No, los maestros de Oaxaca no avientan tlacuaches en sus manifestaciones

Una fotografía se ha identificado como una escena de los recientes enfrentamientos en el Estado. Es en realidad de un ritual prohibido en Yucatán

  • Comentar
  • Imprimir

Una fotografía muestra a un hombre sujetando por la cola a un tlacuache (marsupial mexicano) en una calle tumultuosa. Desde el 20 de junio se ha compartido un centenar de veces en redes sociales porque se ha identificado erróneamente como una escena de una manifestación de maestros en Oaxaca. El 21 de junio, Vice México publicó la fotografía original en su cuenta de Instagram con un mensaje explicando que la imagen es parte de uno de sus reportajes sobre un polémico ritual realizado en Yucatán.

No es posible detectar qué cuenta o usuario inició el rumor. A través de la herramienta Spike, descubrimos que la imagen comenzó a compartirse en Twitter en la tarde del 20 de junio con los hashtags #OaxacaLucha #OaxacaGrita. Otros tuits incluían frases como “Qué culpa tiene el tlacuache de los enfrentamientos entre policías y maestros”. Ese día, surgieron decenas de bromas en Facebook y los hashtags en Twitter #prayfortlacuache y #todossomostlacuache. A pesar de la aclaración de Vice, la fotografía y las bromas sobre esta siguen surgiendo en redes.

Vice México publicó la fotografía como parte de su artículo sobre Kots Kaal pato, una ceremonia celebrada en Citilcum, un pueblo al este de Mérida en Yucatán. Los habitantes llenan una piñata de iguanas y tlacuaches para luego romperla a palazos, en consecuencia los animales mueren, explica el artículo. Si llegan a sobrevivir, son golpeados o lanzados hasta morir. Más tarde se cuelgan patos desde una estructura alta de madera. Los pobladores deben alcanzarlos y bajarlos de la estructura, lo que ocasiona que los animales mueran por fracturas o mutilaciones. El artículo incluye una serie fotográfica, que incluye la del tlacuache. Su autor, Hugo Borges, declinó hablar con Verne por cuestiones laborales.

El estado de Yucatán, a través de un acuerdo con la organización Humane Society International (sociedad protectora de animales), prohibió el ritual en abril de 2016. Un año antes, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) había recomendado al Estado tomar acción contra la práctica. Según la web de Humane Society, la celebración se realizaba cada abril como un tributo a San Bartolo para acelerar la época de lluvias. “Eventos como estos promueven el abuso de animales y dañan la imagen de México ante el mundo", comentó Felipe Márquez, representante de la organización en un comunicado. "Seguiremos trabajando con las autoridades de Izamal (población vecina de Citicum que también realizaba la ceremonia) para asegurar que esta prohibición siga en pie”.

Gobierno de Morelia, UNAM

El tlacuache o zarigüeya de orejas negras es el único marsupial que habita en México. También se puede encontrar en Centroamérica, Perú y Bolivia, según datos del Instituto Smithsonian. Su nombre deriva de la palabra náhuatl tlacuatzin que se puede traducir como el pequeño que come fuego. Una leyenda prehispánica cuenta que el tlacuache perdió el pelaje de su cola por acercarse a una hoguera propiedad de los dioses, según un artículo de la UNAM. Aun así logra esconder una brasa proveniente de la hoguera en su marsupio (bolsa donde carga a sus crías) para luego compartirlo con la humanidad y así es como tenemos fuego.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne