Legión Holk: del ‘troleo’ a la celebración de la matanza en Monterrey

La policía asegura que no hay una conexión entre este grupo y los asesinatos, pero sus miembros lo festejan como su logro

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Una matanza conmocionó a millones de mexicanos la semana pasada. No fue un encuentro entre sicarios rivales, como hay tantos en todo México. En esta ocasión el autor fue un adolescente de 15 años y sus víctimas sus compañeros de escuela y una maestra. Después de llevar a cabo su cometido, el estudiante se quitó la vida con el arma que le había robado a su padre. Esto ocurrió en una escuela privada en la zona de alto poder adquisitivo de la ciudad de Monterrey, en el noreste de México. La policía, la escuela y la comunidad regiomontana aún intentan descifrar las causas de este horripilante suceso, que antes se creía exclusivo de la sociedad estadounidense.

El día de la matanza, miles de personas en Twitter lamentaron lo ocurrido y expresaron sentir una profunda tristeza e impotencia. Pero en la misma plataforma, un hashtag se utilizaba para manifestar todo lo contrario: #MásMasacresEnMéxico. La mayoría de los tuits celebraba la matanza. “Fede (nombre del autor del crimen), el eure (héroe) de todos...la próxima masacre será en tu honor, bebé”, se lee en uno. “Menos sobrepoblación, más oxígeno”, se leía en otro. Este era uno de los más retuiteados: “Este es el mejor desenlace que ha habido en Legión Holk”. El tuit incluye la captura de pantalla de un grupo en Facebook en el que uno de los usuarios llamado Fede Guevera escribió: “No pido naiks (likes) solo que dejen su ward porque haré una masacre en mi colegio”. En Facebook, se acostumbra escribir ward (de guardar o guardado) en la sección de comentarios para poder encontrar una publicación más fácilmente ya que aparece en la notificaciones.

El grupo cerrado donde supuestamente se escribió este mensaje se llama Legión Holk y registraba a más de 200.000 miembros el día de la matanza. Aunque este ya no está disponible existen decenas de grupos y páginas bajo el mismo nombre en México. También hay cuentas de Twitter y grupos en WhatsApp y Telegram. “Como muchos son grupos privados es difícil contabilizarlos o saber desde qué año comenzaron”, dice a Verne un experto en redes sociales que ha trabajado en varios medios de comunicación y agencias de marketing en México. Nos ha pedido no publicar su nombre. “Yo he escuchado hablar de ellos desde el 2014”.

Captura de pantalla de una página pública en Facebook de Legión Holk con más de 200.000 seguidores. Fue creada en enero de 2015

Lo que se comparte en estos grupos, como pudo constatar este experto al ingresar a algunos de ellos, poco tiene que ver con atentados o planes para asesinar. “Comparten contenido en su mayoría sexual, desde Anime, cosas muy desagradables y morbosas, hasta los famosos packs, que son recopilaciones de centenares fotos íntimas, casi siempre de novias, exnovias o chicas cercanas a quienes los comparten”, comenta. “También comparten trucos para hackear conexiones de WiFi o cuentas de Netflix, pero nada más allá de eso”.

Un reporte de la Secretaría de Gobernación publicado por el diario Reforma y otros medios nacionales indica que el autor de la matanza en Monterrey no fue quien escribió el mensaje en el grupo de Legión Holk en Facebook. La Policía Cibernética de esta dependencia también encontró mensajes similares en otras comunidades populares como Secta100tifika. Los trabajos de ciberinteligencia que se han realizado a partir del atentado ocurrido en el Colegio Americano del Noreste han permitido identificar que existen al momento diversos perfiles apócrifos”.

La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México también ha investigado a la Legión Holk. Según uno de sus comunicados enviado a Verne, las actividades predilectas de sus miembros son las bromas pesadas y el troleo. “En su mayoría tienen entre 12 y 16 años y se dedican a realizar actividades de troll, ataques en masa, con el fin de atraer la atención, generar polémica, confrontarse con otros usuarios y generar trending topics”, explica la oficina en el documento.

Según sus investigaciones, uno de estos grupos viralizó la publicación en la que supuestamente una madre ponía a la venta a su hijo pequeño. La Procuraduría encontró al responsable, quien retiró la publicación y explicó a la policía que se trataba de humor negro.

Los trolls de los hashtags

Antes de la matanza en Monterrey, el nombre Legión Holk ya era conocido en redes sociales, especialmente en Twitter, plataforma en la varias figuras públicas han sido blancos de su troleo. Uno de los más notorios comenzó en marzo de 2016 con el hashtag #MerapoporMarioBau, con el que esparcieron el rumor de que el cantante mexicano Mario Bautista tenía cáncer e invitaban a sus fans a raparse para mostrar su solidaridad. Aunque existen fotos de jóvenes con poco cabello sujetando mensajes con ese hashtag, no hay manera de corroborar si estas fueron falseadas o eran parte de la broma. Un representante del intérprete pop dijo a Verne que Bautista desmintió rápidamente el rumor en sus cuentas en redes. Añadió que Legión Holk trolea constantemente las cuentas de Bautista y las de sus fans.

Captura de pantalla de un tuit en el que se celebra el hashtag sobre el rumor de Mario Bautista

El futbolista colombiano James Rodríguez recibió amenazas bajo el hashtag #JamesVerguenzaNacional en octubre de 2016. El tuit más alarmante contenía una fotografía de un rifle y municiones con el mensaje “James Rodríguez Legión Holk te vigila”. La cuenta que tiuteó aquella fotografía fue suspendida. Según un artículo del diario argentino El Clarín, la madre de Rodríguez también recibió amenazas en su cuenta de Twitter. Sin embargo, estas no proliferaron. A principios de enero de 2017, la cuenta de Facebook de EL PAÍS América recibió decenas de mensajes con una fotografía similar en la que se amenazaba al cantante Maluma. En esa ocasión, el mensaje fue firmado por Clan Illuminati, otra conocida comunidad de trolls en México.

Olga González, psicóloga especializada en adolescentes, dice a Verne vía telefónica que hay muchos motivantes detrás del troleo. “A muchos no les han brindado las herramientas para aprender a canalizar o a manejar sus frustraciones o su agresividad”, comenta. “También es una respuesta al ocio. Una de mis pacientes me ha dicho que ha hecho ciertas cosas simplemente para ver qué se siente. No está mal que experimenten con sus sentimientos, pero siempre les digo que hay muchas formas de hacerlo sin la necesidad de dañar a otras personas”.

Un troll de internet, sin importar la edad, se dedica a ser provocativo e irreverente con el solo objetivo de enfurecer o humillar a otros usuarios. “El troll ha atestiguado demasiados desastres económicos, ambientales y políticos y por lo tanto encuentra reconfortante ser parte de un estado apocalíptico, en lugar de deprimirse por él”, explica en un artículo Frank Pasquale, investigador del Centro de Estudios Helénicos de Harvard. Sin embargo, el académico añade: “Los trolls normalmente rechazan la necesidad de una justificación por su comportamiento”.

En el caso de la Legión Holk, su objetivo primordial es como el de prácticamente todas las comunidades y organizaciones en redes sociales: incrementar su número de seguidores y presencia en internet, dice el experto en redes consultado por Verne. “Lamentablemente, cualquiera puede unirse a estos grupos y no se sabe si personas con problemas personales o mentales lo usen de excusa para efectuar atentados o romper la ley”, comenta. Él agrega: “Creo que los medios principalmente deberían prestarle menos atención a estos temas, porque solo están contribuyendo a que estos grupos cobren más popularidad”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne