Un atlas de la belleza para defender la diversidad femenina

"Quiero homenajear a todas las mujeres del mundo. Y mostrar que no hay ningún 'pero' en su belleza", dice a 'Verne' la autora del libro

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Ver galería en modo Horizontal Vertical

Mihaela Noroc (Bucarest, 1985) creció rodeada de los cuadros de su padre, pintor de profesión. Aunque ella decidió expresarse con una cámara fotográfica, la diversidad de colores vista en los lienzos que le acompañaron durante su infancia ha marcado sus necesidades vitales. Mientras viajaba en 2013 de mochilera por el mundo, se dio cuenta de que muchos países son más complejos de lo que imaginamos a primera vista. Decidió registrarlo a través de los rostros femeninos que se iba encontrando por el camino.

El fruto de ese viaje fotográfico se concentra en el libro Atlas of Beauty (Atlas de belleza). En él Noroc recopila 500 imágenes de los más de 2.000 retratos femeninos tomados en sus visitas a 50 países diferentes. A cada fotografía le acompaña la historia que se esconde detrás de ella.

1

"Un viaje a Etiopía en 2013 cambió mi perspectiva de vida. En ese momento la fotografía era solo una afición. Esas mujeres que conocí me fascinaron. Unas vivían en tribus y otras en ciudades, experimentando una vida moderna, pero casi todas luchaban contra la discriminación. A pesar de su entorno, brillaban como estrellas, con dignidad, fuerza y belleza". En la imagen: Samira, musulmana, posa en la cafetería de su mejor amiga, de religión cristiana en Addis Ababa (Etiopía).

2

"En ese viaje, me planteé que, si había encontrado tanta diversidad y tantas historias femeninas en un solo país, qué pasaría en el resto. Por eso intento atraer la atención hacia todas esas mujeres que merecen ser vistas. La belleza real suele pasar desapercibida y, en ese momento, comencé a fantasear con la idea de salir de mi zona de confort, dejar mi trabajo y empezar este proyecto". En la imagen: La capitana Berenice Torres lucha contra el tráfico de drogas como piloto de helicóptero en Ciudad de México.

3

"El concepto de belleza se nos impone desde los medios y la publicidad. Lo que más me molesta es la forma tan simple que tiene de definir lo que es bonito y lo que merece ser admirado. No admite alternativas a su propuesta y eso hace que la gente pierda confianza en sí misma. Todo por ansias de dinero, de vender más y que el negocio crezca sin pensar en los efectos secundarios". En la imagen: Anja es belga de origen polaco. Posa en París y sueña con competir en los Juegos Paralímpicos.

4

"Hay una enorme presión sobre las mujeres de todo el mundo para que tengan un aspecto determinado. De lo contrario, sufren mucha discriminación por ello. Me di cuenta de que un proyecto sobre sus luchas y sueños hecho con honestidad era muy necesario en estos momentos". En la imagen: Una joven de Salvador de Bahía (Brasil) posa para la fotógrafa.

5

"Por lo general, en entornos conservadores me resultaba complicado retratar a mujeres. Algunas no aceptaban que se les fotografiara si no pedían permiso antes a su marido o a su padre". En la imagen: Joven pasando la tarde en el lago de Pokhara (Nepal), como hacen muchos de sus habitantes cada domingo.

6

"Una de esas sorpresas me la lleve en Afganistán. La mayoría de mujeres llevan su rostro cubierto. Pasé varios días en una zona rural, llamada el corredor de Wakhan. Allí no había caras tapadas y todas ellas estaban encantadas de ser fotografiadas. Ha sido uno de los pocos sitios donde me lo pedían. En la imagen: Joven trabajando en el campo en el que es uno de los lugares más remotos del mundo.

7

"En Corea del Norte siempre iba acompañada de guías locales, como cualquier extranjero que dedice visitar el país. Pero tuve la oportunidad de pasear por la calle, acercarme a mujeres y capturar un poco de sus vidas diarias". En la imagen: Mujer que trabaja de guía en el museo militar del país. En pocos lugares se puede encontrar tal concentración de uniformes militares.

8

"La gente en Irán era muy amable con los extranjeros y muchas de las mujeres les gustaba posar para la cámara. es de hecho uno de los pocos países fuera de Occidente donde apenas me rechazaban una foto". En la imagen: Cuando era adolescente, el padre de Masha estaba empeñado en que su hija estudiara medicina. Ella, independiente desde los 18, logró dedicarse a su vocación: el diseño gráfico. Vive en Teherán.

9

"Belleza y diversidad son sinónimos para mí. Si pones las palabras 'mujer bonita' en el buscador de Google, vas a encontrar el mismo tipo de imágenes. En las calles, la belleza femenina tiene muchas facetas distintas. Solo hay que abrir bien los ojos para verlo. La belleza está en nuestras diferencias, en ser una misma, natural, auténtica, sin importal raza, edad o situación social". En la imagen: Un vistazo al mercado gastronómico de Cuenca (Ecuador).

10

"Cuando empecé con la fotografía, hace 16 años, mis primeras modelos eran mi madre y mi hermana. Luego probé otro tipo de fotografía, pero me di cuenta de que como artista tenía que centrarme en un nicho. Disfruto retratando a mujeres. Siento una curiosidad que, al final, me ayuda a descubrirme a mí misma". En la imagen: Magda organiza a menudo en Bucarest (Rumanía) pasarelas de moda en las que desfilan mujeres en silla de ruedas.

11

"Quiero rendir homenaje a todas las mujeres del mundo. Y mostrar que no hay ningún pero en su belleza, como no debería haberlo tampoco en el amor y la empatía". En la imagen: Laila no quería posar en Milán (Italia). Decía que no era lo suficientemente bonita. Cuando la autora compartió el retrato en redes, obtuvo 22.000 "me gusta".

12

"En cada rincón del mundo, desde las calles de Manhattan a los pueblos aislados de Afganistán, sentía que había una conexión profunda entre nosotras, como mujeres y como seres humanos. Es imposible de explicar en palabras, pero espero que este trabajo fotográfico sí que lo haga". En la imagen: las hermanas Patricia y Rebecca posan en una estación de Zúrich (Suiza). De pequeñas, sus compañeros de clase se reían de ellas por el color de su pelo.

13

"Me gustaría que el libro pueda verse en todas las partes del mundo y convencer a la gente de que la diversidad es un tesoro y no motivo de odio y conflictos. Somos diferentes, pero, al mismo tiempo, formamos parte de la misma familia". En la imagen: Lisa cuenta en Berlín (Alemania) que a menudo se avergüenza de las marcas que le dejó un accidente cuando tenía 11 años. Tanto que no puede evitar sonrojarse cuando habla de ello.

14

"Intento pasar algo de tiempo con las mujeres a las que retrato. Escucho sus historias y tomo varias fotos. Intento entenderlas en la medida de lo posible". En la imagen: Joven con su traje de novia en la Amazonia, una de las prendas tradicionales que siguen resisitiendo a la influencia de la modernidad.

15

"En cambio, el encuentro con la mujer que aparece en la portada del libro fue muy breve. Fue en el río Ganga en Varanasi (La India). Es un lugar sagrado para el hinduismo. Allí vi a esta joven peregrina preparándose para la ofrenda. La luz de la mañana era perfecta y su rostro sereno era como de otro mundo. Yo estaba tan enganchada a ese momento mágico que entré en el río vestida para hacer la foto. Le pedí permiso y le deje de inmediato que continuara con su ritual".

Sigue leyendo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores