Mentiras en busca de retuits: algunos de los bulos más compartidos sobre el atentado de Barcelona

Las fuerzas de seguridad salen a desmentir rumores de otros atentados popularizados en redes

  • Comentar
  • Imprimir

El atentado de Barcelona, en el que una furgoneta ha atropellado a una multitud en La Rambla, deja ya al menos 13 muertos y más de 100 heridos. Además, los Mossos han abatido durante la madrugada de este viernes a cinco terroristas que planeaban otro atentado en Cambrils. A través de las redes sociales muchas personas han querido mostrar su solidaridad con las víctimas con mensajes de ánimo e iniciativas como #BedInBarcelona, donde la gente ofrece refugio y alojamiento. También hay quien ha intentado aprovecharse de esa solidaridad divulgando bulos sobre personas desaparecidas e imágenes falsas de supuestos terroristas. [Sigue toda la información del atentado en El País].

Han circulado por WhatsApp diferentes mensajes falsos que alertan sobre un aumento en el  nivel de alerta antiterrorista, pasando del nivel 4 al 5. La Policía Nacional ha advertido en Twitter de la falsedad de este bulo, especificando que España sigue en el nivel de alerta 4. El bulo que desmiente Policía Nacional cita como fuente de la información falsa a un supuesto amigo policía, una estructura clásica que siempre nos debe hacer sospechar de la veracidad del mensaje. El texto es exactamente el mismo que el que ha circulado por WhatsApp en otras ocasiones, a veces tras otros atentados.

La Guardia Civil también ha alertado sobre la falsedad del mismo mensaje. Tras el atentado de Barcelona, otros bulos han captado la atención de usuarios de redes sociales. Por ejemplo, se propagó el rumor de otro incidente terrorista en Reus (Tarragona). Los Mossos d'Esquadra desmintieron el bulo en Twitter. Como Policía Nacional y Guardia Civil, insisten en que solo se difunda información de organismos oficiales.

Emergencias de Cataluña también se ha pronunciado en Twitter para intententar detener algunos rumores falsos. En el siguiente mensaje, advierten de la falsedad de otros ataques en otras zonas de Barcelona: "Si hay nuevos incidentes INFORMAREMOS. NO hay atentados en Vilassar, Arco del Triunfo... ¡Son rumores!". Estos rumores falsos se difundieron, en parte, gracias a audios de WhatsApp.

Algunos de los mensajes que más rápido han crecido en redes han sido tuits de personas que fingían estar buscando a un familiar o conocido desaparecido en los atentados. Solo se trataba de una forma de llamar la atención que en muchos casos ha surtido efecto: el mensaje que aparece a continuación, por ejemplo, ha superado los 1.000 retuits en sus primeros 10 minutos.

Poco después de su publicación, algunos usuarios han empezado a dudar de su autenticidad. El autor, en vez de retractarse, se reía de lo que había provocado: "Ya se han dado cuenta de que soy un troll", escribía en otro mensaje. Poco después, su cuenta fue desactivada.

No ha sido el único mensaje de este estilo. Otra publicación similar también ha superado los 1.000 retuits en sus primeros minutos para ser borrada poco después. Buscaba a un joven llamado Alfonso:

Alfonso existe. Es un joven mexicano que desde hace unos años se ha convertido en un desafortunado meme. Cada vez que hay un atentado, muchos trolls fingen que el joven estaba entre los autores o las víctimas.

Además de búsqueda de falsas víctimas, también ha habido casos más peligrosos, como este mensaje pidiendo la difusión de la imagen de un falso terrorista.

No es raro que aparezcan en Twitter este tipo de mensajes tras unos atentados. Después de los ocurridos en Manchester el pasado mayo también surgieron tuits falsos sobre personas desaparecidas. Uno de los afectados fue el youtuber TheReportOfTheWeek, al que un mensaje daba por desaparecido. Tuvo que publicar un vídeo desmintiéndolo.

Antes de compartir este tipo de mensajes puede ser de utilidad buscar la imagen en Google antes de dar retuit. En el caso de Alonso, por ejemplo, la búsqueda de la fotografía ofrece información relacionada con el meme y puede comprobarse fácilmente que se trata de una foto antigua. Google explica el proceso en este enlace. Hay otras formas de comprobar la historia digital de una foto. Te las explicamos en este artículo.

Cuándo sospechar de la información que nos llega tras un atentado

Jaime Rubio

Con este tipo de noticias, es comprensible que la información tarde en confirmarse más de lo que nos gustaría y que incluso en los primeros momentos sea contradictoria. Para evitar ser víctima de rumores que luego se confirman falsos y para no contribuir a su difusión, hay que procurar recordar unos consejos básicos, de los que ya hemos hablado en ocasiones anteriores.

1. Hay que buscar información en fuentes oficiales. En el caso de Barcelona, puedes seguir cuentas como Policía, Guardia Civil, los Mossos, Emergències Catalunya o 112.

2. No te fíes de los medios de comunicación que no conoces: si no sabes de qué medio se trata, ni lo sigues, ni lo lees habitualmente, no compartas su información. También hay que desconfiar de los medios que tienen demasiada prisa por informar: en estos casos, la información se va confirmando poco a poco y en espera de lo que digan las fuentes oficiales. Los medios que intentan ir demasiado deprisa pueden caer en el error de difundir rumores.

3. Piénsatelo antes de hacer retuit de información alarmista que no está confirmada. Si te llega un bulo y lo detectas, informa a quien te lo ha mandado o a quien lo haya publicado en sus redes. En este sentido, hay que desconfiar especialmente si la información no está confirmada o viene de fuentes indirectas, como "un amigo que está allí...". Esto no quiere decir que mientan, ni mucho menos: simplemente no sabemos si tienen toda la información. Como escribía en Twitter el periodista de Le Monde Samuel Laurent, hay cuentas yihadistas que difunden información falsa.

4. Recuerda que habrá también bulos los próximos días. Como apunta Le Monde,hay que evitar compartir los mensajes que en ocasiones se difunden después de un atentado y que aconsejan, por ejemplo, no usar un determinado medio de transporte por rumores de nuevos ataques. Se suele tratar de rumores sin ningún fundamento y hay que desconfiar si no hay confirmación en primera persona de fuentes oficiales como la policía o el Ministerio del Interior.

5. También hay maneras de falsear titulares, como pasó con esta noticia falsa de El PAÍS sobre el ébola. Si se recibe una imagen (no un enlaceI) con lo que parece una noticia de un medio de comunicación, se puede acudir a la propia web para comprobar la veracidad o realizar esa búsqueda en Google ("titular" site:[web del medio: ejemplo elpais.com]).

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne