"Nuestras hijas no ven colores": el discurso por la diversidad de una familia interracial

"Solo me diferencio de mi hermana en las mejillas", dice la hermana mayor, según la madre

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

El grupo en Facebook Love what matters (El amor es lo que importa) comparte de forma diaria historias de amor que les mandan sus seguidores. La que publicaron el 12 de abril ha llamado la atención de muchas personas en internet. Una mujer estadounidense blanca casada con un hombre negro cuenta la historia de sus hijas: la primera nació con el tono de piel del padre y la segunda con el de la madre. Este su post en Facebook (debajo tienes la traducción íntegra en español).

"Mi marido, Cortez, y yo nos conocimos hace casi nueve años a través de amigos comunes de aquí, Cedar Rapids (Iowa). Hemos estado casados durante algo más de tres años. Crear una familia era algo muy importante para nosotros y fuimos bendecidos al quedarme embarazada de nuestra primera hija pocos meses después de casarnos.

Cuando nuestra hija, Willimina Daisy, nació todo el mundo me decía que era la viva imagen de su padre. Así que cuando supimos que esperábamos una segunda hija, Valentina Janie, bromeaba con que iba a ser una 'mini' yo. Ver a nuestras hijas crecer e interactuar es el mejor regalo del mundo.

La única diferencia que Willimina ve en su hermana pequeña es que ella tiene mejillas grandes. ¿Me preocupa que crezcan en este mundo loco de colores de piel diferentes? No, en absoluto. Mi marido y yo las educaremos sin diferencias, tratándolas sin diferencias y, sobre todo, queriéndolas sin diferencias.

Los niños no ven colores y el amor está formado por todos los colores del arcoíris. La genética hace locuras y el color de la piel no importa a los ojos de los niños.

¡El amor es el amor!

La historia ha sido compartida más de 1.600 veces desde el miércoles. Muchas familias han empatizado con la historia que cuenta esta mujer de Iowa, subiendo fotos de sus hijos con colores de piel distintos en los comentarios de la publicación. Estos son algunos ejemplos.

Mi hija de 20 meses se parece a su padre y la de cinco meses a mí. Oh, si te preguntas a qué están prestando atención es que estaban viendo 'Caillou', pero ese es otro tema
Esperaba que mi segundo bebé se pareciera a su hermana mayor y que ambas se pareciesen a su papá. Bueno, ¡tuvimos una rubia por sorpresa!
¡Lo mismo nos pasó a nosotros! La gente siempre nos preguntaba si él era nuestro padre. Cuando decía que sí, contestaban "pero si ella es blanca". Jajaja, ¡¡¡pues como nuestra madre!!!
¡Me encanta esto! Nuestra hija más mayor tiene el pelo oscuro y los ojos marrones. Cuando nació era idéntica a mi marido. La más pequeña tiene el pelo rubio y los ojos azules, y es igual que yo cuando era un bebé. Es una locura cómo funciona la genética. ¡Me encanta!

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne