Conseguir pizza gratis, hacer autoestop y otros 7 usos de Tinder que no son ligar

Con la aplicación también se puede buscar intercambios de idiomas o emborracharse

  • Comentar
  • Imprimir

Hay quien busca un rollo de una noche, quien busca al amor de su vida, los que solo quieren tomar una cerveza... Y quien no quiere ninguna de estas cosas. Con más de un millón de nuevos usuarios por semana, en la aplicación de contactos Tinder empieza a haber gente para todo. Incluso para actividades que se alejan mucho del ligoteo convencional. Estas son nueve de ellas.

1. Hacer autoestop

Para cruzar Estados Unidos de lado a lado existen dos alternativas: aguantar en la orilla de la carretera hasta que un alma caritativa se apiade del autoestopista, o intentarlo a través de Tinder. Fue el caso de Daniel Beaumont: este joven británico utilizó la red de contactos para conseguir viajar desde Canadá hasta Nueva York. Tal y como explica en su blog, su táctica fue dar "dar like a todo el mundo" buscando en un rango de 10 km. Logró realizar 12.000 km tras más de 3.500 matches.

2. Tándem de idiomas

Probablemente, el uso que no es ligar más extendido en Tinder. En la página irlandesa Hostelworld, en un artículo con consejos para utilizar la aplicación en viajes, explican que "en España, muchos usuarios buscan practicar su inglés. En lugar de quedar para una intimidante cita, quedan para un intercambio de idiomas y hablan la mitad de tiempo en una lengua y la mitad en la otra". Ni siquiera es necesario quedar: en un tema titulado Tinder, la mejor manera de practicar idiomas, la periodista Maria Yagoda cuenta que en unas pocas semanas ha "escrito y leído más francés e italiano" que cuando estuvo en esos dos países. También advierte que "si quieres utilizar Tinder como herramienta de idiomas, será mejor que escribas algo al respecto en tu descripción". Navegando por la aplicación no es complicado encontrar algunas como esta:

3. Compartir actividades

Además de utilizar Tinder para hacer autoestop, Beaumont explica que también utilizó Tinder para "organizar un recorrido por Hollywood en Los Ángeles, un viaje al Gran Cañón, una acampada en la Costa Este de EE UU y un fin de semana de escalada en las montañas rocosas". La escalada es una actividad especialmente solicitada en Tinder por poder desarrollarse únicamente en pareja (y las fotos de chicos escalando, una plaga), pero no es la única: también es una forma de practicar turismo o ir de compras. En un reportaje publicado en The Cut, titulado Tinder es la nueva Lonely Planet, la autora explica que la aplicación "se ha convertido en una guía de viajes" que es "mucho más fiable que Yelp" para encontrar un bar. "Conozco a una estudiante universitaria que lo descargó con su compañera de piso mientras estudiaba en España, con ninguna intención de ligar con nadie", explica. "En vez de eso, lo utilizó para ir de compras, buscar clubs y practicar idiomas".

4. Grabar porno

Pues sí: Ersties, una productora alemana de cine amateur para adultos –y capitaneada por mujeres–, ha lanzado una serie en la que la actriz protagonista busca al chico con el que rodará la escena a través de Tinder. Después, han de tener sexo frente a la cámara en su primera cita. Se titula First sex (La primera relación sexual) y tiene un divertido tráiler (no-porno y en inglés) en el que muestran cómo funciona la serie.

5. Triunfar en Internet

El pasado 2014, el publicista Blake Jamieson escribió un post en Medium explicando cómo había conseguido más de 2.000 matches en Tinder. Algunos de sus trucos (editar las fotografías, dar sí a todos los perfiles, poner en la descripción una pregunta con gancho...) le dieron su momento de fama apareciendo en medios como Adweek, Business Insider o Playground, tras lo cual decidió montar su propio negocio alrededor de Tinder: Tinderhacks, una guía que enseña a sus usuarios a obtener "más matches, más números de teléfono y lo más importante: más citas". Cuesta 27 dólares.

Mucho más desenfadadas, aunque no menos célebres, son las publicaciones en las redes que recopilan perfiles o conversaciones de Tinder. Tinder Guys with tigers (Chicos de Tinder con tigres) recopila imágenes de esta red en las que, como su nombre indica, aparecen chicos con tigres. Fue elegido para aparecer en Year in review, una página que recopila "las mejores cosas de internet del año" según Tumblr. Otra mítica es el Instagram Tinder Nightmares (Pesadillas de Tinder), un Instagram que recopila conversaciones surrealistas o embarazosas del chat de la aplicación. Tiene más de 1,3 millones de seguidores y esconde algunas joyas como estas:

Captura 1: -Dios mío, tienes unas tetas preciosas -Cuando escribes eso, ¿cómo esperas que responda exactamente? -Mmmm probablemente con algo de odio y confusión / Captura 2: -En una escala de 1 a América, ¿cómo de libre estás esta noche? -Corea del Norte

6. Campañas y publicidad

El pasado mes de mayo, mientras decenas de ilustradores se volcaban en la campaña a la alcaldía de Manuela Carmena elaborando carteles electorales, otros se decantaron por llevar la campaña política a otro terreno: Tinder. El Movimiento de Liberación gráfica de Madrid elaboró un perfil de Tinder de Carmena que, en la semana de las elecciones, preguntaba en su descripción "¿qué haces este domingo?". "No soy Manuela Carmena ni estoy aquí para conocer a gente", explicaba un texto de otra imagen del perfil, "solo quería contarte que el domingo podemos empezar a cambiar muchas cosas en Madrid. Gracias por tu atención y que tengas un buen día".

Esta no ha sido la primera campaña de promoción que se desarrolla a través de Tinder: Ex machina, una película de ciencia ficción sobre inteligencia artificial, creó un perfil del robot Ava, una de las protagonistas de la película, con el que incluso se podía chatear. También han realizado acciones de marketing a través de la App Amnistía Internacional, Domino´s Pizza, el Consejo de Inmigración de Irlanda en una campaña contra la violencia de género e incluso la cantante Hillary Duff, que abrió un perfil para promocionar uno de sus videoclips.

7. Juego de beber

La revista Times, en un reportaje titulado Tinder, el nuevo juego de citas, cuenta la siguiente anécdota:

11 mujeres de 20 años se juntaron alrededor de una larga mesa en un bar de Brooklyn para jugar. A primera vista, parece muy antisocial: todas sumergidas en sus teléfonos, navegando por la aplicación. De pronto, una de las participantes alza su teléfono al aire anunciando que había encontrado a un chico posando con una chica en su perfil de Tinder. "Chica en foto sin dejar claro si es su hermana: ¡Trago!".

Juego de beber de Tinder

Toma un trago si...
-Sale sin camiseta
-Salen animales exóticos
-Toca la guitarra
-Foto de fotomatón
-Consigues un match
-Sale en la foto con 4 o más personas
-Foto con famoso
-Foto de cosas
-Tiene nombre de 3 letras (raro)
-Foto con su "madre"
-Foto del pez que ha capturado

Toma dos tragos si...
-Sale besando a otra chica
-Foto con el rapero Drake
-3 o más amigos en común
-Más alto de 1´88
-Es el tipo más feo de una foto en grupo
-Podría ser gay

Bébete la copa entera si...
-Encuentras a alguien que conoces
-Foto de boda
-Sale completamente desnudo
-No tienes ni idea de qué pinta tiene después de ver todas sus fotos
-Ya has salido con él

Se refiere a los juegos beber alrededor de Tinder, en los que los jugadores ponen una serie de reglas que, si se dan, obligan a pegarse un trago (o dos, o el vaso entero). En concreto, el reportaje hablaba de la versión "para chicas" que publicó Kristin Harris, editora de Buzzfeed, en su Twitter:

También existe una versión unisex que circula por Pinterest.

8. Guerra de matches

También hay juegos de Tinder que no implican perder el hígado por el camino, como la Guerra de matches. Es sencillo: se marca un tiempo límite (media hora o quince minutos) y todos los participantes empiezan a dar me gusta a todo perfil que se ponga de por medio. Finalizado el plazo, gana el que más matches haya conseguido. Para pasar horas muertas en el transporte público o pasar la tarde en casa.

9. Conseguir pizza gratis

El pasado mayo, algunos medios como Elite daily, Mirror o Mashable se hacían eco de un nuevo uso de Tinder: los Tinder games, en homenaje a los libros y películas de Hunger games, Los juegos del hambre. Son una competición en la que gana el jugador que consiga primero que un match le envíe una pizza gratis. En España ya hay perfiles que lo están intentando:

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne