Por qué hay quien piensa que los higos no son veganos (y por qué no es cierto)

El bulo se ha difundido a través de un hilo de mensajes en Twitter

  • Comentar
  • Imprimir
Un plato de higos 100% veganos. Comos todos. David Silverman/Getty Images
Un plato de higos 100% veganos. Comos todos. David Silverman/Getty Images

Tal vez hayas escuchado en alguna ocasión que los vegetarianos no deberían comer higos o que estos no son un producto vegano porque hay avispas en su interior. Además de estas informaciones, que regresan cada cierto tiempo a los medios, este hilo de Twitter capturado por el tuitero Macacleo ofrece otro supuesto nuevo motivo por el que los veganos no deberían alimentarse de esta fruta: que su consumo provoca el sufrimiento innecesario de muchas avispas.

El hilo –compartido más de 1.700 veces en menos de 24 horas– comienza explicando que los higos son flores invertidas que contienen el polen en su interior. Las avispas entran dentro de este fruto para depositar sus larvas y, a su vez, lo polinizan. "La avispa entra en el higo macho (este no se come) y deja las larvas dentro", continúa, "sin embargo, al entrar, se rompen sus alas y sus antenas, por lo que no puede escapar y está condenada a morir dentro".

Según los mensajes del hilo, el consumo de higos "fomenta que se cultiven más y, por tanto, que este proceso tan doloroso se repita más y más veces", matizando que "aunque las avispas no sean obligadas directamente por el ser humano [...] si se cultivan higueras es inevitable que lo hagan".

Aunque la explicación de la relación entre las avispas y las higueras que se hace en el hilo es correcta, Mariano Sánchez, conservador del Real Jardín Botánico de Madrid, explica que el vínculo entre ambas especies "es una simbiosis y, por tanto, no perjudica a la avispa. El insecto necesita a la higuera para procrear y, a su vez, la higuera necesita a la avispa para lo mismo".

Además, Sánchez señala que en las higueras cultivadas para consumo masivo ni siquiera hace falta que se produzca la muerte de avispas para la multiplicación de la planta. "Las higueras que se cultivan para consumo no dependen de la polinización", cuenta. "Se cultivan de forma asexual utilizando injertos o enraizados". 

No, al comer higos no comemos avispas

El conservador también desmiente la idea de que los higos que comemos puedan contener avispas y, por tanto, no ser veganos. Los higos que se consumen son hembra, que las avispas evitan porque no pueden reproducirse en su interior. "Puede ocurrir que una avispa entre en un higo hembra", explica, "pero la probabilidad de que ocurra es baja".

Ni en el caso de que una avispa entrara en un fruto hembra y muriera dentro estaríamos comiéndonos al insecto. "Si una avispa entra en el fruto", explica Sánchez, "se descompone por completo y el higo se alimenta de ella".

"Comer higos no significa comer insectos ni nada que se le parezca", concluye Sánchez. "Es igual que ocurre con la absorción de nutrientes en el suelo de las plantas. Sería como decir que si un conejo muere, se descompone en el suelo y una planta lo absorbe, estamos comiendo conejo si nos comemos la planta".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne