Todo depende del punto de vista

Las imágenes desde el aire cuentan con su propia red social, Dronestagram

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

[Este artículo pertenece a La Carta de Verne, nuestra newsletter que llega todos los domingos. Si quieres empezar a recibirla, apúntate aquí].

¿Quién no ha deseado alguna vez con poder volar y mirar las cosas a vista de pájaro? Gracias a los drones, cada vez tenemos que recurrir menos a la imaginación. El aparato vuela por ti, pero al menos te permite disfrutar de esos paisajes casi inéditos.

La fotografía aérea ha dejado ya de ser una rareza y hasta cuenta con su propia red social. Se llama Dronestagram y en ella se recopilan las instantáneas más espectaculares tomadas desde el cielo.

En Facebook o Instagram compartimos las fotos de platos bonitos que estamos a punto de comer o paisajes del monumento más popular en la ciudad que visitamos de vacaciones. Son cosas mundanas que están más o menos al alcance de todos. Dentro de Dronestagram, usuarios de todo el mundo han creado un archivo que ya acumula más de 20.000 imágenes, divididas en categorías como vida urbana, deportes, naturaleza o industrial. 

Una selección de esas fotografías impresas en gran formato compone el libro Dronescapes (Editorial Thames & Hudson), publicado hace unas semanas. En esta vuelta al mundo [con vuelos en Brasil, Suecia y México] descubres formas, colores y, en especial, armonías que nuestras limitadas capacidades humanas nos impiden apreciar habitualmente.

ampliar foto
Saint-Malo (Francia). Easy Ride © 2017 The Photographers of Dronestagram
ampliar foto
Río de Janeiro (Brasil) Alexandre Salem © 2017 The Photographers of Dronestagram
ampliar foto
Guntur (India) Aurobird © 2017 The Photographers of Dronestagram
ampliar foto
Mérida (México) jelipegomez © 2017 The Photographers of Dronestagram
ampliar foto
Oskarström (Suecia) anders@andersa.com © 2017 The Photographers of Dronestagram
ampliar foto
Oceanside (EE UU) kdilliard © 2017 The Photographers of Dronestagram

El estadounidense George Steinmetz (California, 1957) capturó en 2004 esta imagen titulada Ilusiones de Arabia. Los minúsculos puntos blancos que aparecen en ella son los camellos; las figuras en negro son en realidad sus sombras. Es un ejemplo perfecto de esa capacidad de desvelar miradas que antes ni siquiera soñábamos y que ahora los drones están democratizando.

Ilusiones de Arabia, de George Steinmetz

Al final, una máquina pequeña y cada vez más económica que al principio relacionábamos con la vigilancia militar es capaz de regalarnos belleza. Está claro que todo depende del punto de vista con el que miramos. Pero desde arriba, se ve mejor.

Selección del contenido y redacción de la carta: Héctor Llanos Martínez @HLMartinez2010

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne