Cosas que me hubiera gustado saber cuando empecé la carrera

11 expertos escriben a su yo del pasado sobre qué les enseñó la experiencia que les hubiera resultado útil entonces

  • Comentar
  • Imprimir
Imagen de 'The Social Network'
Imagen de 'The Social Network'

Cuando estás a punto de escoger una carrera te asaltan las dudas. ¿Podré vivir de esto en el futuro? ¿Será una de esas especialidades extintas en cinco años? ¿Merece la pena que me deje los cuernos y vaya a por el 10 en todas las asignaturas? Este artículo es un viaje en el tiempo para conocer aquello que otros no supieron cuando decidieron qué estudiar.

Físicos, matemáticos, emprendedores... Once perfiles diferentes cuentan aquello que les hubiese resultado útil saber en sus primeros años universitarios, un adelanto de todo lo que contarán en las jornadas El País con tu futuro, en evento organizado por El País en colaboración con la Fundación Santillana destinado a estudiantes de segundo de Bachillerato en el que 50 expertos en diferentes disciplinas impartirán charlas y talleres los próximos días 16 y 17 en Madrid.

A estos 11 ponentes -inspirados por este artículo viral entre estudiantes en el que la periodista Delia Rodríguez hablaba con su yo del pasado sobre los consejos que le hubiera gustado recibir cuando empezó su carrera- les pedimos que también escriban, desde su experiencia como adultos, a su yo del pasado:

1. María Sañudo, directora de marketing de Vente-Privee. Licenciada en Marketing y Publicidad. 40 años

"Te pido por favor que hagas como yo hice, no cambiaría casi nada de lo que viví en general. Tendrás la suerte de estudiar lo que querías, aunque te costará un año en otra carrera que no te gustaba, pero no pasa nada. ¡Ahora juegas estupendamente al mus!

Serás afortunada por poder viajar y hacer Erasmus, gran experiencia: amigos, fiestas, deportes varios… Sí, sí, y es verdad: también idiomas y algo de estudios. Comprenderás sin remedio (esto significa por narices) que hacer prácticas 'a tutti' te beneficiará toda la vida. A esto sí que te obligarán los créditos a cumplir en la carrera, ¡y benditos créditos!... De todo se aprende.

Trabajar en el extranjero será una de las mejores decisiones de tu vida, aunque aquí se viva MUY bien. No tengas miedo al cambio; si caes, saldrás reforzada. Eso sí: trabaja, trabaja, trabaja… Habla idiomas y sé más generosa si puedes: esto nunca falla".

2. Irene Milleiro, directora de campañas para Europa de Change.org. Licenciada en Derecho. 39 años

"Todas las carreras tienen salidas, aunque no sean las que te imaginabas. Así que no hagas caso a tus padres y estudia lo que te apasione. Estudiar es mucho más fácil cuando te gusta lo que estudias. Y esa pasión te hará mucho más fácil encontrar un trabajo que te haga feliz.

Aprovecha los años de la universidad para mucho más que estudiar. Conoce a toda la gente que puedas, participa en grupos de la universidad, hazte voluntaria de una ONG, viaja cuanto puedas. Y sal por la noche. Sí, se puede hacer todo.

Vete de Erasmus, a ser posible a algún sitio donde se hable inglés. Sigue siendo el idioma más importante para encontrar trabajo. Búscate un trabajo por horas, viaja todo lo que puedas para conocer Europa y a las gentes europeas. Y aprende de gente que piensa, come y vive diferente.

Sé valiente y decide lo que te haga feliz: la decisión que fue clave para tu futuro fue rechazar las prácticas en la gran multinacional -para horror de tu familia y sorpresa de tus compañeros- y embarcarte en un máster en derechos humanos.

Es verdad lo que dicen: el dinero no da la felicidad. El poder tampoco. Escoge tus trabajos por lo que te aporten y lo feliz que te hagan, no por lo que te paguen. Ya verás qué gusto levantarte por las mañanas con ganas de ir a trabajar.

Aprende, aprende, aprende. Déjate llevar por la curiosidad y aprende cosas nuevas que te atraigan, aunque no sepas para qué te van a servir. Ya lo descubrirás.

Acércate a la gente que te parezca interesante. Y mejor si son diferentes a ti. No te cortes, escríbeles e invítales a un café. Te aportarán perspectivas, te ayudarán a crecer y a ser crítica, y serán clave a la hora de encontrar nuevas oportunidades laborales.

Sí, es normal sentirse insegura, incluso sentirte impostora cuando te dan un puesto mejor. Nos pasa a casi todas las mujeres. Léete el libro de Vayamos Adelante, de Sheryl Sandberg, y a por todas".

3. Ignasi Belda, doctor en inteligencia artificial y CEO de Intelligent Pharma. 36 años

"Lo importante para un emprendedor o un profesional que quiere ser bien valorado no es ser un experto en una u otra materia, sino saber qué es lo que no se conoce. Así que apúntate a muchas asignaturas introductorias de otras carreras, tan diversas como puedas: Informática, Derecho, Biología, Humanidades, Química, etc. Esto te ayudará a conocer, por una parte, problemáticas ajenas que podrás resolver con tu especialidad y, por otra, herramientas ajenas que podrás usar para resolver problemas de tu especialidad.

Los problemas del futuro solo se pueden resolver desde ópticas y equipos interdisciplinares. Por tanto, la valoración que se da a los profesionales del presente ya no es tanto la profundidad de sus conocimientos especializados como su capacidad de trabajo en equipo y su visión trasversal de los problemas.

De hecho, la barrera principal que existe en el trabajo interdisciplinar es la comunicación. Por ello, independientemente de cual sea tu área de especialización, fórmate para ser un buen comunicador, pedagógico y con suficiente maniobrabilidad para poder modular tu lenguaje al nivel específico del interlocutor que en cada momento tienes delante. Con ello conseguirás la mitad del éxito del trabajo interdisciplinar en equipo".

4. Eduardo Sáenz de Cabezón, profesor de Matemáticas en la Universidad de la Rioja. 43 años

"Ahora tienes 43 años (43 es un primo gemelo, por cierto, una joya de número). Estudiarás Teología y también Matemáticas. Y te dedicarás a la investigación en matemáticas y a su divulgación. Profesional e intelectualmente serás plenamente feliz. Y no porque los de matemáticas sean los estudios con menor índice de paro, que lo son (según el INE en 2015). Ni por que sea la mejor profesión del mundo (lleva años en el top 5 de Career Cast y ha sido la 'número 1' varias veces). Ni siquiera porque los graduados en Matemáticas puedan elegir una variedad increíble de ocupaciones, pese a que la gente se piensa que estudiar matemáticas sólo vale para ser profesor de matemáticas (de hecho a eso no se dedican ni una tercera parte de los matemáticos).

No, no es por eso. Elegirás las matemáticas queriendo ser informático pero ya en primero te darás cuenta de algo que te cambiará del todo: hay unas matemáticas, las verdaderas matemáticas, mucho más allá de lo que te enseñan en el instituto. Unas matemáticas en las que la creatividad vale más que el cálculo, la imaginación más que la memoria. Que son un mundo enorme lleno de retos intelectuales apasionantes y estimulantes que además encuentran aplicación en todos los sectores profesionales.

Te darás cuenta de eso tu solo y será tu mejor hallazgo: no están reñidos el placer intelectual de la matemática más abstracta y la satisfacción de poder aplicar tus conocimientos en casi cualquier ámbito. No hay por qué elegir uno u otro".

5. Montserrat Calleja, investigadora en el CSIC. Licenciada en Física. 42 años

"Olvida los cálculos sobre las 'salidas laborales'. No puedes adivinar el futuro y la carrera más segura posiblemente no te apasione; no lo harás tan bien y tus posibilidades de trabajar se reducirán (y en algo que no te gusta).

La carrera de Física NO ES DIFÍCIL. Si lo que te preocupa es ser útil, puedes estar tranquila: la carrera de Física te prepara para ser útil en ámbitos muy diferentes. Puedes ser un gran profesor de Física, científico, consultor tecnológico, emprendedor y mucho más. Puedes descubrir después de años que te gusta más la Química o la Biología. No hay problema, podrás convertirte en bioquímico o biofísico con un poco de esfuerzo. Llegarás a creer de verdad que cualquier cosa puede aprenderse. Y que puedes mejorar el mundo.

Si no te gusta aprender cosas nuevas, elige otra cosa. Si no llevas bien la incertidumbre, estudia Física, pero no seas científico.

Acepta que las casualidades también decidirán tu camino: ¿teórico o experimental? ¿Astrofísico o microelectrónico? Tu especialidad podrá venir dada por el campo en el que surgió la primera oportunidad de trabajar. Seguramente te gustan más cosas de las que crees, no te cierres demasiado, disfruta lo que te depare el destino.

Si de verdad quieres ser científico, saca buenas notas en la carrera; tu primer sueldo depende de ello, la posibilidad de ser doctor depende de ello. Si ya no vas a tener unas notas excelentes, pero te encantaría ser científico, te apasiona y sabes que eso es lo que quieres hacer, sabes que puedes ser bueno, aún hay esperanza, pero seguramente tendrás que irte a vivir a otra ciudad o a otro país para encontrar tu oportunidad.

Si quieres ser científico, vas a tener que viajar, vas a tener que vivir unos años en otro país, en el peor momento, cuando acabas de encontrar novio o novia, cuando acabas de tener un hijo, cuando de verdad no puedes irte; tendrás que hacerlo o cambiar de profesión.

Vas a trabajar muchas horas, pero el tiempo pasará volando. Nunca querrás jubilarte y pagarías por trabajar, pero no se lo digas a nadie, también tienes que comer.

Aprende inglés y trabaja tu tesón y tu capacidad de frustración, los experimentos nunca salen a la primera, no se comprenden el primer año, a veces el segundo tampoco, pero hay que seguir intentándolo, hasta el final".

6. Miguel Olivares, fundador de la agencia de publicidad La Despensa (Licenciado en Publicidad), 40 años

"Hola Miguel, soy tu yo del futuro, como el anuncio de Neutrex pero sin tanto rubio platino en la cabellera, con barba, y esta con muchas canas. Quiero compartir algunos pensamientos que sin duda te podrán ayudar en el momento en el que te encuentras arrancando a estudiar Publicidad.

Date todo, todo el tiempo para conocerte a ti mismo, no busques fuera lo que está dentro, solo así podrás dar caza a esos magníficos peces dorados de las profundidades de uno mismo. Bucea dentro de ti y vas a ver que es maravilloso.

Empatiza con todo bicho viviente, rodéate de la gente más diversa y diferente que encuentres en tu camino. La vida no es lineal, es circular, y en esta diversidad encontrarás tu singularidad.

Observa y piensa y realiza, el futuro es de la gente que hace".

7. Rosa Jiménez Cano, corresponsal de El País en San Francisco. Licenciada en periodismo. 35 años

"Hay algunas cosas que mejoraría de mi formación. La carrera no fue lo que esperaba. Sabía que quería ser periodista, siento que es algo vocacional. De hecho, ser periodista, si no se siente la llamada para serlo, puede ser una auténtica tortura.

Creo que académicamente podría haberme esforzado más. En su momento no le di demasiada importancia y me centré en más en hacer un buen círculo de amigos y comenzar a hacer prácticas cuanto antes. Gran parte de este oficio consiste en dar con buenos maestros, con modelos a seguir, y pedir que te corrijan.

Una vez cubierto el aspecto prácticas y amigos que duran para siempre, creo que si volviera al pasado, habría tenido una experiencia internacional antes. Aprecio mucho lo que estoy viviendo ahora, pero creo que habría sido todavía más rico si, en lugar de solo viajar de manera febril, hubiese vivido en lugar más.

Una de las cosas que más me ha aportado es tener una afición. En mi caso han sido los toros, una cosa con tintes del pasado, que me ha ayudado en los momentos más inesperados y permitido conectar con la gente más variopinta que nunca pude imaginar.

Mi otra pasión, la tecnología, es hoy mi forma de vida, pero creo que contar con conocimientos más profundos al respecto ayuda a hacer mejor el trabajo y explicar cómo funciona este mundillo. En su momento, hice un curso en la UNED de Especialista en Internet y sus aplicaciones. Entonces era poco más que HTML, CSS, Javascript y servidores ISS. Este año he reforzado con un curso de programación en Swift. Lamento no haber seguido indagando los aspectos más técnicos, la puesta al día ha sido durilla".

8. David Sánchez. CEO de Arenal Sound. Ingeniero industrial. 38 años.

"En la vida tienes que hacer lo que te guste, lo que ilusione, lo que te haga feliz, no lo que te digan terceros o lo que socialmente esta bien visto o de moda. Los padres intentan ayudar siempre dando buenos consejos, aun así tienes que hacer en lo que piensas que puedes ser bueno, el mejor por que disfrutando será la manera de triunfar.

Me habría gustado que en el colegio me hubieran contado opciones de estudios superiores y sus aplicaciones o saber cómo estaba el mundo laboral por sectores y la demanda de los mismos. Es importante buscar una aplicacion a los años de formación universitaria.

La carrera en muchos casos es una etapa mas en la vida, y no siempre terminas ejerciendo de lo que has estudiado. Los idiomas son IMPRESCINDIBLES. Y la capacidad de relacionarte con terceros, desarrollar la inteligencia emocional... Estamos en un mundo muy globalizado y cada vez vamos a necesitar trabajar más en equipo, las individualidades carecen de valor en el mundo de la empresa. Hay muchas habilidades que tendrás que desarrollar durante los años de experiencia laboral que te ayudarán, como pueden ser la gestión de tiempo, disciplina, calidad humana, generosidad, creatividad, perseverancia, etc. Son valores y habilidades que no se estudian en la carrera y que en muchos casos serán de mayor utilidad".

9. Sofía Benjumea, directora de Campus Madrid (Google). Licenciada en Económicas. 33 años

"Tienes claro que tu trabajo, la profesión que elijas, tendrá que ser parte de ti. En esta época tienes vocación de periodista, lo tienes clarísimo, pero, sin embargo, te recomendarán que estudies otra cosa para luego aprender el oficio. Y así lo harás. Estudiarás Empresariales en España y Francia y al acabar, para disgusto de algunos, te darás cuenta de que cuatro años de Económicas no lograrán acabar con tu deseo de ser periodista, así que seguirás adelante con el Master de El País. Durante más de cinco años ejercerás en medios y pese a haber perseguido una vocación no te sentirás realizada. Te cansarás de contar lo que otros hacían y querrás crear algo, tener impacto.

Decidirás dejar el trabajo y te embarcarás en un MBA entre Madrid y Los Angeles. Una experiencia única que te abrirá los ojos a un mundo lleno de oportunidades. Te darás cuenta de que puedes hacer lo que quieras. Tendrás que apoyarme en tus aptitudes, ser ambiciosa y trabajar duro.

Ese cambio de carrera te llevará a emprender y fundar Spain Startup y después te unirás a Google para lanzar Campus Madrid, un espacio para emprendedores.

Mirando atrás te diría, mi yo del pasado, dos cosas clave. Atrévete a pensar en grande y no te pongas barreras a ti misma. Puedes ser lo que quieras, la clave está en el trabajo duro, la perseverancia y la pasión.

Por otro lado, no creas que estás tomando una decisión que no tiene vuelta atrás. La vida es muy larga y puedes cambiar de carrera las veces que quieres. No dejes de formarte y no tengas miedo a cambiar de camino si es lo que realmente quieres. Eres tu propio proyecto y como cualquier empresa de éxito tiene que estar siempre innovando, pivotando y respondiendo a los cambios del mercado.

Y lo más importante, busca un trabajo que te haga feliz, que de verdad te importe. Le vas a dedicar una gran parte de tu vida y tiene que ser parte de ella".

10. Rosa Nieves León, CEO Printed Dreams. Licenciada en Arquitectura. 27 años

"Quién me diría a mí que tendría la oportunidad de volverte a hablar (MI YO con 18 años) es algo maravilloso, vengo del futuro para darte confianza en ti misma y en tus decisiones.

Salir de Alcaudete para estudiar en Madrid Arquitectura es la mejor oportunidad que te ha dado tu familia. Conocerás gente que estará contigo muchos años y guiará tu camino. No te martirices por si la decisión de la carrera ha sido la adecuada, todas las carreras te dan habilidades que te servirán en el futuro; igual no ejerces como arquitecta pero eso no importa, lo importante es la capacidad que te ha proporcionado para trabajar y gestionar situaciones complejas.

La carrera será dura pero tú resistirás mucho más, ¡SIGUE LUCHANDO! Serás la primera de tu promoción, cosa que en un principio creerás que no ha servido para nada (terminarás en 2012, justo cuando una gran crisis azota España). Pero las habilidades, el esfuerzo y tus inquietudes te darán una gran recompensa.

Gracias a una idea loca de un amigo -¡CREA una IMPRESORA 3D!- y como apoyas a cualquiera que se ilusiona, juntos os embarcaréis en una gran aventura llamada Printed Dreams. Tus sueños y los sueños de los demás serán vuestro futuro.

Tu universidad y amigos serán un gran pilar en este emprendimiento, lo importante es que tú te lo creas y luches como has luchado todos estos años en tus objetivos. El comienzo será duro, ¡TE INFORMO! No cobrarás como cobran ahora los arquitectos y trabajarás más horas que un reloj, pero lo importante es que tanto tu socio Borja como tú lo haréis encantados y el esfuerzo comenzará a tener su recompensa.

Ahora cuando pienso en ti, ¡me río! Todo me parecía un mundo y me hubiera gustado que alguien me hubiera dado una bola de cristal para verme. La experiencia cada día me dice que siga mi intuición y lo que me ilusiona no sé si será mi futuro, ni cuál será el camino, solo sé que haciendo cosas que te gustan el tiempo pasa más rápido. Lo importante no es lo que estudies o lo que hagas sino que seas el MEJOR en ello.

Te daré mi último y gran secreto: todo tu esfuerzo tiene cada día una gran recompensa y es poder ayudar y ser referencia ante diferentes personas y sectores".

11. David del Val, consejero delegado de Telefónica I+D. Ingeniero de Telecomunicación, 46 años

"Para conseguir lo que quieres es siempre conveniente seguir el camino más fácil. Con fácil no me refiero al camino de menos esfuerzo, sino al que tenga las mayores probabilidades de éxito. Si quieres ir a estudiar a Stanford, como acabarás haciendo, la manera más fácil será trabajar duro para conseguir un excelente currículum que te facilite el acceso. La difícil hubiera sido no hacer nada y esperar que por suerte o por azar te admitieran.

Tu vida profesional va a pasar por varias fases. Durante unos años tendrás una responsabilidad en una empresa, luego saltarás a otra, y poco a poco irás escribiendo tu carrera. Te recomiendo que te hagas dueño de este proceso. Piensa a largo plazo donde quieres estar dentro de 20 años, de 10, de 5 y de 1. Sé consciente de en qué fase te encuentras y de qué tienes que hacer para pasar a la siguiente fase. Tienes que ser capaz de construir tu curriculum y no dejar que las cosas te pasen por casualidad.

Para poder cambiar de fase cuando tu visión a largo plazo así lo dicte, es importante estar dispuesto a salir de tu zona de confort. Si algo parece arriesgado, probablemente es porque merezca la pena. Si quieres cambiar, exponte al cambio con valentía y voluntad de explorar. Y estate atento a los momentos difíciles donde todo parece desmoronarse: suelen indicar la llegada de una gran oportunidad para redirigir tu carrera.

También tendrás que entender que en la vida profesional no siempre estás en la disposición para iniciar una etapa concreta. Ahora que eres joven tienes menos ataduras y puedes iniciar las aventuras más arriesgadas. Un buen comienzo de la vida profesional sería trabajar en una start-up; te servirá como una experiencia profesional inestimable y te dotará de una experiencia que aumentará tu empleabilidad. Y encima te puede ir bien económicamente".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne