Cómo un programa sobre ópera se convierte en Trending topic

Hablamos con el creador y presentador de 'This is opera', que nos recomienda algunos títulos según nuestro estado de ánimo

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

“Que es muy larga, que no se entiende nada, que es ver a una gorda cantando sobre el escenario, no sabes cuándo aplaudir, no sabes cómo comportarte, no sabes cómo vestir… Conozco al dedillo los prejuicios de mucha gente sobre la ópera”, explica por teléfono a Verne Ramon Gener, creador y presentador de This is Opera. “Pero yo creo que la ópera es la vida, porque habla de los que nos interesa a todos y de sentimientos universales. Tener pasión por la ópera es tener pasión por la vida”.

Pasión por ese mundo es lo que trasmite de una forma contagiosa este divulgador del género, y lo que convirtió un programa como Òpera en texans, que se emitía en el 33, el segundo canal de TV3, en un pequeño éxito desde el comienzo de su emisión en 2011 hasta este mismo año. Se comenta además por Twitter, donde ha sido trending topic en más de una ocasión. Tanto su cuenta como sus 7.500 seguidores tuitean sobre su pasión con toda la intensidad que este tema merece.

Desde el principio, TVE estuvo interesada en crear su propia versión del programa o en hacer un formato similar, y en marzo de 2015 llegó This is Opera a La 2, donde han conseguido una audiencia de en torno a 250.000 espectadores y, ya en su segunda temporada iniciada en septiembre, crear una comunidad de seguidores cada vez mayor. Comunidad que además es internacional, porque el programa se graba dos veces, una en inglés y otra en castellano, y se emite en países como Italia, Austria, Alemania e incluso en Taiwán, Mongolia, Letonia y Australia, entre otros.

La clave es que es un programa ameno, ágil y adictivo. Cada semana nos presentan una obra diferente que es desgranada y explicada ante nuestros ojos para que podamos interpretarla. Y no sólo los motivos musicales que se emplean y el argumento, sino también las circunstancias históricas de su composición, los temas que tratan y los símbolos que esconden. “Intento contar qué nos enseña cada ópera. Por ejemplo, en un programa hemos hablado de qué nos dice Mozart sobre la infidelidad en Così fan tutte o de cómo Puccini en La Bohème celebra la amistad, ser joven y estar lleno de vida y entusiasmo”. Saca las grandes obras de los teatros para llevarlas a la calle y tan pronto explica la importancia del 3, el número masculino de la masonería en la obra de Mozart, porque era masón, como relaciona Manon con Desayuno en Tiffany’s o modifica un aria para que pueda bailarse en una discoteca.

“Pese a que me dedico a lo que me dedico soy partidario de que la gente se acerque a la ópera de una manera pura, sin saber mucho previamente de ella”, nos cuenta Ramon entre risas. “Cada persona tiene una relación personal con la música y hay gente que sí necesita preparación, pero a otros les llega más si van de una manera naif”. Justo como le pasaba al personaje de Julia Roberts en Pretty Woman, donde acudía a ver La Traviata, precisamente la historia de una prostituta que desea dejar ese mundo. Su impresión al terminar ya es una cita clásica: “He estado a punto de mearme en las bragas de gusto”.

“Lo que más ilusión me hace es cuando me escribe alguien que gracias al programa se ha comprado por primera vez en su vida una entrada para ir a la ópera o un disco”. Si queremos familiarizar a los niños con el género para que no tengan que llegar a adultos para descubrirlo y enamorarse de él, Ramon recomienda dos métodos: “Por un lado se les pueden poner a los niños los greatest hits de la ópera, las arias más conocidas para que les vayan sonando, y por otro lado está el llevarles a las sesiones infantiles que hoy organizan los teatros en todas partes. Uno de mis programas favoritos de This is Opera, que se emitirá en unas tres semanas, es uno que hemos grabado en una escuela de Tudela de Duero. Les explico a niños de seis años La flauta mágica como un cuento, y en el aula de al lado a los padres aprenden sobre la simbología de Mozart. Al final todos vemos la ópera juntos y el resultado es maravilloso”.

¿Y cuál sería la obra indicada para empezar con la ópera si nunca hemos visto ninguna? “Hay dos respuestas a eso” explica Ramon. “La primera, la sencilla, es que se empiece por una ópera italiana de la segunda mitad del siglo XIX, un Verdi o un Puccini. La segunda es una cosa que a mí me encantaría poder hacer con cada persona que quiere familiarizarse con el género: querría poder hablar con él, preguntarle quién es, sus aficiones, qué le preocupa en la vida, cuáles son sus intereses, en qué momento sentimental está… y así hacerle una prescripción a medida de cuál es la ópera idónea para él”.

Experimentemos. ¿Si estoy atravesando un desamor, cuál sería la ópera perfecta para mí? “Si estás en un momento de regodearte en la tristeza, se sufrir y de no querer más que esa tristeza, tienes que ver una romántica rusa, Eugene Onegin o La dama de picas, de Chaikovski. Si estás en un momento más de “no voy a volver a sufrir”, una ópera clásica del siglo XVIII, de Mozart”.

¿Y si estamos en un momento revolucionario, de descontento con la sociedad y hartos de la injusticia? “Si estamos en un momento Podemos –responde riendo Ramon- yo recomiendo Fidelio, de Beethoven o El anillo del nibelungo, de Wagner, porque son obras sobre cómo sobrepasar la corrupción para construir un mundo mejor. Has citado los dos temas más importantes que hay, el amor y la política; y entre todas las historias, las únicas que de verdad merecen la pena ser contadas son las historias de amor”.

This is Opera se emite los domingos a las 20:25 en La 2.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne