El vestido: día 2

El vestido ha sido el tema de conversación en redes sociales, en bares y en casas

El mundo sigue dividido entre los partidarios del blanco y los que apuestan por el azul

  • Comentar
  • Imprimir

Qué loco lo del vestido. Una foto mal tomada y mal iluminada se ha convertido en el objeto de cientos de miles de tuits en todo el mundo, además de conversaciones por whatsapp y en persona. Hemos examinado la foto en diferentes dispositivos y bajo diferentes aplicaciones, llegando incluso a preguntar a científicos. Este es un breve resumen de todo lo que ha dado de sí (de momento) el vestido azul y negro y blanco y dorado.

1. Una foto de Tumblr llega a Buzzfeed porque nadie se pone de acuerdo en si un vestido es blanco o azul. La foto ha tenido tanta repercusión que el artículo lleva más de 35 millones de lecturas. Durante las horas de más tráfico, Buzzfeed tienen que pedir a sus redactores que no publiquen temas nuevos porque hay demasiado tráfico entrando.

2. La foto salta a las redes sociales y se aprecia claramente uno de los motivos que ha hecho que esta imagen sea tan viral: hay dos equipos. En número de tuits gana #whiteandgold, a pesar de que el vestido original es #blackandblue. Estos dos hashtags y el global #theDress suman en poco más de un día más de dos millones de tuits.

3. En España comienza a circular la mañana del viernes y no se queda en Twitter y Facebook, sino que salta también a Whatsapp y a los bares. Hemos oído frases como “pues en el móvil se ve negro”, “es blancoooo”, “tía, no me jodas que ves eso blanco”, mientras se iban pasando el móvil con cara de no saber muy bien qué estaba ocurriendo con su manera de ver y entender el mundo.

4. Algunas marcas comienzan también el viernes a integrar la polémica en sus campañas de redes sociales, con el objetivo de arañar retuits y likes.

5. Nos llega incluso lo que podría ser el inicio de una leyenda urbana, según la cual veríamos el vestido de diferente color dependiendo de nuestro estado de ánimo. Y no, tampoco eres daltónico por verlo azul o blanco. En este artículo de Io9 podemos ver con ejemplos cómo ven los colores los daltónicos.

6. Por cierto, el vestido original es azul y negro: Buzzfeed recogió el testimonio de una persona que lo vio al natural. Y el New York Times contó que lo había llevado la madre de la novia a una boda. Es el de la foto, el que está en el centro. Sí, ese azul eléctrico y negro es el mismo vestido. Cuesta 50 libras. La empresa que lo vende, Roman Originals, se está planteando una versión blanca y dorada.

Rui Viera / Associated Press

7. Aunque da igual porque en todas las encuestas, la opinión mayoritaria tira por el blanco y dorado. Ejemplos: Gawker, Buzzfeed y también en Verne, donde ya han votado más de 25.000 personas.

8. Vox ha recogido algunas de las críticas del vestido que han comenzado a aparecer en Amazon, donde también se puede comprar. Hemos seleccionado estas cuatro, que los compradores de Amazon han encontrado especialmente útiles. En el momento de escribir este texto, lleva 252 opiniones.

  • Robé un banco llevando puesto este vestido. Nadie se puso de acuerdo en mi descripción. La cabeza del retratista robot explotó.
  • Encargué este vestido en dorado y blanco, pero lamentablemente me llegó en azul y negro. De todas formas, sé que es una buena compra porque si lo miras el tiempo suficiente, puedes ver claramente un velero.
  • Schrödinger lo probó con su gato.
  • Lo bueno: funciona tanto como vestido formal como para ir al trabajo. Lo malo: crea un camino torcido en la percepción de la realidad, dejando detrás un sendero de confusión y crisis existencial. Además, sienta fatal en las caderas.

9. Por la tarde y una vez todo el mundo ha visto el vestido, recurrimos a la ciencia para intentar saber el por qué de esta ilusión óptica creada con un móvil y la horrible iluminación de un centro comercial. El catedrático Julio Lillo Jover explica a Verne que el color de la foto es lo suficientemente ambiguo como para que nuestros cerebros no tengan claro de si se trata de un vestido blanco iluminado con luz azul (por lo que lo veríamos blanco gracias a la constancia parcial de color) o de un vestido azul iluminado con luz blanca (por lo que lo veriamos azul). Muchos medios prestaron atención a la parte científica del asunto, incluida la revista Scientific American, con un artículo firmado por el neurocientífico Stephen L. Macknick.

10. A esto se une un hecho incontestable: la foto es muy mala. Según explican en Mashable, está sobreexpuesta, por lo que los colores originales no se aprecian.

11. En la revista New York le han preguntado a una tetracrómata cómo ve el vestido. Por orden: algunas mujeres tienen un tipo de fotorreceptor extra y por ello se las denomina “tetracrómatas”. Este hecho les hace experimentar una gama de colores algo más amplia de la que vemos la mayoría de los humanos. Por ejemplo, la pintora Concetta Antico explica que ve colorido en tonos pastel en la nieve. En cuanto al vestido, asegura que ve “toques de lila, azules, grises, rosas… No brillantes, pero sutiles… Definitivamente no lo veo azul oscuro en mi monitor. En la zona dorada hay amarillo dorado, pero también marrón dorado tirando a gris y zonas de beige dorado más claras”.

12. A partir del sábado, comienzan los análisis reposados sobre un meme que ha crecido más rápido que ningún otro que haya visto el experto en viralidad Neetzan Zimmerman. En Medium explican por qué Buzzfeed es capaz de romper internet. Y en The Atlantic reflexionan sobre la lucha por nuestra atención y la capacidad de los memes para hacernos hablar sobre los mismos temas. Habrá más. Porque esto no va sólo sobre un vestido. Trata sobre por qué nos interesan unos temas y otros no, sobre cómo vemos el mundo, sobre lo difícil que es entender las opiniones ajenas y sobre lo que nos gusta compartir con los demás.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne