¿Es legal exhibir la bandera franquista?

Una iniciativa de 2013 para legislar el delito de apología del franquismo no llegó a prosperar

  • Comentar
  • Imprimir

El torero Juan José Padilla paseó por el ruedo de la plaza de toros de Villacarrillo (Jaén) con una bandera franquista sobre sus hombros este sábado. "Con la emoción de triunfar en esa tarde yo me puse la bandera sin saber si era la constitucional o no", indicó poco después en un comunicado de disculpa difundido a través de Facebook.

El torero fue muy criticado por este gesto. Destaca el tuit de la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, compartido más de 19.000 veces desde el día de la corrida. También rechazaron el gesto otros políticos como el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián.

A pesar de las críticas y de las disculpas del propio torero, Padilla no infringió ninguna ley. “No es la bandera oficial -explica a Verne Javier Tajadura, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad del País Vasco-. Es la bandera de otra época y está asociada a la dictadura”, pero mostrarla no es ilegal.

Con una excepción: “Si se tratase de una autoridad o un poder público. Un alcalde no la podría poner en el Ayuntamiento y alegar libertad de expresión, por ejemplo”. En este caso, la bandera “iría en detrimento de los símbolos constitucionales” y se podría llegar a acusar al alcalde de prevaricación, como añade José Carlos Cano Montejano, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid.

En esta línea, la Ley de Memoria Histórica, propugnada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en 2007, penaliza la presencia de símbolos franquistas en espacios dependientes de administraciones públicas, pero no impide gestos como el de Padilla.

El delito de apología del franquismo no existe

El Código Penal no penaliza la utilización de los símbolos asociados al régimen de Francisco Franco. En octubre de 2013, cuando el PP tenía mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, CiU propuso la tipificación como delito de la apología y el enaltecimiento del franquismo. El texto, consensuado con PSOE, IU, UPyD y UPN, fue rechazado por la mayoría popular.

La apología del franquismo en todo caso podría entrar dentro de los tipos generales de delitos de odio, que contemplan la violencia, discriminación hostilidad, humillación, menosprecio y descrédito contra la libertad y la igualdad. Si la bandera se hubiera utilizado para provocar el odio -por ejemplo, en un discurso reivindicando o proponiendo actos violentos-, sí se podría haber cometido un delito que contempla penas de multa y prisión de hasta cuatro años.

Eso sí, la exhibición de la bandera con el águila se suele rechazar de forma mayoritaria y, como es lógico, se asocia a posiciones de extrema derecha contrarias a la democracia. Una cosa es que sea legal o que los tribunales den prioridad a la libertad de ideología y de expresión y otra que no sea criticable.

Una bandera preconstitucional, no anticonstitucional

“Es una bandera que no está vigente, que es preconstitucional y que no tiene ninguna legitimidad -explica Cano Montejano-. Además, puede tener una caracterización negativa si se usa para incitar al odio. Pero no diría que es anticonstitucional”. Este profesor de derecho constitucional recuerda la bandera del águila “ni se menciona” en la Constitución, al no ser un símbolo vigente.

Los símbolos preconstitucionales no son ilegales en España de por sí: ni los utilizados durante el régimen de Franco ni los anteriores, ya sean democráticos (como los de la I y la II República) o totalitarios.

La diferencia entre Franco en España y Hitler en Alemania

Otros países afrontan polémicas parecidas a la que implica la bandera con el Águila de San Juan en España. En Alemania es ilegal mostrar símbolos nazis a no ser que se muestren en un contexto artístico o para criticar el Holocausto, con penas que van desde multas a tres años de prisión.

Tajadura nos explica que es ilegal incluso llevar una camiseta o una bandera con las iniciales de Hitler, H. H., o incluso con el número 88, que también es una referencia a este dictador: la H es la octava letra del alfabeto.

En Estados Unidos, la polémica por la utilización de la bandera confederada, enseña del bando esclavista en la Guerra Civil, sigue viva, aunque no es ilegal. Es más, los disturbios neonazis de Charlottesville se produjeron por la decisión de retirar la estatua de una militar confederado de esta ciudad de Virginia.

En otros lugares de Europa se producen situaciones parecidas por la herencia colonial. El callejero francés, por ejemplo, sigue lleno de personalidades esclavistas y colonialistas. Bélgica también afronta polémicas similares por su historia en el Congo.

Escudo de los Reyes Católicos, con el águila de San Juan. Wikimedia

¿De dónde sale el Águila de San Juan?

La bandera con el Águila de San Juan fue la oficial del Estado de 1945 a 1977. Con algunos cambios, esta enseña siguió siendo la oficial de España hasta la Ley de Banderas de 1981. Es decir, la Constitución, aprobada en 1977, y el águila coincidieron durante cuatro años. Se llama de San Juan al ser símbolo del evangelista en el arte medieval. En heráldica, hace referencia al poder y al respeto.

Franco tomó prestado el símbolo, con algunos cambios, de los Reyes Católicos, que lo adoptaron en el siglo XV. El bando sublevado de la Guerra Civil lo recuperó en 1938 y lo adoptó como emblema oficial tras derrotar al Gobierno de la II República.

No se debe confundir con la bicéfala que también formó parte del escudo de España en diferentes periodos de la historia. El águila de dos cabezas se relaciona con el Sacro Imperio Romano Germánico. Entró en la simbología de España con la Casa de Austria y Carlos I de España y V de Alemania en 1519.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne