X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

¿Realmente hubo un sismo ‘artificial’ con el gol de México a Alemania?

“Son vibraciones provocadas por el movimiento de personas, pero no se puede hablar de un sismo”, aclara un investigador de la UNAM

La victoria de México sobre Alemania en el primer partido de la selección en la Copa Mundial 2018 en Rusia hizo vibrar a los mexicanos. Y no sólo eso, sino que aparentemente ha causado vibraciones en la tierra. [Sigue todos los detalles de la victoria de la selección mexicana en EL PAÍS].

La cuenta de Twitter de la Red de monitoreo sísmico, análisis e investigación geológica (@SIMMSAmex), reportó que el minuto en que la selección de México anotó gol en contra del equipo alemán, se registró un sismo de manera artificial. “Posiblemente por saltos masivos durante el gol de la selección de México en el mundial. Por lo menos dos sensores dentro de la Ciudad lo detectaron a las 11:32”.

El mensaje fue retuiteado más de 13.000 veces en las primeras tres horas tras su publicación. La anotación ocurrió a las 10:32 horas, tiempo del centro de México y no a las 11:32 como señala el tuit.

Sin embargo, no se trató de un “sismo artificial”, como reportó esta cuenta. Arturo Iglesias, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM desmintió a Verne este mensaje. “Un sismo que sea provocado por la actividad dispersa de aficionados es una tomada de pelo”, aclara vía telefónica.

“Efectivamente, la actividad humana provoca movimientos que son detectados por los sismógrafos, pero son vibraciones sensibles. Incluso si una persona salta al lado de un aparato se capta, pero no es un sismo”, detalla. La ubicación de los sismógrafos respecto al movimiento de personas así como el número de personas que participan en la concentración también influyen en las mediciones.

Ya en otro tipo de eventos se han registrado vibraciones derivadas de concentraciones masivas. En 2016, durante el concierto de Bruce Springsteen en el estadio Camp Nou (Barcelona), los saltos de más de 65.000 personas quedaron registrados en el sismógrafo ubicado en el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera, ubicado a 500 metros del recinto.

"Los sismómetros actuales son aparatos muy sensibles y registran todo tipo de señales", explicó Jordi Díaz a El Periódico tras un análisis posterior al concierto de Springsteen. Se trata de pequeñas vibraciones que en muchos casos son imperceptibles para los humanos, pero detectados por los sismógrafos.