10 dibujos animados que fueron censurados

Aunque algunos episodios y personajes simplemente han envejecido muy mal, en otros casos a los guionistas se les fue la mano

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Los dibujos animados también pueden ser polémicos. No sólo los dirigidos a adultos, que aprovechan la estética inocente de sus personajes para ser ácidos e irreverentes, sino también los concebidos para niños.

No todos los casos son iguales, ni mucho menos: hay episodios racistas y sexistas, fruto de otra época, pero también encontramos errores de guionistas que no supieron medir el alcance de las situaciones que imaginaron y, a veces, precauciones innecesarias y excesivas.

1. Los once censurados

Los Censored Eleven son once cortos de Looney Tunes y Merry Melodies emitidos por primera vez entre 1931 y 1944, que United Artists decidió jubilar en 1968 por su contenido racista.

Los títulos incluyen una versión de Blancanieves con personajes negros por el que ya protestó la asociación pro derechos civiles NCAAP antes de su estreno, y otra de Ricitos de Oro con osos que tocan jazz. En uno de estos cortos aparece el propio Bugs Bunny, a quien intenta cazar un negro ludópata y no muy inteligente.

2. Betty Boop: quedémonos con la música

Betty Boop tiene también cortos racistas (como Making Stars, de 1935, en el que nada calma más a un niño negro que un trozo de sandía). Y Ha! Ha! Ha!, de 1934, ha recibido acusaciones de fomentar el uso de drogas: ella y su amigo Koko aprovechan que están en el dentista para experimentar (accidentalmente) con el gas hilarante, que se expande por la ciudad, con cómicas y estupefacientes consecuencias.

Pero si recordamos a Boop es por ser, posiblemente, el dibujo animado más sexy de la historia. A partir de 1934 y con la entrada en vigor del código Hays, el personaje se vio obligado a rebajar su sexualidad, luciendo vestidos más largos y dedicándose a más cosas aparte de bailar jazz. Su popularidad se resintió y en 1939 se dejaron de grabar episodios.

Lo cierto es que el tono de algunos de estos cortos nos sorprende hoy en día. En The Old Man of the Mountain (1933), Boop está a punto de ser violada y sólo se salva después de renunciar a su vestido y gracias a la ayuda de unos cuantos animales del bosque. Este episodio no se acostumbraba a emitir completo ya desde los años 50, cosa que parece razonable teniendo en cuenta que los niños eran gran parte de su público. Eso sí, la música de Cab Calloway es excepcional.

3. Dos no se pelean si Spiderman no quiere

Spiderman no podía soltar puñetazos en la serie animada que sumó 65 episodios entre 1994 y 1998 (aunque un usuario de IMDB encontró tres ejemplos). El héroe y los villanos se empujan, se agarran y se arrojan cosas, pero nada de puñetazos. El productor John Semper explicó en una entrevista que tenían una serie de normas para evitar que la serie se considerara violenta: por ejemplo, Spiderman debía tener cuidado en los tejados para no hacer daño a las palomas y no se podía decir ‘matar’ (se usaban palabras como ‘destruir’). De hecho y como recoge Cracked, los policías disparan armas no letales y jamás se dice que el tío Ben está muerto: se da por entendido.

4. Las Tortugas Heroínas

Otro ejemplo que recoge Cracked en el mismo artículo y que explica con más detalle Mental Floss: la serie de las Tortugas Ninja estrenada en 1987 llegó al Reino Unido con el título de Teenage Mutant Hero Turtles. Exacto: sustituyeron a los ninjas por héroes. Incluso se adaptó la canción y se editaron las escenas en las que Michelangelo luchaba con sus nunchakus.

El gobierno británico de entonces estaba en plena cruzada contra la violencia en los contenidos televisivos infantiles y consideró que la palabra ninja resultaba especialmente peligrosa. El cambio de nombre también se hizo en Austria, Alemania, Noruega y Bélgica. Cuando se volvió a emitir (y en la serie actual), las tortugas recuperaron el apelativo de ninja, sin que se constatara un incremento en los casos de violencia provocada por niños ninja.

5. Los peligros del alcohol

Este es mi ejemplo favorito: los pequeños Bugs Bunny, Porky y Lucas se beben una cerveza en un episodio de los Tiny Toons de 1991. Entre los tres.

-¡Pero eso no es propio de ti!

-Lo sé, pero en este episodio vamos a mostrar los peligros del alcohol.

Se sucede una escena con eructos, ojos entrecerrados y brumas etílicas comparable a cuando Dumbo vió elefantes rosa. En el vídeo que hemos encontrado en Youtube acaban los tres tirados en un callejón, malvestidos, sin afeitar y con los ojos enrojecidos. Pero hay más: el episodio se puede ver completo en Videobash, donde prosiguen sus aventuras: roban un coche de la policía, se estrellan por un barranco y MUEREN. Lo voy a repetir: Bugs Bunny, Porky y Lucas están tan borrachos que roban un coche de la policía y MUEREN. Luego van al cielo, eso sí.

-Espero que los niños hayan pillado el mensaje -dice Bugs Bunny.

-Sí, beber no mola -contesta Lucas.

Brindo por este mensaje en contra del alcohol que, hay que admitirlo, parece una parodia de los mensajes en contra del alcohol.

Las quejas de padres preocupados llevaron a que el episodio no se volviera a emitir en Fox, Warner Bros., Nickleodeon y Cartoon Network (excepto en América Latina), aunque sí se incluye en el DVD de la temporada y se ha programado en Hub Network.

6. El episodio más peligroso de Pokémon

El episodio 38 de Pokémon sólo se ha emitido una vez y en Japón: el 16 de diciembre de 1997. No ha vuelto a la televisión por culpa de una escena que, por supuesto, está en Youtube:

¿Te ha gustado? ¿O estás en el suelo, sufriendo convulsiones? Sí, igual debería haberlo comentado antes: este es el famoso episodio que provocó ataques de epilepsia a 685 niños japoneses. El suceso se repitió más tarde, después de que un informativo volviera a emitir las imágenes (un momento, yo acabo de hacer lo mismo).

Esta escena ha sido también aprovechada para estudiar la epilepsia fotosensible (que no es muy común) y diseñar juegos electrónicos y dibujos animados más seguros para los niños.

7. Padre de familia y el aborto

El episodio 21 de la octava temporada de Padre de familia (2009-2010) tocó un tema sensible con su habitual falta de sensibilidad: el aborto. En este capítulo Lois acepta hacer de madre de alquiler para una amiga. Cuando esta amiga muere en un accidente de tráfico, Lois decide abortar.

Portada del DVD del episodio de Family Guy sobre el aborto

La Fox no emitió este episodio, aunque sí se vendió en DVD con el reclamo “prohibido en televisión”. Los actores hicieron además una lectura del guión en un teatro de Los Ángeles, acompañados de una orquesta. Según explicó el creador, Seth MacFarlaine, en una entrevista concedida al New York Times, la cadena le dio permiso para rodarlo, pero se reservó el derecho a no emitirlo.

El capítulo incluye ejemplos del humor característico de la serie, que siempre juega con los límites. Así, Peter dice “si Dios hubiera querido que matáramos bebés, todos serían niñas chinas”, y aparece un vídeo que sugiere que por culpa del aborto jamás nacieron personas como el asesino de Hitler y el hermano bueno de Bin Laden.

La transgresión gusta mucho a los guionistas de esta serie: hemos visto un episodio en el que los nazis encuentran a Anna Frank porque Peter está comiendo patatas fritas, además de un número musical sobre el sida y un vecino pederasta como personaje secundario habitual. Las polémicas son tantas que tienen su propia entrada en la Wikipedia.

8. Speedy Gonzales: un héroe y un estereotipo

Cuando Cartoon Network se hizo con los derechos del ratón más rápido de México, decidió archivar la serie, debido a la imagen estereotipada que ofrece de los mexicanos. Sin embargo, la web latina HispanicOnline.com recogió firmas para recuperar un personaje que no dejaba de ser el protagonista que conseguía burlarse del gato gringo Silvestre con su ingenio y su velocidad. Speedy cae (por lo general) bien, a pesar de que la serie muestra a los mexicanos como unos vagos que sólo quieren cruzar la frontera para robarles su queso a los estadounidenses, incluyendo además referencias al alcohol y a la marihuana.

El personaje volvió a Cartoon Network en 2002 e incluso hubo rumores (no materializados) de una película en 2010, que suavizaría los tópicos despectivos.

9. Mahoma aparece en South Park tres veces (técnicamente)

La serie creada por Trey Parker y Matt Stone también ha tenido sus polémicas y, como en el caso de Family Guy, cuenta con una extensa entrada en la Wikipedia dedicada a estas controversias. Aparte de los tacos y alguna referencia sexual, lo que más ha enfadado a muchos es el papel que juega la religión en una serie que ha llegado a mostrar a Jesucristo disparando y apuñalando a otros personajes. De hecho, la Iglesia Pentecostalista Rusa intentó impedir su emisión por considerarla "pornográfica, extremista e inmoral" (nota: estos tres adjetivos están utilizados en tono negativo).

Pero quizás el capítulo más polémico fue el sexto episodio de la decimocuarta temporada de la serie, que se emitió en 2010. El 201 en total. En el capítulo aparece un supergrupo de figuras religiosas que han de salvar la ciudad, incluyendo a Mahoma. También aparece Buda esnifando cocaína.

Antes de su emisión un grupo musulmán radical amenazó con asesinar a Parker y Stone por haber dibujado al profeta, así que Comedy Central optó por editar el episodio y tapar todas las imágenes de Mahoma, además de emitir un pitido cada vez que sonaba su nombre. Este capítulo no se ha vuelto a emitir ni está disponible en la web. Es más, también se retiró Super Best Friends, el tercero de la quinta temporada, en el que sí había aparecido Mahoma sin que se armara tanto revuelo: es cuatro años anterior a las caricaturas que publicó el periódico holandés Jyllands Posten.

Mahoma es el primero comenzando por la izquierda

El episodio completo se filtró y, de hecho, el discurso final de Kyle está disponible en Youtube. Suponemos que Mahoma está detrás del cartel de “censored”. Con lo que al final resulta que la conclusión de Papá Noel (sí, Papá Noel) es totalmente válida y el episodio deja de ser sarcástico para convertise, casi, en una constatación: “El único poder verdadero es la violencia”.

En el capítulo anterior también aparecía Mahoma, por cierto. Pero los guionistas optaron por una solución para evitar (al menos durante una semana) la censura: metieron al profeta en un disfraz de oso.

Mahoma, en el centro de la imagen

10. La censura afecta a la producción española: David el Gnomo

David el Gnomo también sufrió la censura, como explicaba en una entrevista Claudio Biern Boyd, fundador de BRB Internacional, los estudios que crearon la serie. Pero no en España, sino en Estados Unidos: “Tuvimos que hacer algunos retoques, -me cuenta Claudio,- porque a la estricta censura norteamericana le parecieron muy provocativos los enormes pechos de Lisa. Y debieron de ver demonios en la secuencia donde daba de mamar a sus hijos gemelos”. Aparece en el primer episodio, cuando se muestran imágenes de un álbum familiar. Y sí, me acabo de dar cuenta de que los gnomos tenían cámaras de fotos.

Fotograma del primer episodio de 'David el Gnomo' que no gustó en Estados Unidos

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne