El regalo estrella de las navidades es un palo para hacerse 'selfies'

El 'stick' o monopie permite hacer autofotos con mando a distancia

Las ventas se han disparado más de un 400% solo en diciembre, según Amazon España

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se hace un autoretrato con varios militares de la base de Herat.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se hace un autoretrato con varios militares de la base de Herat. . EFE

Si 2013 fue el año del selfie o la autofoto. 2014 termina con nuevo reinado: el del palo. El accesorio (imprescindible) para hacer autofotos. La extensión natural del teléfono móvil y de la cámara. El que está considerado uno de los inventos de 2014 por la revista Time, también conocido como monopie o stick. La herramienta que ha permitido que los paisanos de cualquier ciudad del mundo no tengan que lidiar con los recuerdos de los turistas.

El invento es aparentemente sencillo: un palo extensible al que se sujeta la cámara o el móvil con un mango que sirve de disparador o un mando a distancia que activa el dispositivo. Empezó siendo un complemento propio de deportistas de disciplinas extremas (descensos de esquí en montaña, bicicleta, paracaidismo...) para después convertirse en extremidad de los turistas. Con el monopie todos caben en la foto, incluidos monumentos y paisajes.

El producto salió al mercado este año y solo la semana pasada, la considerada antesala a las navidades (con permiso del Black Friday), las ventas crecieron más de un 400%, según datos de la plataforma de venta online Amazon España. “Atribuimos este fenómeno a dos factores: un objeto de moda que confirma el dominio del móvil en el mundo de la fotografía”, cuentan desde la tienda. “Y el precio asequible”. Entre 2 y 22 euros, dependiendo de las prestaciones que requiera la autofoto. Existen tres tipos de palos: los que se conectan al Bluetooth del teléfono para disparar, aquellos que incluyen un mando a distancia o un botón en el mango, y los que son simplemente eso, un alargador. La mayoría de estos utensilios se fabrica en China, marcas aparentemente desconocidas como Minisuit, iPow, CamKix, Okeyn, Kootek, Mpow y Looq.

Fuente: Amazon España.

El selfie stick ocupa, en estos momentos, el número 15 del ranking de productos más venidos en la tienda de telefonía de Amazon España. Ha pasado del lugar 2.201 al 395 en un día, lo que supone un incremento de un 458% en el listado general de productos más vendidos, según datos facilitados por la empresa. Estos resultados no pueden compararse con años anteriores al tratarse de un invento de reciente creación, pero sí puede equipararse a fenómenos similares como las gomitas para hacer pulseras. “Este invento fue un poco más lento, tardó dos meses en eclosionar: de febrero a abril de 2014 incrementaron las ventas más de un 400%”, explican en Amazon.

Valgan otros dos datos: una búsqueda en Google Trends de los términos monopie y selfie stick en España corrobora la tendencia. A partir del mes de febrero los rastreos empiezan a crecer hasta dispararse a final de año.

Un resultado similar arroja Topsy, la herramienta que mide de qué se está hablando en Twitter.

Solo un país se ha puesto de espaldas al fenómeno. El Gobierno de Corea del Sur ha prohibido estos palos y ha advertido a los posibles vendedores que serán multados con más de 21.000 euros o tres años de cárcel. El problema estaría en el sistema que usa el invento para conectarse con la cámara. El bluetooth convierte al palo, según el ejecutivo, en un dispositivo de telecomunicaciones que puede interferir con otros que se encuentren cerca al compartir radio frecuencia. Para evitar problemas, las autoridades se ofrecen a comprobar el palo antes de que el usuario acabe detenido.

Corea del Sur es además una particular excepción en la región de la que es oriundo el palo. El sudeste asiático es la capital mundial de este accesorio, también según datos de Google Trends. Los filipinos, los malasios y los indonesios son los ciudadanos que más buscan y compran monopies para tomar sus fotografías. Aunque la edición online de la BBC atribuye el invento a uno de sus ciudadanos.

Aquí, en España, Forges le ha encontrado un uso más (castizamente) útil y menos sospechoso.

Viñeta de Forges publicada en EL PAÍS el 2 de diciembre de 2014.

Otros usuarios ya se han cansado del fenómeno antes casi de que haya explotado. Por eso han decidido incluirlo en su lista de regalos navideños para probarlo con otros fines.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne