YouTube también puede ser cosa de adultos

No todo el contenido de YouTube está hecho para adolescentes; hay más variedad de la que muchos piensan

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Borja Prieto es desde hace más de una década un pionero en las redes sociales en España, a las que en su día dio el salto desde el mundo de la música como director de MySpace. A pesar de su experiencia, su hijo se le adelantó a la hora de abrirse un canal en YouTube, con 8 años. Prieto, la actriz porno Amarna Miller y la periodista Mercedes Milá, entre muchos otros, han debatido este sábado en Madrid sobre la presencia de los adultos en el universo de YouTube como participantes del evento especializado Tubecon, al que han asistido más de 4.000 personas según la organización del mismo.

En noviembre de 2015, Prieto, de 39 años, ha creado su propio canal en la plataforma de vídeos, llamado Los Prieto Flores. Defiende que los contenidos creados por adultos tienen cabida en este gran rincón de internet. "No me voy a poner a hacer challenges, porque parecería idiota, pero hay una enorme variedad en la oferta que puede encajar con todo el mundo. En este caso, nos toca aprender de los jóvenes", dice durante su intervención en el panel dedicado a los adultos del Tubecon.

También se proclama espectador de la plataforma de vídeos. "Hay gente muy talentosa que no puedo ver en otra ventana. Este medio no es un oasis para millennials; es cuestión de tiempo que en España padres como yo lo consuman como lo hacen ahora con Netflix", augura.

Del porno al "para todos los públicos"

"Que esté hecho por adultos no significa que sea solo para adultos", cuenta a Verne Amarna Miller, conocida por su faceta de actriz porno. De hecho, con su relanzado canal de YouTube busca mostrar sus muchas otras facetas y hacerlo para todos los públicos. Licenciada en Bellas Artes, habla de feminismo y no oculta su inclinación política, apoyando de forma pública a Podemos.

Sabe que una de las claves del éxito en YouTube es la constancia, por eso se ha propuesto desde el pasado mes de noviembre subir cada martes un nuevo vídeo a su canal, "con contenido en condiciones". Semanas antes, el polémico anuncio que grabó para promocionar el Salón Erótico de Barcelona titulado Patria se convirtió en viral y le dio una nueva exposición en el mundo digital.

En su espacio personal en YouTube, ha creado varias series de vídeos, como "Un día en la vida de una estrella del porno", que derriba tópicos sobre su profesión y se aleja del contenido sórdido con que relacionamos a esta industria. En él muestra experiencias cotidianas en su país de residencia, Estados Unidos. Otro de ellos expone por capítulos los resultados de vivir 30 días sin consumir basura.

Amarna Miller potencia de forma activa su presencia en redes sociales, consciente de "la gran imagen de marca" que le reportan, pero hasta el momento había dejado abandonado YouTube por la enorme dedicación que exige. "Ahora valoro que a través de esta plataforma puedo crear contenido propio que no tiene que ver con el porno y que puedo hacerlo alejada de la presión externa. Me interesa hablar de ecología, sostenibilidad y educación sexual, pero no he encontrado el lugar en el que me permitieran hacerlo", explica.

Instantes antes de comenzar su encuentro con sus jóvenes admiradores en el área de Meet & Greet del Tubecon, nos cuenta cómo esta ventana también le ha abierto las puertas al público menor de 18 años: "Son importantes porque son el futuro, pero no puedes acceder a ellos por televisión porque lo que usan es internet". Para mejorar sus vídeos, admite haberse fijado en los canales más exitosos de la paltaforma; "los quince primeros están protagonizados solo por hombres", lamenta.

El papel como padres

El gran papel los adultos hasta ahora en YouTube ha sido el de padres vigilantes de lo que consumen sus hijos. "Un enorme tanto por ciento de niños que todavía no saben leer ni escribir son ahora mismo capaces de llegar por sí mismos a un vídeo de Peppa Pig o a cualquier contenido que desean ver en YouTube", apunta en Tubecon Juan Baixeiras, director de la plataforma móvil educativa Little Smart Planet.

Preocupados por los contenidos nocivos que los menores pueden encontrarse en la web y que tanta mala fama están dando al colectivo, en Tubecon se ha querido mostrar esos otros contenidos constructivos a los que los menores también se exponen. Uno de los youtubers que pone de su parte en esa parcela es Javier Ruescas, al que se le podría definir mejor como booktuber. Su canal, en el que habla sobre la literatura, se llevó el premio al mejor de divulgación cultural en Tubecon.

Una niña de 12 años contaba a Verne durante esta convención el haber descubierto el problema del deshielo en el Ártico a través de los youtubers. Uno de esas estrellas online es Bolli, de 27 años, que nos recordaba cómo un menor aprovechó la privacidad de las redes sociales para confesarle a ella, un adulto con el que se sentía a gusto, que deseaba suicidarse debido al acoso que sufría en el colegio.

Adultos y jóvenes asistentes al Tubecon de Madrid / Tubecon

"Para mis hijos más pequeños, existe YouTube Kids [una versión de la plataforma que solo incluye vídeos y anuncios apropiados para la infancia] y para los que ya se acercan a la adolescencia solo me queda practicar la confianza y esperar que a través de mi educación sepan discernir entre lo bueno y lo malo", asegura un padre que acude al evento.

En la charla dedicada a la divulgación y educación sus participantes defienden que, aunque no sean los más conocidos, hay muchos canales en YouTube especializados en la ciencia y en el conocimiento que "no buscan hacer el papel del educador, pero sí de invitar a la curiosidad del niño y mejorar así la relación entre profesores y alumnos". En este caso, los adultos son los que deben bucear en los contenidos para luego incentivar a sus menores.

Pasión juvenil

La periodista Mercedes Milá reconoce a Verne que ya solo ve la televisión a la carta a través de la red, como le ocurre a cada vez más espectadores mayores de 30. Ha participado en una charla sobre booktubers, estrellas de YouTube especializadas en literatura a las que las editoriales prestan cada vez más atención.

Ella es una de las profesionales de la televisión que incorporan a este tipo de creadores de contenidos en sus programas. Algunos como Wismichu ya han pasado por su Convénzeme, espacio dedicado a los libros del que prepara una segunda temporada en el canal Be Mad de Mediaset.

Milá se muestra algo más escéptica en cuanto a la incorporación del mundo adulto en los contenidos de YouTube: "He encontrado cosas muy interesantes y yo no quiero cambiar a Wismichu, AuronPlay y compañía por gente mayor. YouTube es lo que es. El tiempo dirá cómo evoluciona este medio y, sobre todo, lo decidirán los seguidores, que no es fácil tenerlos y ellos los tienen".

Tras colaborar con algunos de ellos, define a estos jóvenes héroes de internet como "inteligentes, creativos y divertidos" y también poseedores de una pasión que quizá no se encuentre en los adultos. La periodista destaca, a partir de su experiencia, la completa dedicación por lo que hacen. "Viven como auténticos monjes de clausura, en un cubículo metidos, sacando ideas de su propia fantasía. Yo me vería incapaz de ser youtuber", comenta.

Casi todos los creadores adultos que han opinado durante Tubecon coinciden en que mantener la pasión es la clave para sobrevivir en un escaparate de estas características.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne