El misterioso caso del euro extra para ver la última película de Amenábar

La cadena Cinesa, con más de 500 salas, sube el precio de 'Regresión' durante los 10 primeros días tras su estreno

  • Comentar
  • Imprimir
Emma Watson, en un fotograma de 'Regresión'.
Emma Watson, en un fotograma de 'Regresión'.

El pasado viernes 2 de octubre se estrenó en las salas españolas Regresión, la última película de Alejandro Amenábar. Cuando algunos espectadores intentaron comprar sus entradas por internet, se encontraron con la sorpresa de que la cadena de cines Cinesa, la mayor de España, les cobraba un sobrecargo de 1 euro. Solo en esa película. Decenas de ellos intentaron encontrar una explicación en Twitter y otros se quejaron en Facebook, como este mensaje, uno de los que más se han difundido:

Hay muchas otras quejas desde el pasado viernes. Cinesa ha dado pocas explicaciones y todas desde sus cuentas de redes sociales. En una respuesta en Facebook aseguraba que “este euro de recargo únicamente se aplica a Regresión durante los 10 primeros días de su estreno” y que aquellos que tienen la tarjeta Cinesacard no tendrán que pagarlo si compran la entrada en taquilla. En otro mensaje a través de Twitter argumentaban que ese euro de más les permitiría mantener otras promociones.

El departamento de comunicación de Cinesa no ha dado más explicaciones a Verne y se ha limitado a remitirnos a la postura que han adoptado en redes sociales. Lo mismo ha ocurrido con Universal, la productora de la película, que no ha querido hacer ninguna declaración y nos ha pedido que habláramos con Cinesa.

La cadena ha dicho que el euro de recargo es sólo para Regresión pero desconocemos si será una práctica habitual a partir de ahora en películas de estreno. Hasta el momento, los bolsillos de los espectadores no se habían resentido por ver una cinta de estreno aunque sí por otros motivos. Por ejemplo, los cupones descuentos de entradas -como este- casi siempre excluyen las películas de Warner. Desde la distribuidora rechazan hacer declaraciones sobre este tema.

Hay otros extra por los que las salas han comenzado a cobrar, como las butacas mejor situadas de las salas. Algo que hace, por ejemplo, Yelmo. "Se trata de butacas que tienen un mayor valor porque están mejor situadas pero también porque vibran, por ejemplo. El coste es de un euro más, habitualmente, pero son un par de filas de una sala grande. Los espectadores pueden elegir", explica Samuel Bolaños, director de comercialización de Yelmo Cinema.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne