20 hechos sobre Playmobil que explican por qué amábamos tanto a los clicks

Los clicks cumplen 40 años.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Los caballeros de Playmobil, ordenados cronológicamente de izquierda a derecha.
Los caballeros de Playmobil, ordenados cronológicamente de izquierda a derecha.

No tienen codos, ni rodillas, ni nariz. Pero da igual: las figuras de Playmobil, los clicks, y sus escenarios, son unos de los juguetes más reconocibles de las últimas cuatro décadas. Cuatro exactas: la marca alemana ha cumplido 40 años en 2014.

Los primeros modelos de Playmobil se presentaron en la Feria del Juguete de Nuremberg de 1974. Con poco éxito: sólo se interesó un mayorista holandés. Esta presentación vino tras cuatro años de trabajo: el propietario de la empresa, Horst Brandstätter, solicitó a su jefe de desarrollo, Hans Beck, la creación de un nuevo universo de juego. Brandstätter pensaba sobre todo en vehículos y escenarios, pero Beck puso en el centro a las figuras.

Desde entonces, la marca ha crecido y sus cajas azules se han convertido en un recuerdo de la infancia para muchos de nosotros. Estos son algunos de los datos que explican por qué cuando vemos un click se nos escapa una lagrimilla nostálgica.

1. El fundador de la juguetera, Horst Brandstätter, no quería que las figuras llevaban armas. Ni siquiera quería pistolas para las figuras del Oeste. Tuvo que ceder tras recibir cartas de padres y niños quejándose y accedió a que los vaqueros llevaran pistolas y los piratas, espadas. No hay muchas más concesiones bélicas, aunque los fans han pedido tanques.

2. Los primeros personajes y temáticas que se incluyeron fueron Caballeros, Indios y Obreros. Actualmente hay más de 30 universos diferentes, incluyendo Future Planet, Dragones, City Life, Hadas, Piratas, Castillo de Princesas, Agentes Secretos y Dinosaurios. Esta amplia oferta ayuda a que Playmobil sea una marca unisex: el 55% de su público son niños y el 45%, niñas.

3. Las figuras miden 7,5 centímetros y desde su creación, todas las medidas son idénticas. Es decir, un niño de hoy en día puede combinar sin dificultad figuras, accesorios y escenarios suyos con los de sus padres cuando eran niños.

Boceto de Hans Beck de 1971 para los primeros clicks.

4. Es decir, la medida de la cabeza, de las manos y de las piernas es la misma desde 1974, por lo que los clicks de cualquier época se pueden intercambiar sombreros, sujetar accesorios y colocarse sobre plataformas sin importar ni la colección ni el año.

5. Cada figura se compone de 7 piezas. Todas las referencias del catálogo (figuras, vehículos y escenarios) suman unas 25.000 piezas diferentes en 198 colores diferentes.

6. Sin codos ni rodilllas, eso sí. Las piernas se mueven juntas para mantener la estabilidad. También conservan (oh) la misma sonrisa desde su primer diseño.

La familia del Oeste

7. Las figuras son muy sencillas. No tienen nariz. Ni dedos. Esta sencillez tiene como objetivo que estimular la imaginación del niño y hacer compatibles los mundos de juego, por ejemplo, enfrentando a un pirata con un dinosaurio.

8. Aunque las medidas de las figuras no han cambiado, sí se ha modificado parcialmente el diseño. Por ejemplo, todas las figuras tenían el mismo corte de pelo, ese flequillo puntiagudo tan característico, pero actualmente hay un total de 374 modelos de cabezas diferentes, incluyendo 839 caras y 69 barbas. Es decir, 21 millones de combinaciones.

9. Asimismo, la colección introducida para el mundial de fútbol de 2006 permitía que se moviera una pierna hacia atrás para poder chutar la pelota. Es, probablemente, el cambio más radical que han sufrido los clics desde su creación.

10. Más cambios: en 1976 aparecen las primeras figuras femeninas. En 1981, niños y niñas, de 5,5 centímetros de alto. En 1982, las manos son giratorias. En el 87 y 88 aparecen nuevas formas, como pies descalzos, además de nuevos diseños de zapatos, chaquetas, chalecos y faldas.

Los clicks celebraron su 40 cumpleaños en Madrid.

11. Desde 1974, se han fabricado 2.700 millones de figuras. Si todas se cogieran de la mano, darían la vuelta al mundo 3,4 veces.

12. Actualmente se fabrican 100 millones de clicks al año, todos en la planta que la empresa tiene en Malta. Eso son 3,2 clicks cada segundo. En cambio, sólo nacen 2,6 personas por segundo. Es decir, llegará el día en el que los clicks superen en número a la humanidad. Si desarrollan inteligencia artificial, PODRÍAN EXTERMINARNOS.

13. El juguete estrella es, cómo no, el Barco Pirata. La empresa ha fabricado más de 16 millones de unidades de este juguete que se ha ido actualizando y que, por cierto, fue mi juguete favorito de la infancia (lagrimilla).

El barco pirata de Playmobil: 16 millones vendidos.

14. La empresa no sólo fabrica juguetes. También hace macetas. Sí, macetas: todo el plástico sobrante de figuras y escenarios se recicla y se aprovecha en la construcción de las macetas Lechuza. Estos productos suman alrededor del 10% de los ingresos del grupo.

Macetas Lechuza. También obra de Playmobil.

15. Playmobil tiene toda su producción en Europa. La fábrica más grande es la de Dietenhofen (Alemania), con más de 1.500 empleados (Playmobil emplea a un total de 4.000 personas). Aquí se preparan cada día 65.000 de las famosas cajas azules. La juguetera también fabrica en Selb (también Alemania), Malta (donde se fabrican las figuras), República Checa y España.

16. Playmobil llegó a España en 1976, de la mano de Famosa y bajo la marca Famobil. Fue precisamente Famosa la que acuñó el término “click” (los alemanes los llamaban “klickys”). También existían las “clack”, que eran las figuras femeninas, pero el término no cuajó. La fábrica de Onil (Alicante) produce en torno al 10% de los juguetes de la empresa.

17. En 2013, el grupo Brandstätter batió récord de ventas, con una facturación de 612 millones de euros y más de 60 millones de juguetes vendidos.

18. Playmobil no cotiza en bolsa. Ni lo hará jamás. A mediados de la década de los 90, el actual propietario, Horst Brandstätter, puso al frente de la empresa a una fundación para garantizar que, después de su muerte, la sociedad será gestionada siguiendo sus principios, que incluyen no salir a bolsa. Brandstätter no quiere que la empresa se planifique a corto plazo, pensando en los resultados trimestrales, ni depender de accionistas que no tienen por qué saber nada ni de la compañía ni del sector.

19. Otro punto importante para la fundación: Playmobil no fabrica juguetes licenciados, es decir, con personajes de series y cómics. El objetivo es no depender de modas temporales.

20. Aunque no hay juguetes licenciados, sí ha habido ediciones especiales, como un Elvis Presley, una Sissi, el Tío Sam, el pintor Durero y el emperador Otto el Grande, entre otros. Sí, Playmobil tiene una figura dedicada a Otón I del Sacro Imperio (912-973), hijo de Enrique I El Pajarero.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne