La historia tras la foto del manifestante increpado en Génova

La foto de Lagarder Danciu es una de las más compartidas de la noche electoral

  • Comentar
  • Imprimir

[Este artículo ha sido modificado]. Lagarder Danciu es un activista sin hogar que protagonizó una de las fotos más compartidas y comentadas del 26J. En la imagen, el joven –"rumano, gitano y homosexual", como él mismo se define– se encuentra en Génova con una pancarta de "50.000 sintecho hoy no han votado" y otra de "PP mafia".

La foto no se habría tomado nunca si los planes de Lagarder Danciu hubieran salido según lo que el activista tenía previsto: encontrarse con Mariano Rajoy en su colegio electoral para visibilizar la situación de los sintecho en España. “Fui al centro de Aravaca en el que vota, pero poco antes de que llegara, la policía me retuvo y me alejaron”, cuenta. “Así que, como no lo vi, me planté en la sede del PP esa tarde”.

Danciu llegó temprano, antes de que se conocieran los resultados definitivos y la muchedumbre llenara Génova. Parecía que lo ocurrido por la mañana iba a repetirse: “Intentaron alejarme de nuevo”, añade, “pero me puse a gritar y había mucha prensa, así que me dejaron tranquilo”.

Conforme la plaza se llenaba de 'populares' que iban a celebrar la victoria, dice que comenzaron a increparle. “Me gritaban vete a tu país o ¿qué haces tu aquí?”, cuenta el activista. “Y hasta hijo de puta. Yo contestaba gritando: ¡derechos humanos!”.

Fue precisamente uno de los compañeros de prensa que evitaron que lo retuvieran de nuevo el que tomó la imagen: “Pedí a un fotógrafo que me hiciera la foto con mi teléfono móvil”, cuenta. Según su versión y como publicamos en un primer momento, las mujeres le dijeron “jódete, que ha ganado el PP”, unas declaraciones que Verne quiere matizar tras recibir una queja de un lector por la falta de contraste. Frente a lo publicado en la primera versión de este artículo ("Fue entonces cuando se acercaron las mujeres, que me gritaron jódete, que ha ganado el PP e intentaron ponerme la bandera delante de la cara”), Verne no ha podido confirmar que Lagardé recibiera dichas declaraciones.

Danciu dice que el autor de la imagen fue Álvaro Minguito, que se encontraba tomando fotos para Diagonal, aunque el fotógrafo no está seguro. Aunque Minguito estuvo con Danciu y le tomó unas fotografías tanto con su propia cámara –como la que puede verse arriba– como con el móvil del activista, no está seguro de la autoría. “No puedo tener la certeza de que esa foto que tanto ha circulado sea justo la que yo le hice”, explica Minguito por correo electrónico a Verne. “Le agradezco la mención, claro. Pero si así fuera, desde luego [la foto] es suya, su móvil, su idea... y a él corresponde su autoría”.

Minguito asegura a Verne que también asistió a los insultos que Lagarder y sus acompañantes sufrieron por parte de algunos de los simpatizantes del PP presentes en Génova: “Durante el tiempo que estuvo allí, y sobre todo cuando aprovechaba que no había música para lanzar sus denuncias, fue objeto de toda clase de insultos”, cuenta el fotógrafo. “Vete a tu país, búscate un trabajo, payaso… También es verdad que vi como alguna gente se acercaba a hablar con él, y no parecía que en actitud agresiva, sino para tratar de dialogar”.

La reacción del activista

Lagarder Danciu cuenta que no hizo nada cuando las dos mujeres que aparecen en la foto se le acercaron y, siempre según su versión, comenzaron a increparle. “Me quedé callado con mi cartel, no tenía más remedio”, dice. Después, afirma que les preguntó si tenían padres mayores. “Me hubiera gustado llevarlas a la Plaza Mayor y enseñarles a la gente que vive conmigo”.

Finalmente, cumplió con su objetivo aquel 26J: encontrarse con Mariano Rajoy. Cuando el líder de los populares salió al balcón, “aprovechamos para hacernos oír, y les gritamos corruptos”, cuenta. Esto le valió su tercer encontronazo del día con las fuerzas de seguridad.

“La policía nos esposó a mí y a otra compañera activista y nos llevó a una furgoneta”, cuenta Danciu, que afirma que recibió insultos y que llegó a asustarse. “Todos tenían armas, sentí miedo de verdad”. Hora y media después, según explica, los liberaron.

Debido a su detención, no estuvo presente cuando se produjo el encontronazo con los ultraderechistas de Hogar Social Madrid. "Son unos racistas, ya me he topado con ellos en alguna otra ocasión". El pasado mayo, el joven se plantó frente a ellos en una manifestación neonazi, con una pancarta en la que se leía "fuera los nazis de nuestros barrios, el nazismo se cura con más educación".

El día después

Danciu fue a dormir antes de que la foto comenzara a multiplicarse por las redes. “Me quedé sin batería y al día siguiente, cuando cargué el móvil y lo encendí, aluciné”, cuenta. “Nunca me imaginé que fuera a tener tanta repercusión”.

La publicación del propio activista ha superado los 2.500 retuits desde entonces, y no es el único tuit con la imagen que supera las tres cifras: también lo han hecho los mensajes de Antonio Maestre, Diostuitero, Ruantifa, Gerardo Tecé... Y llegó al agregador de noticias Meneame con un mensaje de Javier Gallego, del programa de radio Carne cruda.

El activista explica que ha recibido “tanto críticas como apoyos” tras la publicación de la imagen, pero que se contenta, sobre todo, por la visibilidad que logra dar a la gente sin hogar gracias a acciones como esta. “Antes solo aparecíamos en las noticias cuando pasaba algo en invierno porque hacía mucho frío”, cuenta Danciu. “Ahora ya no es así”. El próximo 7 de julio se reunirá con Manuela Carmena para hablar de la situación de los sintecho en Madrid.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne