De una pared sevillana a meme internacional: la historia tras la pintada de "emosido engañado"

La cuenta de Google España en Twitter ha compartido el grafiti, ya borrado, con el mensaje "nunca asido olvidado"

  • Comentar
  • Imprimir
emosido engañado pintada
Si alguien ha dicho que hay otra pintada más famosa, es que 'asido engañado'.

Una de las pintadas en español más populares en Internet está compuesta por dos palabras, aunque deberían ser tres: "Emosido engañado". La imagen de este grafiti lleva años circulando por redes sociales convertida en un meme y, aunque su uso está extendido por toda Latinoamérica, pocos sabían dónde se habían escrito estas palabras. El tuitero @CaoWenToh ha publicado su localización este 10 de febrero valiéndose de Google Street View: una calle del municipio de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla. La cuenta de Google España lo ha compartido junto al mensaje: “Nunca asido olvidada”.

La pintada de “Emosido engañado” se popularizó en 2016, después de que María G. (@misstrainwreck en Twitter), que vive en la misma calle donde está el grafiti, publicara una imagen de la pintada. “La tomé solo para enviársela a mi hermana y a uno de mis amigos vía Snapchat [...] a modo de broma interna, porque entre nosotros ya la conocíamos”, explica a Verne. “Cuando la vieron, me dijeron que si lo subía a Twitter con ese comentario [el que aparece en el tuit original: ‘Cuando cae en el examen una pregunta del tema que el profesor dijo que no entraba’] podía hacerse viral. ¡Y aquí estamos!”, cuenta. La imagen no aparece en ningún tuit ni búsqueda de Google anterior al tuit de María.

Una pintada reivindicativa ya eliminada

Este grafiti, al igual que los que podían leerse en los edificios contiguos, apareció a mediados de 2016 y tiene un trasfondo social. El conjunto de viviendas grafiteadas fue ocupado en 2013 después de varios años vacío, según cuenta el diario ABC. En 2016, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ordenó su desalojo, dejando a la mayoría de las familias que vivían allí —solo reubicaron a cinco de las 25 familias— en la calle. Los okupas, tal y como recuerda María (y como puede leerse en algunas de las pintadas) esperaban poder quedarse en régimen de alquiler social. “De ahí que sintieran que emosido engañado”, cuenta la joven.

En este reportaje de España Directo, publicado en abril de 2016 —tres meses antes del desalojo, que tuvo lugar en julio—, los vecinos hablan de su situación y de su futuro desalojo. “Queremos ser legales como cualquier ciudadano, pagar nuestra luz, nuestra agua, nuestra comunidad”, contaban. La pintada de emosido engañado todavía no había aparecido:

La pintada sobrevivió menos de un año en la pared. María cuenta que la borraron pocos meses después del desahucio. Ella fue la que anunció en Twitter, en abril de 2017, que el grafiti había desaparecido, aunque reconoce que cuando publicó el tuit la pintada llevaba ya unos meses borrada.

Las imágenes que @CaoWenToh ha publicado de Google Street View y que Google ha compartido en Twitter no son recientes, pero pueden consultarse igualmente. Street View, la página que almacena fotografías callejeras de todo el mundo, permite seleccionar imágenes de diferentes años, y la pintada de emosido engañado solo puede verse en las tomadas en agosto de 2016. Para verlas, pues, hay que clicar en el botón en forma de reloj que aparece en la parte superior izquierda de Google Street View.

A la izquierda, la imagen de 2016 de Google Street View. A la derecha, la que encontramos actualmente, tomada en 2018.

De Alcalá de Guadaíra al mundo hispanohablante

El amigo y la hermana de María, que la animaron a publicar la imagen en Twitter “porque podía hacerse viral”, acertaron: “Un mes después de tuitearla, una amiga colombiana me pasó la captura de una página de memes de su país que la estaba usando”, cuenta. “Creo que ese fue el momento en el que me di cuenta de que el meme había llegado lejos”.

Desde su publicación, “emosido engañado” se ha convertido en meme recurrente en España y latinoamérica para expresar decepción, tanto en formato imagen —con la misma fotografía que María tuiteó en 2016— como en formato texto.

“Lo gracioso es que el tuit original y el del borrado siguen sin alcanzar los 2.000 retuits”, cuenta María. “Es un meme que se ha hecho grande a base de reutilizarlo, y en cierto modo me enorgullece que haya llegado a ser una frase tan fácilmente reconocible en la comunidad hispana de Internet y tan de uso cotidiano. Ya han pasado tres años desde que la pintada desapareció, pero el mensaje sigue vivo”.

Desde Verne hemos pedido a María que nos envíe unas fotografías recientes de la fachada. Estas están tomadas este 12 de febrero. Con emoticonos, María ha señalado un pequeño borrón de pintura en el que todavía pueden verse restos del grafiti original:

Foto cortesía de María G.
ampliar foto
Foto cortesía de María G. Haz clic para ampliar.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne