20 consejos irónicos de Lena Dunham ante la portada que celebra su pérdida de peso

"No siento que sea un cumplido, porque no es un logro", responde la actriz y guionista

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
La portada que ha inspirado la respuesta irónica de Dunham.
La portada que ha inspirado la respuesta irónica de Dunham.

Lena Dunham ha mostrado su desnudez en incontables ocasiones para defender la belleza real femenina en los medios de comunicación de masas. A pesar de ello, la actriz y guionista no deja de ser objeto de comentarios relacionados con su peso, como le ocurre a tantas otras mujeres del mundo del espectáculo. En una portada reciente, se usa su pérdida de peso para ilustrar un artículo con 20 recomendaciones para mantener una dieta. "Para mí no es un halago, porque no es ningún logro", contesta Dunham en su perfil de Instagram, en un post en el que elabora su particular e irónica lista de consejos para estar delgada.

Esta es su irónica lista para adelgazar:

1.- Trastorno de ansiedad.

2.- Constante náusea resultante.

3.- Unas elecciones que revelan las verdaderas profundidades de la misoginia estadounidense.

4.- Constantes sueños sudorosos sobre un futuro distópico.

5.- Adherencias abdominales.

6.- Amenazas en contra de la integridad física sin fundamento, pero aun así angustiosas, en redes y a través del correo electrónico.

7.- Ver a instituciones que amas, desde Planned Parenthood a PBS, siendo amenazadas por villanos con bigote de dibujo animado.

8.- Darse cuenta finalmente que los superhéroes no existen (en especial los concursantes de Factor X -¿Realmente pensaban que podrían manejarlo?-).

9.- Manifestarse a saco.

10.- Una rabia pausada que reemplaza la necesidad de comida por la necesidad de venganza.

11.- Dormir 19 horas al día.

12.- Darse cuenta de que incluso los medios progresistas quieren clicks a toda costa.

13.- Preocuparse incesantemente por la salud y seguridad de las mujeres que conoces y de las que no conoces.

14.- Darse cuenta de quiénes son los amigos de verdad.

15.- Tener que cambiar de Uber a Lyft (un montón de calorías quemadas tratando de entender una nueva aplicación; todavía más tratando de entender si el conflicto se resolvió).

16.- Espasmos en la vejiga y urgencia urinaria.

17.- Que tu número de teléfono se filtre en internet y recibir mensajes con imágenes violentas de gente cualquiera bajo el nombre "Chucky muy gordo".

18.- Mantener tu espalda arqueada contra el viento.

19.- Um, ¿A quién coño le importa?

20.- No tengo ni doy consejos ni quiero estar en esta portada porque es diametralmente opuesto a todo por lo que he luchado durante toda mi carrera.

Gracias

Su lucha por la belleza real

Para bien o para mal, Lena Dunham se mantiene especialmente vigilante a la hora de controlar si se aplica Photoshop a las sesiones de fotos en las que participa. A principios de año, la creadora de Girls celebró a través de sus redes sociales que la edición estadounidense de la revista Glamour no eliminara su celulitis del retrato de portada en el que posaba con sus tres compañeras de reparto en la serie de HBO.

"Durante mi adolescencia, se me decía en términos muy específicos que mi aspecto era raro. Barriga, dientes de conejo, rodillas feas... Mi pose era la de la chulita llena de confianza, aunque en secreto estaba horrorizada y herida por los comentarios sin tacto y por la hostilidad. Dejemos algo claro: No odiaba mi aspecto, sino la cultura que me decía que debía odiarlo. Cuando comencé mi carrera, algunos celebraban mi apariencia, aunque siempre bajo la perspectiva de 'qué valiente es esta chica'. También había legiones de trols que dejaban la presión del instituto en una broma si se compara con sus violentas amenazas. (...) Bueno, hoy este cuerpo está en la portada de una revista que millones de mujeres van a leer. Sin Photoshop y con mi muslo mostrado en su imperfecta realidad", comentaba en otro mensaje en Instagram.

La publicación digital Jezebel mostró en 2014 a través de Gifs los cambios que la edición estadounidense de Vogue había realizado en la imagen de Lena Dunham en una sesión fotográfica que compartió con su compañero de reparto Adam Driver.

Su excesivo celo por evitar que su cuerpo sea cosificado mediante retoques fotográficos llevó a protagonizar una fugaz polémica de alcance internacional con la revista española Tentaciones (de EL PAÍS), a la que acuso de forma errónea a través de Instagram de haber modificado su cuerpo.

Una carta abierta del director de la publicación, Borja Bas, que mostraba el retrato original del fotógrafo Ruven Afanador demostraba que no había retoque alguno. Ella recurrió de nuevo a la red social para pedir disculpas y se ganó una suscripción.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne