Dos museos de Londres pasan 30 horas peleando con dinosaurios y cucarachas en Twitter

El reto les sirvió para mostrar muchas de las piezas de su colección

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Twitter se está convirtiendo en un espacio proclive a agrias polémicas y a bandos polarizados. Incluso los museos se pelean en esta red social. El miércoles pasado, museos de todo el mundo promovieron la etiqueta #askacurator, pregunta a un curador, para animar a los tuiteros a hacer toda clase de preguntas a los equipos de estas instituciones. Un británico preguntó quién ganaría en una batalla entre los empleados del Museo de la Ciencia y el Museo de Historia Natural de Londres, y qué artículos expuestos les ayudarían a salir victoriosos.

Los museos contestaron. Primero el de Historia Natural: “Tenemos dinosaurios. No hay duda”.

A lo que el de Ciencia contestó: “El Museo de Historia Natural de Londres está lleno de fósiles viejos, pero nosotros tenemos robots, un caza Spitfire y venenos antiguos. ¡Boom!”.

La batalla continuó con el Museo de Historia Natural recordando que tienen “dinosaurios robots, pterodáctilos y las criaturas más venenosas de la tierra. Además de volcanes y terremotos… Y un pez vampiro”.

Toda esta artillería se intentó contrarretar con un “sireno” y un aviso de que el Museo de la Ciencia tiene “un misil nuclear Polaris, como dice Khalil [uno de los empleados del museo]”.

El de Historia Natural contestó con un “Jenny Haniver ve tu sireno, y nunca lleves un misil a una pelea con meteoritos que destrozan la tierra, además de nuestros especímenes de cucarachas, que nos sobrevivirán a todos”. La amenaza de la cucaracha fue hábilmente contrarrestada con una bota Wellington.

“Nunca hay una sola cucaracha -amenazó el museo de Historia Natural-. Y derretimos tranquilamente vuestros plásticos con nuestra lava”. El Museo de la Ciencia contestó: “Contrarrestaremos (con suerte) vuestra lava con nuestros vehículos de bomberos”.

Siguieron, ojo. “*Suena la música de Juego de tronos*. Enviad los dragones (de mar)... (del Libro de los grandes dragones de mar, de Thomas Hawkins, 1840)”. El Museo de la Ciencia escaparía, decía en otro tuit, “en este batiscafo”. Lo que fue contraatacado por la galería de fósiles de reptiles marinos: “Chomp, chomp”.

Fue entonces cuando intervino el tuitero que lo había comenzado todo: “¿Podríamos dejar la #GuerradelosMuseos en empate? Daos la mano, id a casa y tomad una buena taza de té”. El Museo de Historia Natural aceptó la oferta, pero el Museo de la Ciencia aprovechó para hacer un juego de palabras con empate y dibujar, draw en inglés, y hablar de su dinosaurio impreso en 3D.

La batalla siguió a pesar de estas peticiones de armisticio. Se cruzaron langostas, matamoscas, pumas, globos aerostáticos, pulgas con drop mic metafórico y un micrófono para un drop mic más realista, entre otros muchos tuits cruzado.

Vale, no íbamos a hacer esto, pero aquí vienen las langostas. Phymateus viridipes, Phymateus karschi y Ornithacris pictula magnifica...

... Las contrarrestaremos con este Asesino Gigante, un matamostas fabricado en Gran Bretaña de los años 1900-1930.

Es el momento de probar algo sigiloso, como este híbrido de puma y leonardo de nuestro museo hermano de Hertfordshire.

Ah, pero hemos visto vuestro leopardo desde nuestro globo (el segundo globo de Lunardi, ascendiendo desde los campos de San Jorge, en 1785.

Tenemos MILLONES DE PULGAS... Eso tiene que ser una trampa masiva. Drop mic.

No hacemos drop mic, cuidamos nuestros micrófonos (como este que usó de los años 40 que usó mucho la BBC).

La guerra terminó con el Museo de Historia Natural mostrando una foto de unas simpáticas focas: “Hemos disfrutado el baile con nuestros encantadores vecinos de al lado. Os dejamos con ‘Swim gym’, del fotógrafo Laurent Ballesta, de nuestra exposición de fotografía natural WPY53… Hasta la próxima”. “Hasta la próxima, desde luego -contestó el Museo de la Ciencia-. Nos lo hemos pasado de maravilla (como en este poster de la compañía de ferrocarriles London, Midland & Scottish)”.

Tal y como explicaría el Museo de la Ciencia en respuesta a otro tuitero, esta guerra “fue completamente espontánea, pero tanto el Museo de Historia Natural como nosotros siempre disfrutamos la oportunidad de mostrar nuestras maravillosas colecciones”.

Fin… [Comienzan los títulos de créditos con la música del final de Juego de tronos].

La guerra había comenzado el miércoles a mediodía. Terminó el jueves a las seis.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne