Hace 200 años de la primera bicicleta: estos fueron los primeros modelos

Pesadas, sin pedales, con una rueda enorme, pero también con mucho estilo

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Las bicicletas son cada vez más ligeras y sofisticadas, y su uso está cada vez más extendido: no se trata solo de un juguete para niños o de un vehículo deportivo, sino que muchas ciudades tienen sistemas públicos de alquiler por horas y carriles bici para fomentar su uso. Sin embargo, hubo un tiempo en el que no era tan fácil verlas por las ciudades e incluso estuvieron consideradas como una novedad tecnológica pasajera. Aprovechamos que este miércoles es el Día Mundial de la Bicicleta y que además hace 200 años del primer modelo para repasar cómo era ir en bicicleta hace más de un siglo.

La bicicleta del barón alemán Karl von Drais, de 1817, está considerada como la pionera. La llamó “máquina corredora” (laufmaschine en alemán) y la prensa la llamó Draisine o velocípedo. Estaba construida en madera y funcionaba empujándose con los pies. El objetivo de Von Drais era ofrecer un medio de transporte más barato y fácil de mantener que los caballos. Ganó cierta notoriedad, hasta el punto de que el poeta John Keats habló de este invento como de “la nada del momento”, según recoge The New York Times.

La bicicleta de Von Drais. Gun Powder Ma / Wikimedia
Grabado que muestra el invento de Von Drais en funcionamiento. Christophel Fine Art / Getty Images

Se atribuye la invención de la bicicleta a pedales al herrero escocés Kirkpatrick MacMillan, en 1839, aunque quien empezó a fabricar su modelo fue el inglés Thomas McCall en 1869. Algunos historiadores dudan de que esta invención se pueda atribuir a MacMillan: no quedan ni diseños ni modelos anteriores a la década de los 60.

La bicicleta que fabricó MacMillan en 1839. Este modelo es de en torno a 1860. Science & Society Picture Library / Getty Images

En los años 60 se popularizó el modelo vendido como velocípedo, pero llamado bone shaker (agitahuesos), por lo que ocurría cuando se llevaba por calles empedradas. El pedal iba en la rueda delantera. Aunque es posible que hubiera modelos anteriores, el fabricante de carritos para bebés Pierre Lallement fue el primero en patentar la bicicleta a pedales.

Una 'bone shaker' de las fabricadas en la década de 1860. Hulton Deutsch / Getty Images
Patente de la bicicleta a pedales de Pierre Lallement

En 1870 comienza a fabricarse la bicicleta de rueda alta, siendo uno de los modelos más conocidos (y caros) la Ariel, de James Starley. Aunque ahora resulte extraño, estas bicicletas eran más cómodas que sus predecesoras, pero su popularidad fue limitada porque, según la web Ibike, “necesitaban un acróbata”. Se trata de la primera bicicleta fabricada totalmente en metal, gracias a los avances de la metalurgia a la hora de fabricar piezas ligeras y pequeñas. Las ruedas eran cada vez eran grandes porque así se avanzaba más con cada pedalada. De hecho, algunos modelos llegaban a los 40 kilómetros por hora. Como la seguridad era un problema, también se fabricaron modelos con tres o cuatro ruedas.

Carrera de bicicletas de rueda alta
En 1936, Tornado Smith deja una carta en el buzón. Su bici anuncia su espectáculo Wall of Death, en el que llevaba a cabo acrobacias con su moto. Derek Berwin / Getty Images
Los triciclos de rueda alta eran algo más seguros y se fabricaron pensando en las mujeres. Science & Society Picture Library / Getty Images

A partir de la década de 1880 surgen las llamadas “bicicletas de seguridad”, precisamente para ahondar en el riesgo de caídas de los modelos anteriores. La primera es la Rover, obra del ingeniero J. K. Starkley. Son bicis ya muy parecidas a los actuales, con dos ruedas del mismo tamaño y el cuadro en forma de diamante. En 1888 John Dunlop inventó además las ruedas neumáticas, haciendo más cómodos los trayectos. Y en 1889, el estadounidense Isaac R. Johnson patenta una primera bicicleta plegable. A partir de la década de los 90, las bicicletas comienzan a producirse en masa. Y las mujeres no solo comienzan a usarlas cada vez más, sino que, como recordaba Smoda, se convirtieron “en todo un símbolo de libertad para el sector femenino y muchas veces estuvo asociada a movimientos sufragistas”.

Bicicleta estadounidense de la década de 1890. Museum of Science and Industry, Chicago / Getty Images
La Roulette sociable, de 1899. Había una versión popular en forma de triciclo. La empresa quebró en 1901, por lo que se fabricaron muy pocas. Science & Society Picture Library / Getty Images
Esta fotografía es de 1898: gracias a las 'bicicletas de seguridad', que son prácticamente como las contemporáneas, muchas mujeres comienzan a usar este vehículo
J. K . Starkley, el diseñador de la Rover, la primera bicicleta de seguridad. Science & Society Picture Library / Getty Images

Los automóviles comienzan a extenderse a partir de los años 20 y los fabricantes de bicicletas se fijan en un nuevo público: los niños. Los diseños, explica Ibike, eran cada vez más ostentosos y llamativos, incluyendo en la década de los 50 elementos de diseño que recordaban a aviones y a cohetes.

Un niño y su abuelo en Seattle, en 1925. Bettmann / Getty Images
Bicicleta con sidecar de los años 30. Science & Society Picture Library / Getty Images
Bicicleta con radio de 1955. Ullstein Bild / Getty Images

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne