20 cosas que hemos aprendido gracias a Seinfeld

Esta serie nos ha enseñado a fracasar en el amor, a dormir en el trabajo y a bailar

  • Comentar
  • Imprimir

Tal como hoy se emitió el último de los 180 episodios de Seinfeld, la serie que no iba sobre nada y que aun así se alargó durante nueve temporadas y nos impartió un buen puñado de lecciones. Es cierto que según Larry David, cocreador de la serie junto a Jerry Seinfeld, el lema no oficial era: "No hugging, no learning": ni abrazos ni aprendizaje. Sus personajes no iban a crecer y a cambiar gracias a sus experiencias en la vida y en el amor. Pero eso no quiere decir que nosotros no hayamos podido cambiar gracias a ellos. Quizás a peor, eso también es cierto.

1. Cómo lidiar con un teleoperador

-Lo siento, no puedo atenderle ahora. ¿Por qué no me da el número de su casa y le llamo luego?

-No nos está permitido.

-Así que no le gusta que la gente le llame a casa.

-No…

-Ahora ya sabes cómo me siento.

2. La importancia de una presión adecuada en la ducha.

3. El verdadero significado de la Navidad

El padre de George Costanza no celebraba la Navidad: sino Festivus, con la que quería alejarse de los aspectos comerciales y religiosos de estas fiestas. Organizaba una cena el 23 de diciembre, en lugar de un árbol ponía un poste de aluminio y además preparaba pruebas que cada año hacían llorar a George (interpretado por Jason Alexander). Por cierto, se trata de una fiesta que realmente celebraba el padre del guionista de ese episodio, Dan O'Keefe, quien conmemoraba la primera cita con la que sería esposa.

El padre de George Costanza (interpretado por Jerry Stiller) acarrea su poste de Festivus

4. Cómo no hacer un regalo

George recibe un regalo navideño de uno de sus amigos: una tarjeta en la que se le explica que se ha hecho un donativo en su nombre a una institución benéfica. Al principio George se enfada, pero luego se da cuenta de que es una gran idea para ahorrarse dinero, así que regala a todo el mundo una tarjeta en la que explica que ha hecho en su nombre un donativo al “Fondo Humano”, cuyo eslogan es “Dinero para la gente”. Y que no existe.

5. Cómo no hacer un regalo, 2

George le regala a Elaine (Julia Louis-Dreyfus) un jersey de cachemira. Le ha salido muy bien de precio, pero porque tiene una tara (un punto rojo). Elaine la ve y le exige que lo cambie, cosa que no puede hacer. La lección que se extrae de este capítulo es que no podemos creernos esa frase de que "lo importante es el detalle". La gente quiere regalos caros y bonitos.

6. El amor: ¿qué es lo verdaderamente importante?

Seinfeld, Elaine y George son un completo desastre en lo que se refiere a las relaciones sentimentales: cualquiera de ellos es capaz de enamorarse en 15 minutos, a pesar de no saber nada de esa otra persona. Y, por supuesto, el resto se lo hace notar con toda la mala idea del mundo. Como cuando Elaine vuelve ilusionadísima de una cita y Seinfeld deja caer que a lo mejor su posible novio es una persona que no tiene nada que ver con ella: “¿Cuál es su posición acerca del aborto?”. A lo que ella sugiere que seguro que es pro elección “porque es muy guapo”.

A veces sucede al revés: son las pequeñas cosas las que hacen que la relación no salga bien. Como cuando Seinfeld estaba empeñado en que su cita tenía manos de hombre. Quinceañeros. Los tres son quinceañeros.

7. Cómo conseguir que nuestra pareja siga con nosotros

George Costanza lo tenía clarísimo: si nuestra pareja no consigue hablarnos, no podrá cortar con nosotros. Así que lo mejor es encerrarse en casa y dejar puesto el contestador automático.

8. Cómo mantener la dignidad cuando finalmente nos dejan

Tomemos nota una vez más de la sabiduría de George: lo importante es que quede claro que nosotros somos el verdadero protagonista.

-¿Me estás soltando lo de no eres tú, soy yo? Yo inventé no eres tú, soy yo. Nadie me dice a mí que son ellos y no yo. Si alguien es alguien, soy yo.

-Vale, George, eres tú.

-¡Y tanto que soy yo!

9. Cómo conciliar la vida personal con la vida laboral

O por qué es importante tener un despacho y las oficinas abiertas son lo peor. Sí, Costanza es el único que se atreve a hacer lo que todos hemos pensado en alguna ocasión: dormir debajo de la mesa.

10. Cómo conseguir que todo el mundo crea que tienes mucho trabajo

Sigamos una vez más las lecciones del gran George Costanza: “Siempre pongo cara de enfadado. Cuando parece que estás siempre enfadado, todo el mundo piensa que estás ocupado”.

11. Cómo conservar el empleo

En un momento de ira, Costanza renuncia a su empleo en un episodio de la segunda temporada. A las pocas horas se da cuenta de que ha cometido un error, así que decide presentarse al día siguiente en la oficina como si nada. Esto lo hizo en la vida real Larry David, cocreador de la serie e inspiración para el personaje, cuando trabajaba como guionista en Saturday Night Life: le soltó cuatro gritos al productor, renunció y volvió al cabo de unos días como si nada. A David le funcionó. A Costanza, no.

12. No trabajes si va contra tus principios

Nadie sabe cómo se gana la vida Kramer, aparte de algún chanchullo ocasional, su carrera frustrada como actor y la publicación de su libro para mesas de centro sobre mesas de centro. En el episodio La huelga, de la última temporada, se desvela el misterio: trabajaba en un local de bagels, pero lleva 12 años en huelga. En ese episodio le llaman porque la huelga al fin ha terminado y puede regresar su empleo, sólo para ponerse otra vez en huelga porque no le dejan celebrar Festivus (ver el punto 3).

13. Cómo comportarse en el local de moda

Da igual cómo nos traten de mal en el bar de moda, ese que tiene los mejores gintonics, las mejores hamburguesas o la mejor… sopa. Incluso da lo mismo que al dueño se le llame "el nazi de la sopa". De hecho, cuanto más complicado sea disfrutar del bar en cuestión, más fácil será que se ponga de moda. Con tal de entrar, seremos capaces de traicionar a nuestros amigos. Eso quizás no esté muy bien, pero estamos hablando de la mejor sopa de Nueva York. Hay que tener prioridades.

"No soup for you!" (No hay sopa para ti) tiene su propia entrada en Know Your Meme.

14. Cómo bailar sin ninguna vergüenza

¿Verdad, Elaine?

15. Cómo disimular cuando hacemos una pregunta indiscreta

Kramer quiere averiguar si el asesor financiero de Seinfeld es cocainómano. Así que decide hacerse pasar por un tipo duro que sabe moverse por los bajos fondos.

16. Cómo aceptar tu belleza interior

George Costanza es el verdadero precursor del movimiento fofisano.

17. Elige a tus enemigos

Hay que saber escoger las batallas. Hay momentos en los que tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas y otros en los que es mejor apartarnos y reservar esas fuerzas para los momentos en los que realmente podremos ganar. Eso es lo que aprendimos de las lecciones de kárate de Kramer.

18. Cuándo hablar y cuándo etcétera, etcétera, ya sabes, blablablá

Una novia de Costanza insiste en no explicar detalles y cortar por lo sano con “yada yada yada”, expresión parecida a “etcétera, etcétera” o “blablablá”. A George esto no le acaba de gustar, pero le mosquea aún más cuando ella le cuenta que la noche anterior vio a su antiguo novio “y yada yada yada, hoy estoy cansadísima”. Por una vez, le damos la razón a George: ahí faltan detalles importantes. Hay momentos que puedes no etcétera, pero en otros debes tener cuidado con el tal y acabar las ya sabes.

19. Cómo mentir

20. Cómo vender una serie

En la cuarta temporada, Seinfeld y Costanza tienen la oportunidad de vender una serie a la NBC. Deciden que será una serie sobre nada, igual que, claro, Seinfeld. Parece una idea absurda, pero Seinfeld funcionó (en la vida real). Porque no es del todo cierto que no sea sobre nada. Es sobre los personajes, sus relaciones y sus manías. No hacen mucho, no son ejemplos a seguir, pero nos reímos con ellos. Y de ellos. Por eso la serie puede permitirse comenzar y acabar hablando sobre el botón de la camisa. El segundo, en concreto. Ese es el botón que determina si la camisa funciona o no. No puede estar ni muy arriba ni demasiado abajo. En esos diálogos se descubre la verdadera esencia de los personajes y ya sabes, yada yada yada, todo el rollo de siempre, blablablá.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne