Cuando los medios se niegan a publicar la propaganda macabra de ISIS

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

La portada de este domingo del diario británico The Independent no tiene ni una sola imagen. Su tema principal es el asesinato por parte del Estado Islámico (ISIS) del taxista de Manchester Alan Henning, que fue secuestrado en Siria, donde viajó como cooperante. El texto que el periódico ha elegido para sustituir la fotografía dice lo siguiente:

El viernes, una persona decente y solidaria fue asesinada a sangre fría. Nuestros pensamientos están con su familia. Fue asesinado ante la cámara con el único propósito de la propaganda. Aquí está la noticia, no la propaganda.

Las imágenes de la ejecución del periodistas estadounidense James Foley eran tan impactantes que se hicieron virales en unas horas y sus familia y sus conocidos tuvieron pedir que la gente no viera el vídeo de su decapitación. Twitter suspendió temporalmente las cuentas de aquellos que compartían el vídeo y sus amigos inundaron la red de fotos de recuerdo de Foley para contrarrestar las terribles imágenes de la decapitación. Y los usuarios promovieron el #ISISmediaBlackout.

Menos de un mes después, tras varios vídeos similares con otras víctimas, la imagen de la muerte del británico Alan Henning ya no aparece en las portadas. Durante este tiempo se ha estudiado mucho sobre la capacidad del Estado Islámico de hacer vídeos de alta calidad y visualmente muy cuidados que permitieran causar mayor impacto en aquellos que los vieran. Las tomas - todas muy similares - suelen estar grabadas con más de una cámara y en ellas el color naranja de la ropa del rehen arrodillado junto a su verdugo cubierto por telas negras atraen toda la atención.

También se ha debatido durante las últimas semanas sobre la conveniencia de distribuir o no las imágenes y parace que el #ISISmediaBlackout comienza a llegar a las portadas británicas. The Independent no es el primero que rechaza publicarlas. El sábado, el diario The Sun también ensalzaba la figura de Alan Henning y se negaba a dar las fotos. La decisión de los dos medios se ha aplaudido en redes sociales. Este es el texto que publicaron:

Alan Henning era cariñoso, generoso e increíblemente valiente. 
Él sabía que no podía hacer mucho para detener la masacre de Siria. 
Pero que podía hacer algo. Así que lo hizo. 
Alan creyó que, si podía salvar algunas vidas, sus esfuerzos merecerían la pena. 
Ahora ha pagado el mayor precio, asesinado por la parte malvada de esa misma gente que estaba tratando de ayudar. 
Si sus asesinos piensan que van a beneficiarse de esto, están equivocados. 
Por eso, hoy The Sun no publica imágenes del video del asesinato de Alan. 
Nos negamos a dar sus asesinos la absurda publicidad que anhelan.
En su lugar, elegimos recordar a Alan Hanning. Taxista de Eccles. Un héroe.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Lo más visto en Verne