Las respuestas a todas las preguntas que tus padres (o abuelos) te harán con su primer smartphone

Primera lección: evitar el quitarles el móvil y decir 'anda ya te lo hago yo'

  • Comentar
  • Imprimir
Curso de iniciación impartido por Tú También Puedes en la Casa de Cultura de Okendo. Foto: Tú También Puedes
Curso de iniciación impartido por Tú También Puedes en la Casa de Cultura de Okendo. Foto: Tú También Puedes

Quizás te has reído cuando aparece en el WhatsApp "escribiendo..."  mientras hablas con tus padres o tus abuelos y, después de un cuarto de hora, por fin llega su texto: "Ok". Ahora piensa: ¿Quién les ha enseñado a utilizar su smartphone? Probablemente nadie.

Nora Arrieta, donostiarra y periodista de profesión, decidió probar suerte convirtiéndose en maestra de esas madres, padres y abuelos a los que nadie les ha enseñado a utilizar su móvil: "Hay una generación, sobre todo de mayores de 60, que está arrastrada a las nuevas tecnologías que los jóvenes a veces les imponen sin querer (regalándoles un smartphone, por ejemplo), pero que luego no tienen tiempo de enseñarles".

Decidió crear hace un año los talleres Tú También Puedes, cursos cortos y específicos sobre el manejo de tables, ordenadores o móviles. "Hay señoras de 90 años que vienen literalmente con el móvil sin sacar de la caja y salen mandando Whatsapps", cuenta sobre sus alumnos. Ahora publica un libro sobre manejo de teléfonos Android y iPhone y nos ofrece respuestas a las frases que escucharemos si intentamos ayudar a alguno de nuestros más veteranos familiares a enfrentarse por primera vez a los smartphones.

"Es que voy a tocar algo y me lo voy a cargar"

"Este es un tema que les preocupa muchísimo", explica Arrieta. "Piensan que por trastear en el teléfono pueden romperlo, pero si se diera el caso de que fueran a borrar o modificar algo que fuera irreparable, el teléfono les avisaría". De ahí que recomiende insistir en esto y en que es curioseando con el teléfono como más se aprende.

"A ver si voy a bajarme algo de pago"

Con el tema de los servicios de pago, explica Arrieta, "ocurre lo mismo que con el miedo a romper algo, el móvil avisa". Aunque hay excepciones y hay que estar más atento: "Tuve un alumno que le cobraron 10 euros por un juego que ni siquiera conseguía localizar en su teléfono, pero vamos esto es rarísimo". En caso de haber realizado un pago por error o que se haya hecho sin consentimiento (en el caso de que hijos o nietos realicen un micropago en un juego, por ejemplo), Google Play cuenta con un pequeño tutorial sobre cómo realizar los reembolsos.

"Es demasiado complicado, esto es para los jóvenes"

Para Arrieta, manejar un smartphone, tablet o portátil es únicamente una cuestión de práctica, y lo ejemplifica con una historia personal: "A mis alumnos siempre les digo que estoy sacándome a mis 40 el carné de conducir, y me parece una cosa complejísima. Sin embargo, muchos de mis alumnos sí lo tienen". Es el momento de recordarles que todo es cuestión de práctica y que no tiene nada que ver con la edad ni con generaciones.

"Hay muchísimos botones que no sé ni para qué sirven"

Encender el móvil y encontrarse con más de 40 iconos cuya utilidad es totalmente desconocida, incluso a veces para los usuarios avezados, puede causar impotencia. "Me dicen mucho que les agobia tener 50.000 iconos que no saben lo que son", explica Arrieta, "y yo siempre les pongo el ejemplo de la lavadora: tiene más de diez programas y, ¿cuántos sabes para qué sirven? Utilizamos como mucho dos, con eso nos apañamos, y eso no significa que no sepamos usarla". Hay que ir a lo práctico y enseñarles lo básico que vayan a utilizar. Luego quizás quieran más.

"Explícame lo del WhatsApp"

Es una herramienta muy potente que ha influido muy fuerte en las relaciones familiares gracias a los grupos. “¿Antes cuántas veces a la semana hablaban tíos con sobrinos, nietos con abuelos? Ahora por el grupo de WhatsApp, casi todos los días”, dice Arrieta. Lo básico para arrancarse con la aplicación es explicarles su estructura, contactos, manejo de conversaciones y envío de mensajes (texto, foto y voz), cómo personalizar el perfil y cómo crear grupos. Es largo: tocará armarse de paciencia. Una idea puede ser ponerse a practicar de tu móvil al suyo.

"Explícame 'lo de los selfis'"

El manejo de la cámara de fotos es, "junto con WhatsApp y el manejo de los contactos, lo que más interesa a los alumnos", cuenta Arrieta. Por supuesto, el qué es un selfie "es una cosa que se plantea en clase. Yo explico que el es sacarse una foto a uno mismo de toda la vida, pero con nombre en inglés que es más resultón", explica. "Conforme lo explico a mucha gente se le ilumina la cara y dice 'aaah, por eso está la gente por la calle con los palos esos'". Un consejo de Arrieta para vivir un momento bonito: estar atento para ver "sus caras la primera vez que ponen la cámara frontal. Es entrañable".

Otros consejos para "maestros" primerizos

Si con esta guía te lanzas por fin a echar un cable a tus allegados con el manejo del smartphone, aquí van los consejos de Nora Arrieta para lo que dure el aprendizaje: "tener muchísima paciencia, usar un lenguaje sencillo y, sobre todo, evitar el quitarles el móvil y decir 'anda ya te lo hago yo', porque así no aprenden nunca. Y, hoy en día, estar conectado es estar en la sociedad".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne