Contenido Patrocinado

Mira lo que se puede llegar a hacer con una tiza o un tatuaje

Arte urbano hecho con tizas, tatuajes, comida o piezas de juguete que busca sorprender

  • Comentar
  • Imprimir

Una de las grandes motivaciones de toda propuesta creativa es la de generar una respuesta en el público, que nadie quede indiferente ante ella. El arte urbano, además de innovar y sorprender, encuentra lenguajes accesibles al público general. Tizas, tatuajes, pintura, piezas de juguete o restos de comida son elementos cotidianos con los que un grupo de autores actuales buscan diferenciarse sin dejar de ser cercanos a los gustos de la gente.

Ernest Desumbila dirige el cortometraje de animación Hunt Or Be Hunted (Cazar o ser cazado), el primero hecho con tatuajes reales en pieles reales. Más de 1.500 personas se registraron el año pasado en la web española de Jägermeister, dispuestas a inscribir en su piel un tatuaje tras presentarse a un casting. Cada uno los tatuajes de las más de cien personas elegidas compuso los fotogramas con los que se ha creado este cortometraje. Se necesitaron 28 días de rodaje y 24 metros de piel para componer los frames necesarios.

A continuación, seleccionamos otros creadores que intentan mostrar lo inesperado.

La "antiarquitectura" de Jan Vormann

El proyecto antiarquitectónico Dispatchwork busca los huecos y desperfectos de las construcciones antiguas que nos rodean y los repara con piezas de juguete. Apela así a nuestro espíritu infantil y al poder de la nostalgia. También incrusta un toque de color entre los tonos grises y ocres de fachadas y paredes, para restaurar así un mundo que parece que se nos cae a pedazos. El artista alemán invita sin problemas a que le copies la idea o a que te unas a él si te lo encuentras por la calle con sus piezas de Lego en la mano.

Julian Beever: una nueva dimensión bajo tus pies

Con simples tizas de colores Beever abre nuevas dimensiones bajo los pies de los transeúntes. El británico es capaz de hacer aparecer una piscina, una mina de oro o una langosta gigante en medio de la acera de las ciudades que visita. Lo logra con una técnica de dibujo llamada Anamorfosis, que genera un efecto óptico en tres dimensiones sobre superficies planas.

La armada soviética reinventada

En 2011, un artista anónimo reinventó el monumento a la armada soviética situado en Sofia (Bulgaria), dedicado a agradecer la ayuda de Rusia al país durante la Segunda Guerra Mundial. Donde antes aparecían militares comunistas surgieron iconos de la cultura estadounidense como Ronald McDonald, Papá Noel o los superhéroes Superman y Capitán América. A Moscú no le hizo ninguna gracia. A pesar de los múltiples intentos de restituir el conjunto de estatuas, tarde o temprano vuelven a aparecer customizadas por una mano secreta.

Las ciudades son los lienzos de JR

Este francés es el más conocido de toda esta selección de artistas. Si algo define todas sus propuestas es que siempre piensa a lo grande. Es capaz de emplear todo un barrio de favelas de Brasil, Morro de Providência, como su propio lienzo. Como en este caso, muchas de sus creaciones se integran en el particular urbanismo de la ciudad que las acoge.

Florentijn Hofman, el holandés errante

Todo es posible con este holandés errante, que viaja por todo el planeta presentando sus particulares propuestas artísticas. Una de las más conocidas consigue que un patito de goma gigante surque los ríos de las grandes ciudades del mundo. Igual de impactante es la escultura de un mono hecho con chanclas y expuesta en un parque de Brasil.

Nada es basura para Vik Muniz

Para este brasileño, nada es desperdicio. Ni óleo sobre lienzo ni carboncillo en papel, en sus obras recurre a un plato de espaguetis con tomate, salsa de chocolate o simple azúcar. Sus metáforas visuales surgen, según ha explicado en alguna ocasión el propio Muniz, al haber enfrentado la censura en su país. Así se obligó a encontrar formas de expresión poco comunes y nada lineales.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Lo más visto en Verne