El truco sin cuerdas ni efectos digitales con el que Billie Eilish camina por el techo

El vídeo, grabado en directo en 'Saturday Night Live', recurre a un efecto especial clásico del cine y los videoclips

  • Comentar
  • Imprimir
Actuación en directo de Billie Eilish grabada el sábado 28 de septiembre en el programa de la televisión estadounidense Saturday Night Live

Billie Eilish llevaba apenas 40 segundos de su actuación en directo en el programa Saturday Night Live [puedes verla arriba] del pasado sábado cuando se puso a caminar por las paredes del escenario. Luego por el techo, y luego por las paredes de nuevo. Y sin cuerda. Su actuación ha superado el millón de reproducciones en YouTube en menos de tres días y ha provocado cientos de comentarios en Twitter de espectadores preguntándose "¿cómo lo ha hecho?". Con un truco clásico del cine y los videoclips: un decorado giratorio.

Mi madre intentando averiguar cómo Billie Eilish estaba bailando en la pared.

Para que Billie Eilish pueda desplazarse por el techo y las paredes sin cuerda no es necesaria ni gravedad cero ni efectos por ordenador. El truco es completamente analógico y lleva utilizándose en el cine desde los años 50: lo que gira es la habitación y, al mismo tiempo que lo hace, gira también la cámara. En el minuto 2:26 del vídeo de la actuación, en el que se abre el plano, puede verse la cámara sujeta al decorado. En este otro vídeo, publicado originalmente en las stories del actor Justin Theroux, puede verse mejor la mecánica que hay detrás de esta actuación:

Como puede verse en el vídeo de Theroux, frente a la pequeña habitación en la que se encuentra Eilish hay instalada una cámara fija que rota al tiempo que rota la habitación. Al girar simultáneamente y en la misma dirección, el movimiento de la habitación no se percibe en las imágenes que graba la cámara. Para verlo con más claridad, fíjate en un detalle: lo que aparece en la pantalla que se ve en la parte superior es lo que los espectadores estaban viendo en sus televisiones. Nada que ver con lo que veía el público en el escenario.

Una de las primeras películas en utilizar este efecto –sumándole la complejidad de que hay muchos objetos en la habitación– fue Bodas reales, de 1951. La famosa escena del baile, en la que Fred Astaire baila por toda la habitación (literalmente: por el techo, las paredes, sujetándose en las sillas...), también está grabada en una habitación giratoria. En este vídeo del especialista en efectos especiales Galen Fott puede verse la escena original (izquierda) y una simulación de lo que verían las personas en el set de rodaje (derecha):

Stanley Kubrick también recurrió al truco del decorado giratorio para simular la gravedad cero en 2001: Una odisea en el espacio, y hace apenas unos meses también pudimos verlo en la serie de HBO Euphoria. Puedes ver el cómo se hizo de la escena aquí:

Como absolutamente todo el escenario tiene que girar sobre sí mismo para grabar este tipo de escenas, normalmente están filmadas en decorados pequeños, como habitaciones o pasillos cortos. A menos que tengas el presupuesto de Cristopher Nolan: en Origen, el director grabó una pelea en un hotel (en un sueño en el que aparecía un hotel, para ser exactos) utilizando esta técnica. El decorado se montó en un hangar para aviones en Londres.

Este truco visual también ha aparecido en videoclips como Dancing on the ceiling de Lionel Richie, No tears left to cry de Ariana Grande o Bye bye bye de NSYNC. Puedes ver los videoclips y sus correspondientes cómo se hizo a continuación:

Los videoclips

Cómo se grabaron

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne