La madre de Vigo que calumnió a una profesora en WhatsApp tendrá que pagar 630 euros

El Defensor del Profesor recuerda que un grupo de WhatsApp nunca es la forma de solucionar un conflicto

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
madre whastsapp profesora multa
Una mujer haciendo lo que todos hacemos varias veces al día: consultando WhatsApp en el móvil.

El 14 de enero de 2016, una madre de un pueblo de Vigo escribió un mensaje en el grupo de Whatsapp de madres y padres de alumnos, en el que acusaba a una profesora de primaria, entre otras cosas, de robar el bocadillo a su hijo:

"La profesora se dedica a zarandearlo de malas formas, a tirarle del brazo, se burla de él, le tira las fichas del puzle al suelo, le come el bocadillo. Con esto os quiero decir que controléis a vuestros hijos, que les preguntéis por esa individua, y si pasa con alguno más tenemos que hacer fuerza entre todos y plantarle cara".

Mensaje en WhatsApp de L.D. el 14 de enero de 2016

La profesora lo denunció, en abril se celebró el juicio y ya se conoce la condena: la madre tendrá que pagar una multa de 630 euros como autora de un delito de calumnias, según informa Europa Press. La fiscalía había pedido hasta 1.600 euros por difamar a la docente, una sanción rebajada porque la afectada está en paro y no tiene ayudas asistenciales.

A raíz de la polémica, se convocó una reunión en el colegio Carrasqueira de Vigo, donde trabajaba la profesora y al que acudía el alumno. La acusada, entonces, se comprometió a pedir disculpas a través del mismo grupo. Y eso hizo, aunque a medias:

“Quiero pediros perdón por poner el otro día un comentario que no tiene nada que ver con este grupo”

La profesora, que lleva nueve años impartiendo clase en el centro, no quedó precisamente satisfecha, por lo que decidió acudir a los juzgados. En el juicio, explicó que las difamaciones "rompieron la magia creada en clase con los niños" y señaló que jugaba con ellos "al monstruo de las galletas" en las sesiones de la merienda, "para incentivar los sentidos de los pequeños, como el tacto o el olfato". Pero al difundirse el mensaje de la acusada, pasó a ser el "monstruo del chorizo", relató, entre sollozos, durante el juicio.

Durante el proceso, por su parte, la acusada manifestó ante los medios que “de haberlo sabido, nunca lo hubiera hecho; solo advertí a otros padres de lo que mi hijo me había contado por si a ellos también les estaba pasando lo mismo". En el juicio, según recoge La Voz de Galicia, reiteró los mismos argumentos, afirmando que su intención no era ofender, sino poner de manifiesto lo que le había contado su hijo.

Estas explicaciones tampoco satisfacieron a la jueza del Juzgado de lo Penal número tres de Vigo, que ha entendido que la madre mandó el mensaje sin hacer "ningún tipo de comprobación previa" y que "esta intencionada, desproporcionada, innecesaria e injustificada atribución delictiva a la profesora va más allá de la crítica legítima que cabe hacer", según añade Europa Press.

Así, pues, la jueza ha decidido condenarla a siete meses de multa a razón de tres euros al día, a que asuma el total de las costas, y a que indemnice a la profesora con un euro, tal y como pedía la acusación.

La madre condenada, al conocer la sentencia, ha manifestado su deseo de recurrirla al considerarla injusta, según las mismas fuentes.

El Defensor del Profesor ante los grupos de WhatsApp de padres y  madres

El último informe del Defensor del Profesor indica que este organismo de atención gratuita para docentes atendió a 1.961 profesores en 2016. Entre los casos relativos a problemas con  padres de alumnos, un 29% se debían a acoso y amenazas.

Desde el organismo explicaron a Verne, cuando se conoció el juicio a esta madre de Vigo, que llevan años preocupados por el uso que padres y madres dan a las redes sociales en lo referente a la educación de sus hijos. "Rechazamos el uso de este tipo de instrumentos para que se cuestione el trabajo de los profesores (...) No es el canal por el que se deben intentar solucionar los problemas", señaló entonces Jesús Niño, coordinador del servicio.

Niño defiende que "si hay un problema con el profesor y se le quiere criticar, debe hacerse en una tutoría". Criticar a un profesor a través de un grupo de WhatsApp puede hacer que llegue a oídos de los niños. "Si un padre cuestiona al profesor delante del niño, el niño también lo va a cuestionar", cuenta.

En caso de que un docente tenga noticia de que circulan mensajes negativos sobre su actividad, el Defensor del Profesor recomienda:

  • Determinar si es una situación de acoso, con mensajes reiterados, o algo puntual que se puede solucionar con la familia. Si se trata de acoso, se debe poner en conocimiento de la policía.
  • Si tanto el profesor como la familia implicada quieren solucionar el conflicto, intentar solucionarlo con mediación del personal del centro o del Defensor del Profesor.
  • Pedir el apoyo del equipo docente del centro.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne