 8 años que participaron decían ver a las modelos "enfermas, borrachas y muertas".

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne