La gente se está muriendo de hambre en Sudán del Sur: así puedes ayudar

Las donaciones tienen ventajas fiscales: los primeros 150 euros desgravan el 75% (si donas 150 euros, Hacienda te devuelve 112,5 euros)

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Sudán del Sur lleva en una situación crítica varios años, pero desde este lunes se ha declarado oficialmente una hambruna. En zonas del norte del país, en el estado de Unity, se sabe que se están produciendo muertes por inanición, aunque el asesor especial de la FAO (agencia de la ONU para la alimentación), Luca Russo, reconoce que no las pueden cuantificar porque no pueden llegar a algunas áreas por la guerra. Te contamos cómo está la situación allí, pero también qué puede hacer cualquier ciudadano para ayudar a mejorarla.

Decenas de miles de personas en riesgo de morir de hambre

Al menos 100.000 personas están en peligro inminente de morir de hambre y un millón, en riesgo de padecer hambruna. Cinco millones, el 42% de la población de 11 millones, necesita con urgencia ayuda alimentaria, agrícola y nutricional, según esta organización. Las zonas más afectadas son Leer y Mayendit, donde la intensidad del conflicto y la inseguridad complica el acceso de las organizaciones humanitarias.

Sudán del Sur
EL PAÍS

Las cosechas fueron saqueadas julio de 2013 y no han vuelto a sembrar porque están en constante movimiento, huyendo de los ataques, según cuenta a Verne George Fominyen, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (WFP, en sus siglas en inglés) en Sudán del Sur. En los mercados solo se encuentra té y sal. En algunas islas pueden pescar, pero hay áreas donde están sobreviviendo comiendo raíces de nenúfares, según Médicos Sin Fronteras (MSF). Algunos buscan refugio en islotes "donde las condiciones son deplorables -se han registrado casos de cólera-, y combinados con la escasa disponibilidad de alimento ha dañado gravemente la salud de la población

Todas las organizaciones humanitarias subrayan que la hambruna que padece la población es de origen humano y no se debe a ninguna catástrofe natural. Desde 2013, Sudán del Sur vive un guerra interna política y étnica en la que han muerto miles de personas y más de 3,3 millones de personas han tenido que abandonar sus casas, según Unicef. "Lo que está ocurriendo es que una población que ha tenido ayuda humanitaria limitada durante meses ha colapsado hasta la catástrofe", explica Fominyen.

A finales de enero José Luis Hernández, responsable de Protección de Unicef en el país africano, se lamentaba en una entrevista con Planeta Futuro de que el conflicto en Sudán del Sur y las condiciones extremas en las que viven sus ciudadanos corría el riesgo de ser olvidado. La declaración oficial de la situación de hambruna ha devuelto un poco la atención a la zona, al menos por ahora, pero como cuenta a Verne Elena Martínez, de MSF, las emergencias creadas por guerras no logran tanta atención como las catástrofes sanitarias o crisis en lugares con los que nos sentimos cercanos, como América Latina.

Los conflictos dan miedo y como la gente no sabe mucho sobre ellos, no se atreve a involucrarse por si estuvieran apoyando al bando equivocado, explica Martínez. "Pero es donde el apoyo es más necesario porque son zonas en las que no funciona nada", dice la responsable de Captación en Empresas y Fundaciones.

Sudán del Sur
Mujeres hacen cola con sus hijos para ver al médico en un hospital de campaña de Unicef en Nimini, en el estado de Unity. SIEGFRIED MODOLA (REUTERS)

Si quieres ayudar pero no sabes muy bien cómo, estas son algunas formas que están a tu alcance.

Cómo contribuir con las organizaciones que trabajan allí

Para crisis como la de Sudán del Sur las organizaciones de ayuda humanitaria no recogen donaciones materiales de alimentos. Como explica Marta López, responsable de marketing de Acción contra el Hambre, "no tendría utilidad", porque el transporte sería demasiado caro y porque lo que distribuyen en las zonas afectadas son productos preparados que no necesitan refrigeración.

La forma más directa para ayudar es a través de donaciones. Se pueden hacer de muchos tipos. "Lo ideal es hacerlo como socio, con aportaciones regulares, puesto que esto permite no solo distribuir ayuda urgente cuando la situación es muy crítica sino también apoyar a las comunidades antes de que esto ocurra, y sobre todo para que esto no ocurra", dice Laura Hurtado, portavoz de Oxfam Intermón, una organización que lleva más de 30 años en Sudán del Sur.

Algunas ONG funcionan también en estos casos con un fondo para emergencias. Elena Martínez, de MSF, lo describe como a una bolsa en la que no se "pone caras ni ojos al donativo", porque va allí donde es más necesitado. En lugar de organizar campañas específicas para crisis como la que ahora vive el país africano, recurren a su fondo de emergencia, que recibe en torno al 30% de su presupuesto operativo. Esto les permite "no depender de las crisis mediáticas o de las personas para empezar a dar ayuda". En pocas horas, con esta bolsa de dinero, junto a sus equipos humanos y logísticos y material que tienen preposicionado en dos centros logísticos (en Burdeos, Francia y en Ostende, Bélgica), "podemos hacer que los milagros humanos pasen".

Sudán del Sur
Personal sanitario mide el brazo de un niño en Kuach para hacerle un análisis de malnutrición. KATE HOLT (AP)

Estas son algunas de las organizaciones que trabajan en Sudán del Sur y que están recogiendo fondos para ampliar sus actividades en la región. Además, como casi todas las recuerdan en sus webs, este año las donaciones tienen ventajas fiscales: los primeros 150 euros desgravan el 75% (si donas 150 euros, te devuelven 112,5 euros) y a partir de 150 euros desgravan esa base más el 30%.

 - Unicef, la agencia de la ONU para la infancia, anima a hacerse socio de la organización a través de su web. Con 20 euros al año, aseguran, pueden dar tratamiento de desnutrición aguda grave a 208 niños durante un día.

- Acción contra el Hambre ha habilitado varios canales a través de los cuales se puede ayudar a contribuir a las operaciones que ya realiza en el país. Desde mandar un SMS, hasta transferencias o ingresos a través de su página web. Según Marta López, tienen en marcha misiones para garantizar el acceso al agua, "el primer alimento", para nutrición y para proyectos de higiene y saneamiento, en paralelo a proyectos de producir alimentos y de trueque de productos agrícolas. 

- Programa Mundial de Alimentos es una rama de Naciones Unidas que trabaja para erradicar el hambre en el mundo. La agencia realiza esfuerzos de recaudación de fondos con los Estados miembro de la ONU, con el sector privado y con la ciudadanía, que puede hacerse socio o realizar donaciones puntuales. En 2016 facilitaron alimentos a cuatro millones de personas y este año esperan llegar a 4,1 milones, incluyendo paquetes nutricionales de emergencia para tres millones.

- Médicos sin Fronteras invita a hacerse socio o donar a su fondo de emergencia. "Si tuviésemos que esperar a que una emergencia saliese en la tele y la gente donase fondos para acudir, seguramente no llegaríamos a tiempo de salvar vidas", dice Martínez. 

- OXFAM Intermón tiene también una platilla fija en el país en siete bases diferentes. Distribuyen alimentos y dan apoyo agrícola o para el cuidado del ganado. También desarrollan "todo un trabajo de incidencia política para conseguir una solución política y duradera del conflicto que desde 2013 está desangrando el país e impidiendo que pueda salir adelante", según Hurtado. En su web tienen detalles sobre cómo contribuir, con SMS, transferencias o haciéndose socio.

Sudán del Sur
Una mujer da de mamar a su hijo, afectado de malnutrición, en un hospital de Médicos sin Fronteras en Aweil, en octubre de 2016. ALBERT GONZALEZ FARRAN (AFP)

Mantente informado y habla del tema

Unicef explica a Verne que "en este tipo de emergencias y situaciones siempre decimos que es muy importante mantenerse informado y, como primer paso, ser conscientes de esta situación y esta realidad". Ellos cuentan en su web qué es una hambruna y qué supone para los niños, y cómo está la situación en Sudán del Sur. "La gente puede ayudar mucho difundiendo y contando lo que pasa en estos lugares, porque solo cuando conocemos estas realidades estaremos dispuestos a actuar para resolverlas", añade Laura Hurtado, de Oxfam Intermón.  

También te puedes informar por la prensa, a través de reportajes como estos:

Las ONG informan a través de redes sociales sobre las necesidades más urgentes y cómo trabajan para ayudar. "Compartir esa información es una forma de ayudar", dicen también desde Acción contra el Hambre, que animan a hablar con el entorno más cercano y a "fardar" un poco de los logros que se consiguen cuando se apoya a una causa.

Que se hable en redes sociales y en los medios de comunicación empuja también a los Gobiernos y a las empresas a ayudar, como explican en MSF. "Solo el hecho de que los ciudadanos hablen de Sudán del Sur ya hará que se movilicen medios públicos e instituciones", dice Martínez.

Pasa a la acción política

El papa Francisco ha pedido este miércoles a la comunidad internacional ayuda urgente y concreta para el "martirizado" Sudán del Sur, víctima de "un conflicto fratricida" y de una hambruna que "condena a muerte a millones de personas". Los ciudadanos también pueden presionar a organismos internacionales como Naciones Unidas. "Hoy en día es más fácil que nunca la incidencia política, gracias a internet y las redes sociales", como dice la oficina en España del WFP.

"Sudán del Sur vive una crisis crónica desde hace 15 años, no hay Estado. Cada vez hay menos fondos internacionales dedicados a estos países y la gente no se queda en el país porque es inseguro. Lo es, ¡pero pon más cascos azules!", se queja la portavoz de MSF. Para ella, la ONU debería poner más empeño en resolver este conflicto y enviar a todas sus agencias.

Se puede apremiar a los actores políticos firmando peticiones, organizando protestas o apoyando a organizaciones que participan en la acción política, como Oxfam Intermón. "Por ejemplo, vamos a las conferencias de donantes y pedimos que se destinen más fondos para las diferentes crisis humanitarias que hay en todo el mundo, para Siria, para Irak, para Nigeria… También exigimos a los actores implicados que se comprometan a buscar soluciones políticas y duraderas a los conflictos", explica su portavoz, Hurtado.

Unicef invita también reclamar a sus gobiernos que se adhieran a iniciativas como Scaling Up Nutrition Movement y Zero Hunger Challenge, que trabajan para luchas contra el hambre.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne