7 palabras nada ñoñas con la Ñ

Una entrega con pocas palabras, pero mucha historia

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Ilustración: Luis Demano
Ilustración: Luis Demano

Esta letra tendrá muchos admiradores, patriotas o no, pero en lo que se refiere a Abrapalabra, es de las difíciles. Es muy poco frecuente: en cualquier texto, aparece 0,31 veces de cada 100, solo por encima de la X, a la W y a la K. Comienza aún menos palabras, el 0,09%.

Eso sí, lo compensa con una historia interesante. En la Edad Media ya se representaba el sonido de la ñ con dos enes seguidas. En los monasterios, los monjes dieron con una solución para economizar letras y esfuerzo, poniendo una pequeña línea sobre la n. Esta tilde o virgulilla, explican en Curiosidario, “representaba a una n pequeña y ‘achatada’”. Y añade que “lo mismo sucedió en portugués con «an» y «ã»”.

Como recordaba EL PAÍS, la ñ fue motivo a principios de los 90 de una riña entre el Gobierno español y la Unión Europea, debido a la exigencia comunitaria para que España no prohibiera importar ordenadores sin esta letra. En 1993, se salvó esta medida gracias al Tratado de Maastricht, “que admite excepciones de carácter cultural”.

En España, desde 2007 se pueden registrar dominios en internet que incluyan una ñ, como por ejemplo españacultura.es, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Y ya, sin más dilación, pasamos a estas siete palabras que, si bien no suponen un aporte cuantitativo singular a la serie Abrapalabra, no solo son interesantes, sino que también pueden ayudar a ganar alguna partida de Scrabble. Ocho puntos vale. Ocho.

Ñagaza. Añagaza (señuelo para coger aves).

Ñapa. Añadidura, especialmente la que se da como propina o regalo.

Y cuál no es nuestra sorpresa cuando, para entrar en la aldea, nos vemos obligados a cruzar el arroyo Concha -tributario también del Jarama- por un coqueto puente en lomo de asno, cuyo picudo arco ha sido socalzado con un grueso pilar de mampostería: una ñapa medieval que, lejos de restar, le añade encanto.

Andrés Campos, en EL PAÍS.

Ñaque. Compañía ambulante de teatro que estaba compuesta por dos cómicos. También, conjunto o montón de cosas inútiles y ridículas.

Ñaque era el nombre de las compañías de teatro compuestas sólo por dos hombres. Bululú era el de uno solo.

Eduardo Haro Tecglen, en EL PAÍS.

Ñiquiñaque. Persona o cosa muy despreciable.

No vale la pena sufrir un jamacuco por culpa de un ñiquiñaque que vive en terendengue.

Fernando Iwasaki, en EL PAÍS.

Ñoño. Dicho de una cosa: Sosa, de poca sustancia. Dicho de una persona: Sumamente apocada y de corto ingenio.

Ñublar. Nublar, ocultar el cielo.

Ñuto, ta. Machacado, molido. Del quechua ñut'u 'desmenuzado, reducido a polvo'. Se usa sobre todo en Argentina, Colombia, Ecuador y Perú.

Examen sorpresa: la N

*Texto redactado por Jaime Rubio con aportaciones de Mari Luz Peinado, Héctor Llanos, Gloria Pina, María Sánchez, Pablo Cantó, Anabel Bueno y Lucía González.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne