Enrique Iglesias y sus nueve ceros en YouTube: ¿Qué ha pasado desde su experiencia religiosa?

El hijo de Julio Iglesias está en el 'Top 10' de los cantantes más escuchados en Youtube, lista en la que figura como único latino. Su 'Bailando' acaba de superar los 1.000.000.000 visionados

  • Comentar
  • Imprimir

Desde el primer momento de su carrera, estaba claro que Enrique Iglesias iba a ser motivo de chanza por parte de la zona más integrista de la música pop: al fin y al cabo, cómo desembarazarse del molesto sambenito de “hijo de papá”. Pero su ascenso ha sido imparable: en las dos décadas que median desde su primer trabajo, Enrique Iglesias (1995), se ha convertido en uno de los artistas latinos más importante del mundo y desde hace un par de días, el primero en superar en YouTube los mil millones de reproducciones de un tema (Bailando es el afortunado).

Así lo agradecía, con gestos muy de Classic Julio, a todos sus fans desde Instagram.

Pero, ¿por qué este éxito desbordante? Sus detractores afirman que a unas cualidades vocales muy limitadas se suma su capacidad para generar canciones con un grado de horterez que pulveriza varios sistemas de medición del mundo civilizado. Pero algo tiene que haber. Hemos escarbado en la carrera de Enrique y entre datos biográficos, fragmentos de canciones y declaraciones tronadas, estas son las razones que hemos encontrado para explicar su éxito.

(Hilo musical: el temita de marras)

- Enrique Iglesias compuso "Experiencia religiosa"

Es decir, la canción en la que susurraba “Un aire de éxtasis en la ventana para vestirme de fiesta y ceremonia”, que veinte años después sigue sin tener el menor sentido, coronado por aquel “Besar la boca tuya merece un aleluya” que hizo llorar a toda una generación. Junto a otros temarrales como Si tú te vas, Experiencia religiosa pertenecía a su primer disco, producido con un sonido de baladón pop-rock noventero que aún pone los pelos de punta por las razones equivocadas.

- Enrique Iglesias no presume de lo que no debe

En una entrevista con el NY Post en 2013, Enrique Iglesias confesó que “cuando no hay paparazzis cerca, me gusta hacer nudismo”. Cuando se le preguntó si lo hacía integral, respondió con un tímido “No te lo voy a decir porque arruinaría mi carrera. No hay demasiado de lo que presumir”. Ahí ya se calentó, porque cuando el atorado periodista intentó discretamente cambiar de tema preguntando por su mayor virtud y su mayor defecto, Enrique Iglesias corroboró el titular: “Mi peor defecto está de cintura para abajo. No, es broma, no es mi peor defecto, pero está un poco curvado”. Todo esto en la presentación de su tema I'm a freak. No hace falta que lo jure.

- Enrique Iglesias actualizó a Yazoo

Que maldita la falta que hacía poner al día una canzionzaca como Only you. Pero Enrique sintió el impulso de hacerlo y transformar el elegante "This is going to take a long time and I wonder what's mine" por un demoledor "De lo que fue aquella vez qué ha quedado, te habrás olvidado de mí mientras yo vivo por ti obsesionado”. Bola, set y partido en el segundo disco de la estrella, Vivir, con el que fue nominado a su primer Grammy latino y aún se centraba en el pop chorreoso de la época, sin apenas veleidades discotequeras.

- Enrique Iglesias metió una canción en una película de Will Smith

Y no cualquiera: su primer tema en inglés, Bailamos (que no Bailando), que apareció en Wild Wild West y le orientó definitivamente al latin disco que en el año de gracia de 1999 lo petaba gracias a gente como Paulina Rubio, Ricky Martin o Jennifer López. El resultado es una de sus canciones más populares, con aquel inmortal estribillo de “Bailamos / Let the rythm take you over / Bailamos / Te quiero, amor mío” que rompería la templanza de un monje franciscano.

- Enrique Iglesias sabe inglés

Criado en Miami, chapurrea ese inglés loco con abundancia de vocablos hispanos de la zona, y eso le ha permitido entre 1999 y 2002 tantear el mercado inglés con unos cuantos discos en ese idioma. De la primera etapa de este periodo dudamos si quedarnos con la alucinante versión de Sad Eyes de Springteen donde ejecuta algunos de los gemiditos más escalofriantes de su carrera o Hero, con un videoclip de estética de atardeceres sureños al que habría renunciado el mismísimo Bon Jovi por cargar demasiado las tintas en la fotografía rojiza, el cadillac descapotable, la gasolinera mugrienta, el Mickey Rourke y los besos con lengua.

- Enrique Iglesias podría protagonizar la próxima de 'Mad Max'

En 2007 pasó con su coche por encima del pie de una niña de once años que solo quería un autógrafo tras una entrevista en una emisora de radio californiana, haciéndole añicos lo que viene siendo el empeine. Su madre se pasó tres años intentando llevar a juicio al artista, y en 2010 se hizo público que la cosa se arreglaría en los tribunales. No se ha vuelto a saber nada del tema, lo que hace pensar en un jugoso acuerdo extra-judicial, porque al fin y al cabo un pie de niña no es más que un pie de niña.

- Enrique Iglesias hizo suya una canción de Nacha Pop

Fue la quemadísima Chica de ayer, que es cantada por Enrique Iglesias en un tono muy cercano a la autoparodia, abundando en inflexiones vocales salidas del mismísimo infierno. Una versión muy, muy, muy suya.

Sin duda, lo más divertido de este cover de 2002 fue ver soliviantados a los fans de la canción de Antonio Vega, gente sin duda con muy poco sentido del humor, ya que lo mejor es tomarse esta versión como una actualización a una sola vez de las que en su día hacían los Hermanos Calatrava.

- Enrique Iglesias se sincera con su padre

En la desgarradora Quizás, Enrique Iglesias le dice a su padre las cosas claras: los dos son multimillonarios latinos, pero eso no impide que puedan quererse aunque no se hablen. A quién no le ha pasado. Nos gusta mucho la parte de “A veces hemos ido marcha atrás y la razón siempre querías llevar, pero estoy cansado, no quiero discutir”, que es la versión lírica de “Dame para tabaco, viejo” que es una emoción fuerte que cualquier adolescente ha experimentado con su padre. Una canción que habla de todos nosotros.

- Enrique Iglesias lidera la guerra contra las máquinas

A finales de mayo, Skynet tomó consciencia de sí mismo y qué mejor lugar para revelarse al mundo que en un concierto del artista latino más importante del momento. Fue en la plaza de toros de Playas, en Tijuana, delante de 12.000 personas. Todo iba como estaba planeado para Enrique: agarró un dron para hacer con él una foto aérea a su público. El dron rebelde le hizo un corte en varios dedos de la mano derecha, que sangraron profusamente. Los médicos que le asistieron le recomendaron cancelar el concierto, pero Enrique cantó media hora más con su habitualmente impoluta camiseta blanca empapada de sangre, donde intentó dibujar un corazón con el dedo, sin duda afectado por los efectos de la hemorragia.

- Enrique Iglesias colabora con los más grandes

Aparte de aquel dueto con Christina Aguilera en un intermedio de la Super Bowl y de grabar canciones con gente como Juan Luis Guerra o Juan Magán, por decir un par de fieras, Enrique Iglesias ha grabado su tema de los mil millones en Youtube con Gente de Zona, un popularísimo combo cubano de reggaeton y merengue cubano que a su vez han colaborado con gente como Marc Anthony o Juan Magán, que ya vemos que mete su autotune donde haya que meterlo. Muchos críticos de Enrique Iglesias afirman que no habría alcanzado ese admirable récord en Youtube sin el impulso ni la popularidad de los cubanos, pero no dejan de ser afirmaciones insidiosas. Enrique Iglesias es grande por méritos propios, y a las pruebas nos remitimos.

Las 10 canciones más vistas en YouTube

1.“Gangnam Style”, Psy

2. “Baby”, Justin Bieber

3. “Blank Space”, Taylor Swift

4. “Dark Horse”, Katy Perry

5. “Roar”, Katy Perry

6. “Bailando”, Enrique Iglesias

7. “Shake It Off”, Taylor Swift

8. “All About That Bass”, Meghan Trainor

9. “Uptown Funk”, Mark Ronson y Bruno Mars

10. “Party Rock Anthem”, LMFAO

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne