Llevas pelando mal la fruta toda la vida: probamos métodos alternativos

¿Quién quiere utilizar cuchillo pudiendo usar un clip, un peine o un vaso?

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

A la hora de cortar y pelar frutas y hortalizas somos animales de costumbres. Todos tenemos interiorizado un método para hacerlo y es el que repetimos cada vez que necesitamos cortar una cebolla, pelar un plátano o una naranja. Pero hay más. Ahí está YouTube para demostrarlo.

Algunos de estos trucos, englobados en lo que se conoce en las redes como life hacks –"trucos para la vida"– ayudan a pelar la fruta de forma más rápida y sencilla. Otros, simplemente, evitan utilizar el cuchillo o alejan nuestros dedos de él para intentar que no acabemos con una tirita en el dedo. Hemos seleccionado una serie de estos videotutoriales y, los hemos probado en directo en nuestro canal de Facebook. Puedes ver el vídeo al final de este artículo.

Tomates cherry

- Cómo lo hacemos normalmente: cortamos por la mitad y de arriba abajo los tomatitos, de uno en uno.

- El truco alternativo: colocar todos los tomates en un plato y colocar otro plato encima. Después, pasar un cuchillo entre los dos platos para cortar simultáneamente todos los tomates.

Cebollas

- Cómo lo hacemos normalmente: para partirlas en aritos, pelamos la cebolla y después, sobre la tabla, vamos haciendo cortes del grosor deseado.

- El truco alternativo: para no tener que acercar los dedos a la cebolla y poder sujetarla con facilidad, la pinchamos con un peine ahuecador. Después, utilizamos el espacio entre las púas para introducir el cuchillo y hacer todos los cortes iguales. Como puede verse en el vídeo, este método también puede utilizarse con limones, tomates, calabacines...

Plátanos

- Cómo lo hacemos normalmente: estiramos o cortamos del tallo, la parte superior de la fruta, para rasgar la piel y estirar de ella hacia abajo.

- El truco alternativo: hacer lo mismo, pero con la parte inferior del fruto. Primero, apretamos un poco el extremo inferior del plátano y, cuando se abra la piel, estiramos de ella. Este otro tutorial propone partir primero la fruta por la mitad y después retirar la piel.

Naranja

- Cómo lo hacemos normalmente: o bien valiéndonos de uñas y dedos o bien retirando la piel, al completo, con un cuchillo.

- El truco alternativo: realizamos un corte en la piel de la naranja por su ecuador. Después, introducimos el mango de una cuchara para despegar la piel de los gajos. En este otro tutorial puedes encontrar más trucos para pelar naranjas, como cortarlas en rodajas y después abrirlas para comerlas sujetando la piel, como si fueran tajadas de sandía.

Mandarina

- Cómo lo hacemos normalmente: retirando la piel al completo utilizando uñas y dedos.

- El truco alternativo: se pelan con los dedos los dos extremos de la mandarina dejando un cinturón de piel en el centro. Después, sin retirar esa piel, se abre la fruta y se separan los gajos como si fuera un acordeón.

Kiwi

- Cómo lo hacemos normalmente: o lo pelamos al completo utilizando un cuchillo o lo partimos por la mitad y nos lo comemos utilizando una cuchara.

- El truco alternativo: cortamos el kiwi de arriba abajo y después presionamos el extremo de la fruta contra el borde de un vaso. La pulpa debe desprenderse y quedar dentro del recipiente. Este truco, como nos enseñó La Niña Probeta, también puede utilizarse con mangos maduros. Este videotutorial propone otro truco: cortar los extremos del kiwi y después separar la piel con una cuchara sopera.

Manzana

- Cómo lo hacemos normalmente: pelamos la manzana y la cortamos en trozos, evitando el hueso del centro.

- El truco alternativo: colocamos la manzana al revés sobre la tabla de cortar –la parte de arriba es más ancha, así que es más fácil cortarla así– y la cortamos en cuadrícula, como si fuera un tablero de tres en raya. Después, podemos colocarle una goma para transportarla ya cortada.

Mango

- Cómo lo hacemos normalmente: pelando la fruta primero con un cuchillo o pelador y cortándola después.

- El truco alternativo: cortamos primero el mango y, con el cuchillo, dibujamos cuadraditos del tamaño que queramos sobre la pulpa. Después, al estirarla, los cuadrados se abrirán y podremos retirar los dados de mango, ya cortados, con los dedos. También podemos usar el truco del vaso.

Uvas

- Cómo lo hacemos normalmente: partimos las uvas por la mitad, las pelamos con el cuchillo y sacamos las pepitas con el dedo o un tenedor. Suponiendo que seas un pelauvas, claro.

- El truco alternativo: para sacar las pepitas sin necesidad de partir la uva, podemos introducir un clip en forma de "S" por la parte superior y utilizarlo como gancho para sacarlas. Para pelarlas más fácilmente, pueden escaldarse.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne