Leer personas en vez de libros: así funcionan las bibliotecas humanas

Puedes descubrir cada historia preguntando cualquier cosa

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Uno de los libros habla con los lectores de la biblioteca humana en India
Uno de los libros habla con los lectores de la biblioteca humana en India.

En India, gran parte de la población es analfabeta. Los índices de pobreza son altísimos, al igual que los de violencia. Son solo tres factores que muestran lo complicada que resulta la vida en este país. Muchos tendrían muchas experiencias e historias personales que contarnos. Ahora tiene la oportunidad de hacerlo en la biblioteca humana de Hyderabad.

Este proyecto, que se desarrolla en todo el mundo, no se encuentra en un lugar concreto. Va cambiando de ubicación en función del día. Es un espacio en el que personas con algo que contar hacen de libros. Quienes quieran pueden acudir para leerlos, es decir, conversar con ellos. “Cualquiera no puede ser un libro”, explica el promotor de la iniciativa en India, Harshad Fad, a Verne por correo electrónico, “debe tener una historia que contar”.

“Antes de cada sesión, hacemos una lista de temas, prejuicios y estereotipos presentes en nuestra sociedad. Buscamos a personas que los representen entre nuestros amigos o familiares. También contamos con la ayuda de ONGs”, explica Fad, estudiante de periodismo de 24 años. Una vez que los libros han sido seleccionados, puede abrir la biblioteca humana.

ampliar foto
Estos son los 20 libros de la primera edición. Biblioteca humana de Hyderabad

“India es un país con una cultura y un estilo de vida diferente cada 50 kilómetros. Iniciativas como esta son importantes para que nos entendamos unos a otros. Por ejemplo, tenemos muchos problemas raciales que deben salir a la luz”, añade Fad. Su ciudad en India se ha convertido en noticia en india y Medios Internacionales después de celebrar dos sesiones. Sin embargo, las bibliotecas humanas nacieron hace muchos años.

La primera edición tuvo lugar en el año 2000 en Copenhague (Dinamarca). “La organización de un festival de música me pidió que ofreciera una alternativa no musical. Querían algo profundo”, explica el promotor de la idea, Ronni Abergel, a Verne por correo electrónico.

“Siempre había pensado que las personas que pelean en una guerra no lo harían si se conociesen. Pensamos que podíamos aplicar esa idea, de manera que la gente se pudiera preguntar cualquier cosa. Usamos el concepto a los libros porque no hay un lugar en el mundo más neutral que una biblioteca“, añade Abergel.

ampliar foto
Biblioteca humana de Hyderabad

Las bibliotecas humanas sirven para saber más sobre el ser humano. Durante media hora, puedes leer a una persona. Una vez que has conocido su historia, puedes pasar a la siguiente. “Cada libro adopta el nombre de lo que le caracterice. Si alguien es bipolar, ese será su título”. Los eventos de las bibliotecas humanas pueden durar hasta nueve horas, según reconoce Albergel.

Acudir a una de estas sesiones es gratis. Además, cumple una doble función: los libros tienen la oportunidad de expresarse y los lectores aprenden a ver un poco más allá. “Y, sobre todo, no se juzga a nadie. Se puede preguntar cualquier cosa. La clave es que podamos hacer preguntas que en otro ambiente jamás nos plantearíamos. Simplemente, no nos atreveríamos”, añade Albergel.

En la página web de este proyecto se puede leer algunas de las historias reales de los libros.  "Vivo en la calle, sin un techo, un café por la mañana o un cuarto de baño", dice una persona sin hogar. "Quiero compartir mi experiencia para ayudar a otras personas", añade una víctima de abusos sexuales. "Dejé un lugar hermoso que llamaba hogar", comenta una refugiada.

La biblioteca humana de Hyderabad seguirá celebrando eventos de manera mensual. Esta iniciativa también ha tenido lugar en otros 80 países del mundo, entre los que se encuentra España. En marzo de 2017 se desarrolló en Valencia, durante el Festival Internacional de Cortometrajes y Arte sobre Enfermedades de la Universitat Politècnica de València. Entre los libros que se podían leer en aquel evento estaban Hombre gay seropositivo, Gitana, Persona con diversidad funcional o Parado.

La web no recoge próximas ediciones en España, “pero surgirán”, según Albergel. Antes, las librerías humanas han pasado por Madrid, Barcelona o Lorca (Murcia). En el siguiente mapa, puedes ver las librerías humanas que se reparten por el mundo.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne