Adiós a 'Súper Paco': el agricultor que hacía carreras extremas con 80 años

Estación de Cártama, en Málaga, le despide hoy tras su fallecimiento por un cáncer de esófago

  • Comentar
  • Imprimir

A Francisco Contreras pocos retos se le resistían. Su figura emergía humilde y sorprendente en las carreras malagueñas, muchas de gran exigencia, en las que participaba. Entre jóvenes corredores con zapatillas especializadas, ropa deportiva y tecnología, a él se le reconocía de un vistazo por su peculiar equipación: pantalones de trabajo, camisa de vestir, botas de montaña, dos palos a modo de bastón, cantimplora en la cintura y sombrero de paja en la cabeza. Su gran esfuerzo, llegando a completar carreras como los 101 kilómetros de Ronda con casi 80 años, le hizo ganarse el cariño popular.

Fue conocido como Súper Paco y los corredores que pasaban a su lado siempre tenían unas palabras de ánimo. A las 18.30 horas de este martes falleció, a los 81 años, a causa de un cáncer de esófago. En la tarde del miércoles se ha celebrado una misa en Estación de Cártama (Málaga), localidad en la que residió durante gran parte de su vida y donde fue homenajeado en 2012.

“Se ha ido la persona, pero su huella será imborrable” decía en Twitter uno de sus muchos seguidores. Las redes sociales se han llenado de palabras de admiración y cariño de miles de personas. “Un honor y admiración haber corrido a tu lado”, decía otro.

“Ojalá todos tengamos la fuerza de este hombre para superar los palos y las pérdidas que tendremos a lo largo de nuestra vida. Un ejemplo de superación. Hoy hay una persona buena menos en este mundo”, añadía otro de los muchos tuiteros que han llenado hoy Twitter con la etiqueta #SuperPaco, que ha sido tendencia en la red social este miércoles. “Ver a un hombre sencillo hacer cosas gigantes siempre ha sido una inspiración... luto en el #trailrunning”, resumían desde Ultratrails.com. [Al final del texto, puedes encontrar más tuits de homenaje a Súper Paco].

Nacido en el pueblo malagueño de Almogía en 1938, su biografía, filosofía y métodos de entrenamiento quedaron plasmados en el libro Kilómetros de vida, firmado por sus hijos Francisco e Inés Contreras.

Súper Paco no fue siempre un amante de las carreras. Su afición empezó tardía, cuando ya contaba cerca de 60 años. Tenía alto el colesterol y el médico le recomendó moverse. Era 1999 y se lo tomó al pie de la letra. Empezó a recorrer los montes cercanos a Estación de Cártama. Más tarde falleció su mujer, de un infarto. Entonces lo único que le quedó en la vida era cuidar de su pequeña finca de cítricos y olivos y, sobre todo, correr.

Lo hacía preferiblemente de noche, solo y un frontal que no daba luz, aunque siempre llevaba “un teléfono de los antiguos” por si surgía alguna emergencia. De ahí se lanzó a participar en pruebas populares junto a su hijo, también ultrafondista. Muchas de ellas atravesando largas travesías por las sierras malagueñas.

Agua, frutos secos y pasas de la Axarquía eran su secreto durante las carreras. Desde el Desafío Sur El Torcal (en Antequera, con 43 kilómetros de distancia y 1.780 metros de desnivel positivo) a la Volta Cedanya Ultrafons (189 kilómetros) o la Ultra-Trail de Mont Blanc, una dura prueba por Los Alpes entre Francia, Italia y Suiza con un recorrido de 166 kilómetros. La lista es eterna.

También se desplazó a correr a las islas Canarias, País Vasco o Aragón, entre otros muchos lugares. Entre sus retos pendientes quedaron la maratón de Nueva York y el camino de Santiago desde Málaga. “Hoy #Superpaco hace su última carrera hacia el cielo”, concluía otro tuitero.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne