20 años sin Chu-Lin: así fue la vida del panda más popular de España

Precaución: incluye fotos del oso que pueden provocar sobredosis de amor

Está disecado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Chu-Lin jugando con un cubo en las instalaciones del Zoo de Madrid. Foto cortesía de Zoo de Madrid
Chu-Lin jugando con un cubo en las instalaciones del Zoo de Madrid. Foto cortesía de Zoo de Madrid

El 29 de abril de 1996 los niños de España recibieron una dura noticia: Chu-Lin, el primer panda nacido en Madrid, había fallecido de forma repentina con 13 años. Su vida fue corta pero peculiar, durante la que batió todos los récords de visitas del Zoológico de Madrid. Así fue la vida del animal que llegó a entrar en el Guinness de los Récords.

Llegada de los pandas al Zoo de Madrid, en 1978. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- ¿Pandas en el zoo? Cosa de reyes. Los padres de Chu-Lin (Shao Shao y Chang Chang) fueron los primeros ejemplares de oso panda gigante en España. "Fueron un regalo a los Reyes durante su visita a China en 1978", recuerdan a Verne desde Zoo de Madrid. "Meses después, los cedieron al zoo".

- Se busca padre biológico. Chang Chang, el macho de la pareja que el Gobierno chino regaló a los Reyes, no mostró demasiado interés por Shao Shao. Para evitar que la pareja muriera sin descendencia, decidieron inseminar a la hembra. El padre biológico escogido fue Chia Chia, del zoológico de Londres.

Chu-Lin junto a su madre Shao Shao. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- Un nacimiento digno de Record Guinness. El 4 de septiembre de 1982 nace Chu-Lin. "Fue la primera cría nacida por inseminación artificial en Occidente", explican desde Zoo de Madrid. Fue el primer oso panda occidental en formar parte del Libro Guinness de los Récords por ser el "animal más valioso nacido en un parque zoológico", desde el punto de vista de la conservación.

- Récord de visitas. Chu-Lin provocó en el zoo un aluvión de espectadores. Según explican desde el Zoológico, "se batieron todos los récords de visitas" tras el nacimiento del panda.

Chu-Lin de cachorro. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- El oso más 'chulo' del mundo. "Cuando elegimos un nombre, buscamos que tenga simbología tanto para la cultura china como para la nuestra", cuentan en Zoo de Madrid. "Chu-lin significa en chino tesoro entre bambús y en España chulín estaba relacionado con chulapo, pues era el primer oso panda de la historia nacido en Madrid".

- Un panda con banda sonora. Enrique y Ana, célebre dúo popular de música infantil de los 80, dedicaron una canción a Chu-Lin. Su título era El Panda, y suena así:

- Carnet de diabético. Chu-Lin sufría un tipo de diabetes denominada diabetes insípida que, cuando solo tenía 3 años, preocupó seriamente a sus cuidadores. Debido a ello "recibió el carnet de diabético de la sociedad española de diabetes", señalan en en Zoo de Madrid.

- Como un rey. Debido a su enfermedad, el panda llegó a visitar la Clínica Ruber, conocida por ser uno de los centros sanitarios favoritos de la realeza y la alta sociedad, para unos análisis. ¿Pueden los animales ser analizados en una clínica para humanos? No. Según informaba EL PAÍS el 2 de octubre de 1985, "Fue Tierno [Galván] quien pidió los permisos al Ministerio de Sanidad, cuando los directivos de la clínica indicaron que no podían tratar a un animal en sus instalaciones sin permiso expreso".

- El animal más delicado del recinto. Chu-Lin falleció el 29 de abril de 1996 por una inflamación de la próstata. "Hace cuatro días se observó que no orinaba bien", explicó a EL PAÍS un portavoz del parque. "Se le diagnosticó una prostatitis y se le puso un tratamiento urgente. Parecía que respondía bien al tratamiento, pero ayer entró repentinamente en coma y murió en quince minutos. Ha sido totalmente inesperado". Un día después de su fallecimiento, el veterinario del zoológico explicó a EL PAÍS que "sin duda" Chu-Lin era el animal más delicado del zoo, y que sufría "muchos problemas digestivos". Por lo general, los pandas viven cerca de 25 años. A Chu-Lin le faltaron 12 para llegar a la media.

Chu-Lin jugando. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- "No pueden estar solos". Chu-Lin falleció 5 meses después de quedarse solo: en diciembre de 1995 había fallecido Chang Chang y, en 1983, su madre. Cuando se produjo su muerte, el portavoz del parque sentenció: "Está comprobado que no pueden estar solos".

Shao Shao, madre de Chu-Lin, con su cachorro. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- Un monumento en su memoria. Frente a la pradera de los pandas en el zoo se erigió un monumento a Chu-Lin, una escultura de bronce inaugurada por la Reina Sofía y sufragada parcialmente por las aportaciones populares. "Muchos niños dieron dinero", explican desde Zoo de Madrid, "por eso en la inscripción pone Los niños a Chulin".

La Reina Sofía, junto a la estatua de los niños a Chu-lin en 1997. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- Segunda "vida" en el zoo. Tras su muerte, Chu-Lin fue disecado y expuesto en 1997 en la pequeña granja del zoo. Allí se creó un espacio denominado Museo Chu-Lin, donde se exponían los cuerpos tanto del célebre panda como de sus padres.

Chu-Lin (disecado) en su museo en el Zoo, año 1997. Foto cortesía de Zoo de Madrid

- Tercera "vida" en el museo. En 2012, el zoológico y el Museo Nacional de Ciencias Naturales cerraron un acuerdo para que la familia de pandas se exhibiera en la galería. El traslado se realizó a principios de 2016. Ahora, el panda más famoso de España puede visitarse en la sección de especies amenazadas y conservación del museo.

Chu-Lin y su madre Shao Hao en su nuevo "hogar", el Museo Nacional de Ciencias Naturales. Foto cortesía de Zoo de Madrid

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne