Psicología del unboxing: por qué nos gusta ver cómo alguien abre una caja

Niños y adultos cada vez ven más vídeos de unboxing, en los que se saca un producto de su envoltorio, mostrando todo el proceso

  • Comentar
  • Imprimir
Uno de los vídeos de Surprise Toys
Uno de los vídeos de Surprise Toys

FunToyzCollector es un canal de Youtube en el que una mujer con voz dulce y uñas muy arregladas se dedica a sacar juguetes de sus cajas. Un punto de partida en apariencia sencillo que suma 380 millones de visionados al mes y unos ingresos estimados de casi 5 millones de dólares en 2014. Su vídeo más visto ha alcanzado desde el 11 de julio de 2014 más de 260 millones de reproducciones. Se titula: “Play Doh Sparkle Princess Ariel Elsa Anna Disney Frozen MagiClip Glitter Glider Princesas Magic Clip”. La trampa perfecta para buscadores.

Según Youtube, los visionados de vídeos de unboxing (desembalaje) crecieron un 57% el año pasado. Hay más datos: uno de cada cinco consumidores ha visto al menos uno de ellos, si buscas “unboxing” en esta plataforma, obtienes más de 20 millones de resultados, y si quisieras sentarte a verlos todos tardarías más de siete años. Claro que para entonces ya habría millones de vídeos nuevos.

Esto del unboxing no es nada nuevo. Comenzó con un artículo de Engadget de 2004, con el nombre de “unpacking” y centrado en la Nintendo DS. Según Know Your Meme, el término unboxing se usó por primera vez en las redes sociales en Flickr: uno de sus usuarios publicó una serie de fotos del unboxing de su nuevo MacPro en 2006. El primer vídeo llegaría ese año, el unboxing de un Nokia E61. Desde entonces, la categoría ha evolucionado tanto que los productos incluso salen de la caja solos y, por supuesto, hay parodias, como la de Morgan Freeman (atención: spoiler) haciendo el unboxing de (el spoiler viene ahora) la cabeza de Gwyneth Paltrow en la película Seven.

¿Pero por qué querría alguien ver a otra persona abriendo una caja? Es… Una caja… De hecho, estos vídeos pasan más tiempo con el embalaje que con el producto, del que no suelen comentar mucho, por no decir nada. Sólo se ven al final. Un poco.

La sorpresa

Para Rush Smith, cuyo canal dirigido a niños Little Rush incluye muchos de estos vídeos, lo fundamental es “el factor sorpresa”. Y añade: "Una caja es una caja, pero tiene que dar pie a la sorpresa”. Por eso entre sus productos favoritos están sobres como los de Invizimals, “en los que no sabes qué muñeco te va a venir dentro". También cita el éxito que tienen los canales dedicados a los Kinder Sorpresa, “que es el producto estrella de este formato". El canal dedicado a estos dulces, Surprise Toys, cuenta con un millón y medio de suscriptores, e incluye vídeos con cerca de 20 millones de reproducciones.

La empatía

La psicóloga Amaya Terrón nos explica que cuando vemos a alguien desempaquetar una caja se genera empatía: “Sentimos a través del otro su ilusión como si fuera nuestra y esto actúa de forma positiva en nuestro cerebro”.

No es necesario hacer algo para sentir esta emoción: cuando vemos a alguien llevar a cabo acciones que son relevantes para nosotros, se activan patrones similares de actividad cerebral. Según Terrón, “empezamos a sentir lo que siente la persona que estamos viendo cómo abre con emoción un paquete, ponemos a prueba nuestras expectativas sobre lo que contiene, nuestra ilusión sobre lo que hemos imaginado, vivimos la sorpresa como si fuera nuestra y esta sensación activa nuestros mecanismos compensatorios, es decir, recibimos refuerzo positivo en ese mismo momento”.

Por eso es importante que muchos de estos vídeos estén grabados en primera persona, como los de Smith, que quiere que el espectador viva la experiencia casi como si fuera él quien abra la caja. Además, no hay ensayos previos, sino que abre el producto por primera vez mientras se graba. Aunque, eso sí, el proceso está pensado y trabajado: “Primero muestro el envoltorios desde todas las perspectivas y ángulos. También cuido mucho el ángulo de la cámara para que la experiencia de la persona que está en casa sea la misma que la mía. Es un plano subjetivo en el que yo no tengo protagonismo: el protagonista es el producto. La narración la grabo posteriormente”. Smith busca también “los planos cercanos con mucho nivel de detalle”.

La información

Rush Smith explica a Verne que hay dos tipos de personas que llegan a sus vídeos: por un lado, “los que llegan por búsquedas, que quieren información acerca de un producto o un juguete para sus hijos. Estos sí que tienen la compra del producto como finalidad". De hecho y según el informe antes mencionado de Youtube, el 34% de los vídeos de unboxing sobre comida, juguetes, electrónica y moda se ven entre octubre y diciembre, en preparación a las Navidades, cifra que supone un 50% más que en el resto de trimestres. Queremos ver el producto que vamos a regalar.

Pero también es importante la comunidad de cada youtuber, "a la que le gusta este tipo de vídeos y a la que hay que intentar sorprender”, dice Smith, que añade que no se limita a los productos que se pueden encontrar en las tiendas españolas, sino que siempre que va de viaje “intento comprar cosas que sé que en España no existen y no se han visto". Como chucherías americanas.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne