Así se llevó el oro Diana Coraza, la velocista mexicana ciega en el Mundial de Londres

Con 17 años de edad, la poblana ya cuenta con cuatro medallas

  • Comentar
  • Imprimir

De las nueve medallas que México ganó en el Mundial de Paratletismo Londres 2017, solo una es de oro y pertenece a Diana Laura Coraza, una joven ciega de 17 años de edad y originaria de Puebla. Se llevó el primer lugar en los 800 metros T11, pero ahí no acaba su mérito en esta competición, también obtuvo una medalla de plata en las competencia de 400 metros planos T11, la categoría para corredores con el nivel más alto de discapacidad visual, de acuerdo con la clasificación del Comité Paralímpico Internacional. “Tener una discapacidad es un reto, es una forma de vida muy complicada pero que también tiene tener muchas satisfacciones”, dice a Verne vía telefónica.

El triunfo de Coraza se ha difundido ampliamente en redes sociales: un video en Facebook en la página Repsodia del momento de su competencia en el Mundial, celebrado entre 14 y 23 de julio,  acumula 6,1 millones de reproducciones en 48 horas.

Varios usuarios en Twitter la felicitaron, incluida la youtuber Yuya cuyo tuit acumula más de 300 retuits en tres días.

Pero antes de que llegara el oro, esta joven estuvo a punto de tirar la toalla. “Había sido una semana muy larga de competencias muy duras de eliminatorias, finales y semifinales y ya habíamos conseguido la medalla de plata”, cuenta. “En la final de los 800 me encontraba físicamente mal, pero emocionalmente sabía que ya estaba ahí y que no habría otra oportunidad, eso me hizo llegar a la meta”.

A su corta edad, esta poblana ya tiene un importante historial en el mundo del deporte. Inició en el atletismo a los siete años y empezó a practicarlo de tiempo completo a los 12 años, cuando perdió la vista totalmente por glaucoma congénito, un padecimiento que afecta 1,4 millones de personas menores de 15 años con ceguera irreversible, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Tras participar en varias competencias nacionales en 2015, obtuvo sus dos primeras medallas a nivel internacional en el Mundial de Especialidad en Corea. Coraza no participó en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, por lo que su siguiente objetivo es Tokio 2020. “Mi meta personal es tener una medalla en juegos paralímpicos, estos resultados son una gran motivación”, dice.

Por su grado de discapacidad, la competencia exige que un guía le asista a lo largo de la competencia. Jorge Gaspar, joven de 21 años y originario de la Ciudad de México es su compañero de carreras desde los juegos Para Panamericanos de Toronto 2015. Él dice a Verne que aunque el camino no ha sido fácil para Diana, ella ha sabido salir adelante con pocos recursos. “El éxito tiene que ver con la mentalidad de cada atleta”, comenta vía telefónica. “Mira a Diana, ella nunca ha dejado que su discapacidad la haga menos, ella lo ha logrado empezando desde abajo”.

La dupla que consiguió el oro para México en los 800 metros está dispuesta a prepararse con fuerza aunque los retos sean grandes para asegurar un lugar en Tokio en tres años “Hay que luchar por nuestras metas y sueños y hay que aferrarse a ellos”, dice la medallista.

Ya que estás aquí...

El atletismo fue uno de los ocho deportes que iniciaron en los primeros Juegos Paralímpicos en Roma, 1960 y hoy es una de las principales disciplinas para deportistas con alguna discapacidad.

De acuerdo a la discapacidad de los atletas se realiza una clasificación que designa el tipo de prueba y el grado de discapacidad. Para esta competencia, T (del inglés track) se utiliza para competición de pista y los números del 11 al 13 (11 es para ciegos y 13 para el menor grado de discapacidad visual).

La Federación Internacional de Deportes para Ciegos (IBSA, por sus siglas en inglés) agrupa 15 deportes para 132 países en el mundo.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne