Alcalá de Henares cambia el 'prohibido jugar a la pelota' por 'juega respetando'

"¿Qué molesta más, un coche con la música a todo volumen o un niño que pega pelotazos a una pared?", se pregunta el concejal de Infancia

Para un niño, cualquier espacio público se puede convertir en un campo de fútbol. Los adultos se reservan una forma de suspender los partidos en plena calle con una de las consignas más aguafiestas que existen: prohibido jugar a la pelota. En Alcalá de Henares (Madrid, 198.000 habitantes), el gobierno tripartito de PSOE, Somos e Izquierda Unida va a retirar todas las placas con ese mensaje y las va sustituir por otras con el lema “juega respetando”.

La propuesta parte de los propios niños y adolescentes de la ciudad madrileña. Cada colegio e instituto cuenta con representantes de entre nueve y diecisiete años que intervienen en las Comisiones de Participación Infantil, que se celebran cada dos semanas en las juntas de distrito. En esos foros, los niños realizan sus propuestas, que son transmitidas al equipo de gobierno a través del Consejo de la Infancia. Los niños incluso ocupan físicamente el lugar de los concejales en el Salón de Plenos para transmitir sus ideas.

Una de las que calaron en el Ejecutivo alcalaíno fue la de retirar las placas con el lema “prohibido jugar a la pelota”. “Nos pareció una idea muy positiva. No sirve de nada mandar este tipos de mensajes negativos; los niños deben jugar donde quieran siempre que lo hagan sin molestar a nadie”, indica el concejal de Infancia de Alcalá de Henares, Suso Abad, que contesta a las preguntas de Verne por teléfono. El gobierno recogió la propuesta y la transformó en una moción que fue aprobada en el último pleno ordinario. La medida se enmarca en la Semana de la Infancia.

Este tipo de placas, presentes en toda España, empezaron a poblar las paredes de Alcalá de Henares durante los años noventa. El Ayuntamiento las instalaba cuando lo solicitaba alguna comunidad de vecinos. El efecto disuasorio de estos mensajes contrasta con su verdadera aplicación legal. “Que esas placas digan prohibido jugar a la pelota no significa que estuviera penado. No hay ningún tipo de ordenanza municipal que impida a un niño jugar con un balón, a no ser que cause algún tipo de molestia real”, comenta Abad.

El anteproyecto de la Ley de Seguridad Ciudadana del gobierno de Mariano Rajoy incluía la regulación de la práctica del deporte en la calle, pero el texto final, aprobado en 2015, desechó ese apartado. “¿Qué molesta más, un coche con la música a todo volumen o un niño que pega pelotazos a una pared?”, se pregunta el edil de Alcalá de Henares.

De momento se ha realizado la retirada simbólica de una de las placas, mientras que el resto se irán sustituyendo de forma gradual. “Las nuevas que nos vayan solicitando los vecinos ya llevarán el nuevo mensaje, más conciliador y efectivo que el anterior”, dice Abad. Esta no es la primera propuesta de los niños de Alcalá de Henares que se hace realidad, aunque sí es la más significativa. “También tuvimos en cuenta sus opiniones para realizar cambios en algunos parques de la ciudad y a la hora de programar las Ferias y Fiestas”, comenta el edil alcalaíno, que reivindica la participación de los niños en la toma de decisiones: "Es fundamental que pongamos en mayúsculas sus propuestas. Además, así estamos educándoles en civismo y participación ciudadana”.

Archivado en:

Y además:

Outbrain