El Gobierno mexicano recomienda no comprar este juego porque contiene una rana muerta

Las autoridades sanitarias analizan el producto por sus posibles efectos tóxicos

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
La presentación del juego Biología Plus en un comercial de Mi Alegría de 2014. Tomado de YouTube
La presentación del juego Biología Plus en un comercial de Mi Alegría de 2014. Tomado de YouTube

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) realizó una evaluación a cientos de juguetes en México durante la época navideña. El propósito fue revisar si alguno de los productos contenía alguna sustancia o elemento nocivo para la salud. El que provocó más inquietudes fue un paquete con un microscopio, plaquetas, tubos de ensayo y una rana muerta conservada en formol.

Fue este último elemento por el que Cofepris ha recomendado al público no adquirir el juego Biología Plus de la marca mexicana de juguetes Mi Alegría. “Al percatarnos de este elemento, tomamos una muestra del producto y pudimos constatar que es formol”, dice a Verne Álvaro Pérez Vega, comisionado de Operación Sanitaria de la Cofepris. Este es un líquido hecho a base de metanol que sirve, entre otras cosas, para preservar cadáveres o partes de un cuerpo. “Existen riesgos si se consume", explica Pérez. "Puede haber irritación cutánea e incluso los vapores son tóxicos. Estamos en una etapa de peritaje sanitario para determinar el tratamiento de este producto”.

La advertencia fue publicada por numerosos medios en México desde la segunda semana de enero. Esto ha propiciado varios mensajes de indignación en Twitter por la inclusión de un animal muerto en el juego para su disección, así como las indicaciones en su manual que invitan a los niños a atrapar más ranas para realizar más disecciones.

Biología Plus forma parte de la colección de juguetes científicos Mi Alegría. La empresa mexicana, fundada en 1956, se dedica a la producción de juegos didácticos. Los más notorios son lo de corte científico o académico. Su catálogo contiene una colección de microscopios, varios kits para hacer experimentos de química, un paquete para crear un hormiguero y otro para criar dragones acuáticos. El juego que analiza Cofepris ya no aparece dentro del catálogo en la web de Mi Alegría. Verne buscó el juguete en siete tiendas de empresas distintas y en ninguno está a la venta. Sin embargo, Cofepris aún no ha ordenado su retiro del mercado.

Verne buscó una postura de Mi Alegría, pero una representante dijo que sus gerentes no están disponibles para responder preguntas. Por esta razón, tampoco se pudo conocer la fecha exacta en la que se comenzó a vender el producto. Un contrato de licitación de la Secretaría de Educación de Veracruz con fecha de 2010 incluye a Biología Plus como parte de un grupo de materiales didácticos para las escuelas del Estado. En la descripción se menciona que el paquete contiene “instrumentos para diseccionar una rana o un pescado de verdad”.

Según registros de la web Wayback Machine, que almacena versiones viejas de una URL, el juego Biología Plus estaba en el catálogo en línea por lo menos desde 2011. En la descripción del producto indica que el paquete contiene una rana o un pescado para diseccionar. Los comerciales del juego, publicados en YouTube con fecha del 2014, no mencionan que este contenga el animal, pero un video de 2015 en el que se reseña el juego se muestra el frasco con una rana en formol.

Pérez, de Cofepris, explica que su oficina no se había percatado de la existencia del juguete porque no había formado parte de la selección juguetes que evalúa la dependencia. El comisionado añade: “Es un producto que no tiene tanta demanda y por lo tanto no era lo suficientemente visible para considerarse una situación de riesgo sanitario. Casi siempre nos enfocamos en los juguetes con mayor demanda”.

Cofepris no es el único que considera riesgoso vender este producto. “No creo que sea lo más apropiado”, comenta Leticia Martínez, bióloga de la UNAM vía telefónica. “En una de mis clases hace muchos años uno de los estudiantes se cortó la nariz con el bisturí con el que había hecho las disecciones y desarrolló un absceso", cuenta la académica, quien enseñó Biología a nivel preparatoria durante 10 años. "Los jóvenes siempre chacotean durante las prácticas de laboratorio en la secundaria o la prepa. No me quiero imaginar a uno haciendo experimentos en casa sin supervisión”.

La práctica de estudiar anatomía con animales muertos es algo que se ha dejado de fomentar en las escuelas y universidades en México, añade la bióloga. “Hay muchas otras formas de aprender: fotografías, ilustraciones o videos. Los chicos que tengan estas inquietudes e interés por la ciencia pueden explorar estos temas con muchos recursos. No es necesario sacrificar a un animal”.

Cofepris dará a conocer la conclusión de sus análisis esta semana. Si encuentra que el formol representa un riesgo a la salud, el juego deberá ser retirado del mercado. “Nosotros estamos interesados en que existan juguetes que despierten el interés por la ciencia”, comenta Pérez, representante de esta oficina. En caso de que la venta del juguete deba ser suspendida, Cofepris podría asesorar a Mi Alegría para rediseñar el producto y así reintegrarse a las repisas de las tiendas sin los elementos que han causado alarma.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne