Ese teléfono que empieza por 7 y 8 no es un timo (y cuesta lo mismo)

Algunos negocios se sienten incómodos cuando reciben un teléfono que empieza por 8 porque parece de tarificación adicional

  • Comentar
  • Imprimir
Anabel Bueno
Anabel Bueno

Suena el teléfono. En la pantalla aparece un número que no pertenece a tu agenda de contactos. Tiene 9 dígitos, como el resto de los teléfonos españoles, pero empieza por 7. Y dudas en cogerlo. Por varias razones, se decidió que en España los móviles empezaran por 6, pero los que empiezan por 7 son igualmente válidos. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital lo explica a Verne.

En España, hay más líneas de teléfono móvil que habitantes. A finales del año pasado, la cifra superaba los 51 millones. Es algo que ocurre desde hace más de una década. Por eso, la escasez de números obligó a que se ampliaran con el rango 7 hace ya tiempo, en 2011. Así lo establece el Plan Nacional de Numeración.

Sí, los móviles pueden empezar por 71, 72, 73 o 74

De momento, solo se han ocupado los subrangos que comienzan del 71 al 74, explican a Verne desde el Ministerio. La ampliación la establece la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Es la que asigna esos números a los operadores telefónicos, que los van distribuyendo a sus clientes en función de sus necesidades.

Si se advirtiese de nuevo escasez, se atribuirían esos otros subrangos que quedan en reserva y que todavía no están en uso (75, 76, 77...). Parece que está medida no llegará a corto plazo.

La sequía de números no es un asunto estrictamente español. En los países desarrollados muchos usuarios cuentan con más de una línea, y se calcula que para 2020 habrá más personas en el mundo con móviles que con acceso a la electricidad o el agua corriente.

No hay que temer llamar a estos teléfonos móviles españoles que empiezan por 7. Ninguno de ellos son de tarificación especial. Cuesta lo mismo que a cualquiera que empieza por 6, confirman desde el Ministerio.

¿Y que pasa con los que empiezan por 8?

Los números de teléfono que comienzan por un 8 nacieron por la misma razón, solo que en este caso se adjudican a líneas fijas. Los distintos indicativos provinciales se resumen en un mapa que aparece en la guía práctica del usuario del Plan Nacional de Numeración, publicada por el Gobierno de España a finales de 2016.

Son idénticos a los de siempre, aunque cambiando el 8 inicial. En Valladolid, el 883 es igual de válido que el 983; y en Granada pasa lo mismo con el 958 y el 858. De hecho, se implementaron antes: la medida aparecía en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 18 de agosto de 2005.

Al igual que con los móviles, los operadores pueden asignar estos números de teléfono fijos a sus nuevos clientes, ya sean empresas o particulares. Algunos dueños de negocios suelen sentirse incómodos cuando reciben un teléfono que empieza por 8 porque, en este caso, sí son parecidos a algunos números de tarificación adicional. Los clientes temen que se les cobre más por llamar a informarse, cuando no es cierto.

Si vamos a solicitar un alta nueva y se nos adjudica un número que empiza por 8 o por 7, la compañía telefónica no está obligada por ley a cambiarnos el número. Aunque nada le impide acceder a la petición de un cliente potencial si existen vacantes que empiecen por 9.

Consultado por Verne, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital aclara cuáles son los teléfonos de tarificación especial.

Tienen coste extra por minuto: Suelen ser los 803 (con contenidos para adultos), los 806 (destinados al ocio y entretenimiento) o los 807 (con contenidos profesionales). La ley establece que la duración máxima de la llamada sea de media hora, ya que pueden llegar a costar más de 3 euros al minuto sin IVA. Antes del acceso a los contenidos, el usuario deberá ser informado del precio de la llamada, el nombre del proveedor y el tipo de servicio

Tienen coste extra fijo: Los famosos 905. Son los teléfonos que se usan en los concursos y votaciones masivas, generalmente empleados por las cadenas de televisión y radio. En este caso no se factura por minuto, sino por llamada completa. Por eso son números a los que se invita a llamar más de una vez, ya sea para votar a un favorito en un concurso o para entrar en un sorteo en el que se tiene más posibilidades de ganar cuantas más veces se llama. El coste puede llegar a ser hasta de 1,7 euros sin IVA por llamada.

Son gratuitos: Líneas 800 y 900. Son conocidos como números de cobro revertido automático, es decir, que son gratuitos para quien llama, ya sea desde un fijo o un móvil. A veces solo se puede llamar desde un fijo por decisión de quien establece la línea. Está en su derecho de hacerlo, según la guía práctica del Plan Nacional de Numeración.

Tienen un coste similar al de una llamada normal: Líneas 901 y 902. Se utilizan por empresas y entidades públicas y privadas, para evitar hacerse cargo del coste total de la llamada. No son gratuitas para quien llama, pero las tarifas son las habituales en cualquier tipo de comunicación privada. No suelen incluirse en las tarifas planas que contratamos a los operadores como Orange o Movistar. Por lo general, el coste de los 901 se divide entre quien llama y quien recibe la llamada (aproximadamente 1,5 céntimos de euros por minuto desde un fijo y 25 céntimos por minuto desde un móvil) y el 902 lo paga en su totalidad quien está llamando (unos 7 céntimos por minutos desde fijo y 40 céntimos por minutos desde móvil).

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne