8 increíbles técnicas que usan los titulares para llamar tu atención (la #9 te sorprenderá)

La competición por captar el interés de los lectores en internet nos deja en ocasiones titulares tan absurdos como los siguientes

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
La cara que se te queda cuando lees uno de estos titulares
La cara que se te queda cuando lees uno de estos titulares.

Por raro que parezca, los medios en internet quieren que veas su contenido y, curiosamente, usan algunas técnicas para asegurarse de que lo hagas. Sitios como Upworthy o Buzzfeed son conocidos por haber refinado una esotérica fórmula que promete multiplicar las visitas y a la que se llama peyorativamente clickbait (traducido sería algo como "cebo de clics"). Esta búsqueda del clic no tiene precisamente buena fama -muchas veces se le acusa de primar el titular con gancho a costa de la calidad del contenido- así que han surgido páginas como Clickhole o el Twitter de Saved You a Click , que se dedican a mofarse de este tipo de titulares. Facebook quiso ir más allá y acabar con ellos.

El término está tan extendido que ya lo recoge el diccionario de Merriam-Webster (la RAE, mientras tanto, todavía está planteándose incluir “vuesa merced”). Estos son algunos ejemplos de cómo consigue el clickbait desatar tantas pasiones:

1. "10 cosas que son cosas"

Aunque se le haya demonizado, el formato lista no es más que una manera de estructurar contenido. Y una especialmente útil cuando leemos en móviles y estamos acostumbrados a recibir la información en cápsulas de 140 caracteres. Los titulares nos dicen cuál es el contenido y cuál va a ser nuestra experiencia al leerlo. Nos prometen un número exacto de cosas que vamos a recibir y nosotros decidimos si tenemos tiempo de ver 74 fotos de perros jugando en la nieve o solo 23.

2. "Alguien hizo algo. Lo que pasó después tendrás que adivinarlo"

Los titulares que omiten información van en contra de todo lo que enseñan en las facultades de Periodismo, pero a cambio nos dejan un pequeño cliffhanger que despierta nuestra curiosidad y nos hacen partícipes de un misterio que hay que resolver. El equilibrio entre la información que da el titular y la que omite es muy precario. Conseguir nuestro clic es todo un arte: si ofrece demasiada información, no necesitamos entrar; si es demasiada poca, no nos interesa entrar.

3. "12+1 cosas que solo entenderás tú"

Estos titulares te interpelan directamente a ti. Te entienden y te respetan como persona especial que forma parte del exclusivo grupo de gente que ama dormir. Para los seres humanos, la pertenencia a un grupo es fundamental y al hacer clic en este tipo de titulares buscamos confirmarla y reafirmarnos en los valores que comparten todos los del grupo. Es un alivio ver que hago las mismas cosas que el resto de gente que ama dormir. Como por ejemplo, dormir.

4. "No vas a querer ver esto. Y si no, desmiéntelo"

¿Cómo que no voy a poder? Es hacer clic en un enlace, no cruzar el Pacífico a nado. ¡Te he ganado, titular de internet! Estos titulares usan el viejo truco de la psicología inversa. Nos retan a entrar en el artículo sabiendo que lo vamos a hacer, con la promesa de un pequeño triunfo a cambio de un esfuerzo mínimo.

Ahora, si me disculpáis, voy a vomitar por haber visto cómo le sacan a alguien un tapón de cera.

5. "Esta es la emoción que sentirás después de hacer clic"

Estos titulares venden no solo un contenido, sino una experiencia. Al igual que los anteriores, te incluyen a ti como parte esencial de ella y te dicen por qué tú, especialmente, tienes que hacer clic. ¿Y quién no quiere sentirse alegre viendo a un perro experimentar por primera vez el aire acondicionado?

6. "9 cosas increíbles que son las más alucinantes del mundo"

La hipérbole es un recurso literario totalmente válido. La usaba Quevedo. El problema viene cuando los titulares exageran demasiado y el contenido no se ajusta a nuestras expectativas. Me prometieron unas sábanas increíbles y solo son moderadamente asombrosas. Las críticas al clickbait surgen en gran parte de esta decepción, de sentir que el titular nos ha engañado.

7. "61,04 cosas que TIENES que hacer AHORA MISMO"

Pues si es tan urgente, tendré que verlo. Total, solo estoy en Facebok para evitar trabajar. En internet, la lucha por tu atención es feroz, así que estos titulares se aseguran de que veas lo suyo antes que lo de los demás. Y lo hacen creándote una necesidad urgente que puedes satisfacer fácilmente con solo hacer clic.

8. "7.376.471.981 cosas que te devolverán la fe en la humanidad"

Calculo que a día de hoy las cosas que te harán recuperar la fe en la humanidad ya superan en número a la propia humanidad. Al parecer, la fe en la humanidad es algo que se pierde muy fácilmente y necesita ser restaurado constantemente. El caso es que “fe en la humanidad” se ha convertido en el nombre en clave de “fotos de cachorritos y gente siendo seres humanos decentes”. Casi todas las técnicas anteriores -la exageración, la promesa de una emoción, el apelar directamente al lector- se cristalizan en esta expresión que prácticamente inventó Upworthy y que se repite en los titulares que intentan llamar tu atención.

No, en serio, ¿en qué estaban pensando? Ahora necesito otras 20 fotos que me devuelvan la fe en la humanidad.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne