10 cosas que nos pasan a todos cuando se cambia la hora

Porque da igual las veces que lo hayas hecho: sigues sin entenderlo

  • Comentar
  • Imprimir

Multiplica tu edad por dos: esas son todas las veces que has tenido que enfrentarte al cambio horario y todavía sigues sin entenderlo. Lo que sí que tenemos más o menos claro es que el de primavera es "el bueno" y el de otoño, el que todo el mundo odia. Pero cada año parece el día de la marmota y volvemos a caer en los mismos pensamientos y comentarios sobre el cambio de hora. Seguro que has vivido alguna de estas situaciones. O todas.

1. Por mucho que te esfuerces en leer el artículo de rigor desde todos los ángulos posibles (el económico, el ecológico, el científico) sigues sin entenderlo: ¿pero cómo se va a servir para ahorrar energía? Si a partir de ahora encenderemos la luz de casa a las 7 en vez de a las 8.

2. Además, nunca has notado que tú ahorres en la factura de la luz.

3. Has intentado memorizar de todas las maneras posibles que en otoño se retrasa y en primavera se adelanta. Era así ¿no?

4. Te preguntas qué ha pasado para que hace dos dias estuvieras cenando en una terraza todavía con sol y ahora se haga de noche antes de que salgas del trabajo. ¿Es posible que octubre sea el mes que más rápido pasa del año?

5. Odias a los que te dicen: "Pues cuando yo vivía en Inglaterra se hacía de noche a las 4". Como si eso fuera un consuelo.

6. Alguna vez has tuiteado: "Las siete y ya es de noche". Esto suele venir acompañado de unas ganas irracionales de meterte bajo una manta en un sofá, aunque no haga frío.

7. Si vives en las comunidades del este, odias en tu fuero interno a los gallegos, porque tienen casi media hora más de luz por las tardes que tú.

8. Alguna vez has perdido un tren o un autobús o te ha tocado esperar una extra en la estación porque no contabas con el cambio horario. Por cierto, los trenes de Renfe paran durante la noche para no llegar al destino una hora antes. Tiene su explicación, como ya aprendimos el año pasado.

9. Lo único que te consuela es que esa noche puedes quedarte una hora más en en tu bar favorito. Aunque la frase que más escuchas esa noche es: "Entonces, ¿se adelanta o se atrasa?"

10. A ti te da igual que se adelante o se atrase: el lunes siguiente sigues teniendo sueño.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne