El juego visual de encajar tu cara en la portada de un libro

Los trabajadores y clientes de librerías de todo el mundo suben estos originales selfis junto a la etiqueta #bookface

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

No alcanza las cotas de popularidad del omnipresente Facebook, pero el término #bookface es cada vez más recurrente en redes sociales. Con esta etiqueta se recopilan imágenes de trabajadores de librerías y de sus clientes reemplazando su cara con portadas de libros. ¿A quién no le hace ilusión salir en una? La tienda francesa Mollat ha colaborado en que este pasatiempo se convierta en moda y en viralizar en Instagram estos originales selfis.

Fundada en 1896, esta tienda de Burdeos es toda una institución cultural en Francia. Su llegada a Instagram en 2013 le ha permitido mostrar una faceta más creativa y divertida, publicando de forma regular retratos como los que aparecen en la parte superior.

Pero la afición de Mollat a bookface comenzó hace casi una década, explica a Verne a través del correo electrónico David Pigeret, uno de los trabajadores. Él y su colega del departamento de Bellas Artes encontraron así una forma de diversión en 2008, fusionando sus caras con cubiertas de los libros que tenían tan a mano. Se inspiraron en el Sleeveface, que hace lo mismo con portadas de discos y que estaba tan de moda en la época, recuerda el francés.

Una nueva mirada para la joven de la perla, del pintor Vermeer, o un resucitado Robert Kennedy también sirven a esta librería para intentar que los libros ganen presencia en las pantallas de nuestros dispositivos tecnológicos.

Muchas de ellas encajan tan a la perfección que cuesta creer que no sean los modelos que aparecen las portadas originales.

#deslibrairesàvotreservice #mollat

Una publicación compartida de librairie mollat (@librairie_mollat) el

Desde la Biblioteca Pública de Nueva York, Morgan Holzer también popularizó este hobbie en el verano de 2014. En su caso, dedicaba los viernes a publicar fotos, con la etiqueta #bookfacefriday.

Desde entonces, cada viernes, bibliotecas, librerías y lectores anónimos comenzaron a publicar miles de fotos imitando la propuesta de Morgan Holzer. Instagram ha sido la red social ha más utilizada para hacerlo, aunque también han encontrado su espacio en Twitter y Facebook.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne