"Gritar a los neonazis no iba a servir, así que protestamos con un beso"

Gregor Eistert cuenta a Verne por qué decidió protagonizar un beso gay frente a la manifestación neonazi del pasado sábado en Madrid

  • Comentar
  • Imprimir
Manifestantes este sábado en la marcha convocada por Hogar Social en Madrid. El beso puede verse a partir del minuto 01:10. / / Atlas

Gregor Eistert es un estudiante austriaco de Erasmus que cursa un Grado de Estudios Hispánicos en la Universidad de Alcalá de Henares y vive en Madrid desde hace 10 meses. El pasado sábado, estaba paseando por la Plaza del Dos de Mayo junto a su amigo David Fernández cuando ambos se encontraron con la manifestación organizada por grupo neonazi Hogar Social de Madrid. Más de mil personas gritaban en favor de "los derechos de los españoles por encima de los no nacionales". Su pancarta principal rezaba: "Defiende España, defiende a tu gente".

"David y yo decidimos hacer algo, mostrar nuestro desacuerdo. Nos parecía inútil gritar cuando ellos ya estaban gritando, así que David cogió mi mano", explica Eistert a Verne en conversación telefónica. Su gesto hizo que  algunos de los manifestantes comenzaran a insultar a la pareja, a los que llamaban "sidosos" y "maricones".

"Entonces, comenzamos de forma espontánea a besarnos y aumentaron los gritos en contra de nuestro beso. España es un país libre y sabíamos que era nuestro derecho", relata el estudiante.

La imagen que refleja el momento se ha convertido en viral en las redes sociales y quedó registrado en vídeo por la periodista Esther Rubio. El agente de policía que aparece en el margen derecho de la fotografía interrumpió el beso y empujó a David y a Gregor para alejarlos de la manifestación.

"Entiendo que solo quería protegernos a nosotros y a los vecinos del barrio, que nos estaban defendiendo, aunque las formas no fueron las más adecuadas. Sencillamente no quería tumulto", dice el austriaco.

La pareja decidió situarse en otro punto de la plaza del Dos de Mayo y repetir el beso, aunque Gregor desconoce si hubo registro de este segundo gesto. De nuevo llegaron los insultos y un policía les pidió "de forma muy educada" que se apartaran de la manifestación, así que decidieron marcharse, explica Eistert.

Hace años, este estudiante austriaco ofreció una charla TED en Salzburgo en la que hablaba sobre la tolerancia y sobre su experiencia como gay en su país. "Tolerar no es lo mismo que aceptar", defiende el estudiante.

"En mi experiencia, creo que Madrid es mucho más tolerante que Austria, ya que nunca había recibido aquí un insulto por mi condición sexual hasta ahora. Sé de cierta crispación por los periódicos y, cuando ocurre una manifestación de este tipo, el Gobierno debe analizar qué problemas tiene el país cuando surgen cosas así", opina Eistert.

Otras protestas en forma de beso homosexual

No es la primera vez que un beso homosexual arrasa en las redes sociales. A continuación se pueden encontrar otros ejemplos recientes.

A pesar de no ser homosexuales, Julia y Auriane, decidieron besarse en 2012 ante una manifestación convocada en la localidad francesa de Marsella en contra del matrimonio gay. Lo hicieron "como gesto de solidaridad", declararon en su día. El momento fue captado por el fotógrafo de la agencia francesa AFP Gerard Julien.

El canal de televisión Al Jazeera realizaba en noviembre de 2011 una emisión en directo desde la sede del PP, en la calle Génova de Madrid, con motivo de las elecciones generales en España. Entre los seguidores del partido de Mariano Rajoy, aparecieron dos hombres que comenzaron a besarse ante la cámara.

Cuando el papa Benedicto XVI visitó Madrid en el verano de 2011, se hizo muy popular esta imagen de una pareja gay besándose coincidiendo con el paso del papamóvil, de camino a la Cibeles.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne