A un brazo de distancia: el controvertido consejo de una alcaldesa alemana tras la polémica por las agresiones sexuales

Los usuarios de las redes sociales han reaccionado con enfado e ironía a las palabras de la política alemana

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

De la indignación por las agresiones sexuales ocurridas en varias ciudades de Alemania en Nochevieja los ciudadanos han pasado ahora al enfado por un controvertido mensaje de la alcaldesa de Colonia. Henriette Reker aconsejaba a las mujeres seguir un 'código de conducta' para evitar posibles ataques incluyendo en él mantenerse 'a un brazo de distancia' de los extraños. Unas palabras que recogían con estupefacción los usuarios de las redes sociales que rápidamente convertían en trending topic el hastahg #EineArmlaenge ("una longitud de un brazo") para dejar clara su postura: si alguien debe cambiar su conducta son los asaltantes y no las víctimas.

"¿Cuánto es un brazo de distancia?"

La propia Reker había utilizado en la jornada del martes su cuenta de Twitter para compartir las primeras medidas antiagresiones que se estaban tomando, pero el polémico eslogan recogido por los tuiteros lo había pronunciado en un encuentro con los periodistas: "Siempre es una posibilidad mantener una cierta distancia, de más de un brazo", recoge la agencia de noticias EFE, "y no acercarse mucho a personas extrañas o con quienes no se tiene una buena relación de confianza".

"Aquí un resumen de las primeras medidas concretas después del incidente en Colonia"

En Twitter respondió también el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas para mostrar su desacuerdo con las palabras de la alcaldesa de Colonia: "No es adecuado instruir a las mujeres sobre su comportamiento cuando los únicos culpables son, claramente, los agresores", señalaba: 

"El ministro de Justicia alemán dice que los consejos de comportamiento para las mujeres no están bien cuando a quienes se debe culpar es claramente a los agresores"

En la misma línea iban los miles de tuits de ciudadanos anónimos, a quienes la medida disuasoria apuntada por Reker les parecía tan absurda que se debatían entre la indignación y la burla:

"Mis brazos no son muy largos. ¿Sería esto un problema en el peor de los escenarios?"

"Siempre"

"Así parece que tendrán que aparecer en público las mujeres en el futuro..."

"Solicito que mañana esté disponible un autobús para mujeres. De otra forma no voy a poder seguir adelante"

"Pedir a las víctimas que cambien su comportamiento significa que los atacantes no necesitan cambiar el suyo. Forma incorrecta de prevenir el crimen" 

"¡Distancia!"

"Ideal"

"Terminemos con la cultura de la violación. Dejemos de culpar a las víctimas.¡NUNCA es la culpa de las víctimas!"

"Todo aclarado o...Un brazo de distancia y nadie puede acercarse"

"Sexismo típico: las mujeres son agregidas y son ellas las culpables por no mantener un brazo de distancia"

En España unos consejos planteados por el Ministerio del Interior para evitar violaciones causaron un revuelo similar en las redes sociales en julio de 2014. Publicados en la web del Ministerio recomendaban a las féminas no realizar auto-stop, no pasear por descampados ni calles solitarias o evitar poner el nombre de pilar en el buzón en caso de vivir sola. Colectivos en defensa de las mujeres denunciaron entonces que solo ayudaban a perpetuar la cultura del miedo y hacian un llamamiento a incidir, en su lugar, en políticas de igualdad y educación.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne